EE le explica: El polémico mecanismo con el que Trump busca reestablecer sanciones a Irán

Noticias destacadas de El Mundo

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, buscará en la sede de las Naciones Unidas activar una cláusula que recuperaría las sanciones internacionales contra Irán. Este movimiento lo tiene enfrentado con los pesos pesados dentro del organismo, que se resisten a dar por terminado el acuerdo nuclear firmado con Teherán.

Estados Unidos buscará activar pronto un controvertido procedimiento para imponer al Consejo de Seguridad de la ONU el restablecimiento de todas las sanciones internacionales contra Irán.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, visitará este jueves Nueva York para impulsar en la ONU una cláusula, conocida como “snapback”, con el que se restablecerían las sanciones internacionales a Irán que fueron levantadas en 2015.

En los últimos meses, Irán ha incumplido algunos de sus compromisos en respuesta a la ruptura del pacto por parte de EE.UU. y a la imposición de sanciones unilaterales por parte de Washington.

Sin embargo, las potencias europeas, al igual que China y Rusia, cuestionan que Estados Unidos tenga derecho a usar ese mecanismo en la ONU dado que abandonó el pacto de 2015 y dejó de cumplir con sus compromisos, por lo que se espera ahora una nueva batalla en el Consejo de Seguridad.

¿Por qué ahora?

El movimiento llega después de que el pasado viernes Estados Unidos no lograra que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobase una resolución para extender el embargo de armas sobre Irán, que vence el próximo octubre.

El texto impulsado por Washington únicamente logró el apoyo de la República Dominicana, mientras que Rusia y China votaron en contra y las potencias europeas se abstuvieron.

Ya desde antes de la votación, la Casa Blanca venía advirtiendo de que si no se extendía el embargo podría invocar una cláusula que forma parte del acuerdo nuclear de 2015 y que fue diseñada para volver a imponer sobre Teherán todas las sanciones de la ONU que se habían levantado, pero solo en caso de que se comprobara que había violado el pacto.

¿Cuál es el argumento de Washington?

Estados Unidos se apoya ahora en una interpretación jurídicamente contestada. Pompeo pretende reivindicar para Estados Unidos el estatuto de "participante" de ese acuerdo pese a que ya se ha retirado.

Según el acuerdo de 2015, los estados "participantes" pueden denunciar unilateralmente a un signatario por no respetar sus compromisos. Ese procedimiento permite alcanzar en 30 días el restablecimiento de las sanciones sin la posibilidad de que otros socios, como China o Rusia, puedan vetarlo.

Empero casi todos los otros miembros del Consejo de Seguridad, incluidos aliados europeos de Washington, contestan esa interpretación y es poco probable que acepten restablecer las medidas punitivas.

"Tenemos expectativas de que todos los países verán que es de su propio interés respetar la resolución del Consejo de Seguridad", dijo empero Pompeo.

“Esperamos que todos los países del mundo respeten sus obligaciones; incluidos los 5 P”; como se denomina a miembros permanentes del Consejo y con poder de veto (Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido.

¿Qué puede pasar?

En principio, una vez que Estados Unidos haga oficial su solicitud, el Consejo de Seguridad tendrá un plazo de 30 días si quiere aprobar una resolución que mantenga el levantamiento de las sanciones.

Si eso no ocurre, se volverían a imponer automáticamente todos los castigos que pesaban sobre Irán antes de 2015, incluido el embargo de armas, una prohibición de actividades de desarrollo atómico y castigos contra personalidades y entidades.

A priori, dado que tiene derecho de veto en el Consejo, Estados Unidos puede frenar la adopción de cualquier resolución y, sobre el papel, forzar el restablecimiento automático de las sanciones.

En los últimos meses, varios países han advertido de que eso supondría el fin del acuerdo nuclear, que por ahora Irán y las potencias firmantes -al margen de Estados Unidos- siguen tratando de mantener con vida.

Comparte en redes: