“El primer abrazo en pandemia”, la imagen del año para el World Press Photo

Noticias destacadas de El Mundo

Este es el retrato del abrazo entre una mujer de 85 años y una enfermera a través de una cortina de plástico, la realidad de una pandemia que ha dictado el distanciamiento social.

El fotógrafo danés Mads Nissen ha sido galardonado este jueves con el prestigioso premio del World Press Photo por capturar la mejor foto del año: el primer abrazo en cinco meses entre una mujer de 85 años y una enfermera a través de una cortina de plástico, la realidad de una pandemia que ha dictado el distanciamiento social.

La imagen se tomó el 5 de agosto de 2020 en la residencia Viva Bem de la ciudad brasileña de São Paulo y representa a la anciana Rosa Luzia Lunardi y la enfermera Adriana Silva da Costa Souza, dos mujeres que se funden en un abrazo, separadas por un cortina gigante de plástico transparente que les impide el contacto físico real y evita contagios con el SARS-CoV-2, el virus que provoca el COVID-19.

Nissen explicó que “sintió la necesidad de hacer algo al respecto” cuando se “enteró de la crisis y el liderazgo pobre del presidente Jair Bolsonaro” en Brasil en 2020, momento en el que el país se vio fuertemente azotado por el coronavirus, algo que el líder brasileño llamó “una pequeña gripe”.

En esas fechas, las residencias de ancianos impidieron las visitas de los familiares, hasta que en verano, la cortina de plástico ofreció una alternativa en algunos de estos hogares para mayores, para que los residentes pudieran recibir alguna visita.

Hasta la fecha, Brasil ha registrado más de 13,7 millones de contagios y unos 362.000 muertos, desde que comenzó la pandemia en marzo del año pasado.

Le recomendamos: Un año de la pandemia, en fotos

Kevin WY Lee, miembro del jurado y fotógrafo, subrayó que este instante capturado por Nissen es “un símbolo de esperanza” y una “imagen icónica de la covid-19” que “conmemora el momento más extraordinario de nuestras vidas”, y describió que la fotografía le transmite”vulnerabilidad, seres queridos, pérdida y separación, desaparición, pero, lo que es más importante, también supervivencia, todo en una imagen gráfica”.

Es la segunda vez que Nissen se hace con el galardón. En 2015, fue premiado por “Jon y Alex”, que retrata de manera muy íntima a una pareja de homosexuales de San Petersburgo, una foto que era parte de un proyecto sobre la homofobia en Rusia.

Esta foto de la pandemia no es la única que se ha llevado un galardón en el World Press Photo. El premio de Historia fotográfica del Año ha sido para “Habibi”, del italiano Antonio Faccilongo, que relató de forma puramente humanista una historia de amor ambientada en uno de los conflictos más largos y complicados de la historia, la guerra israelí-palestina.

Este trabajo ha sido definido como “una obra maestra” y “una historia de lucha humana en el siglo XXI”, según Ahmed Najm, miembro del jurado, quien consideró que la serie “muestra otro lado del largo conflicto contemporáneo entre Israel y Palestina” y es una “historia de voces no escuchadas”.

Las manifestaciones del Black Lives Matter también tuvieron un hueco en este concurso. La narración digital “Reconstruyendo siete días de protestas en Minneapolis después de la muerte de George Floyd” (Holly Bailey, Matt Daniels y Amelia Wattenberger), ha sido la ganadora del World Press Photo Interactivo del Año.

Le puede interesar: En fotos: Un mundo sin gente por causa del coronavirus 

Este trabajo ofrece una “imagen completa de la primera semana de protestas” en Minneapolis tras el asesinato de Floyd por un oficial de policía, y es una pieza que “hace un uso sin precedentes del contenido generado por el usuario y combina y mapea 147 videos de transmisión en vivo”.

En las principales categorías también ha sido seleccionado, como Video Online del Año, el trabajo “Llamando desde Wuhan”, de Yang Shenlai / Tang Xiaolan, que cuenta a través de una serie de conversaciones telefónicas grabadas el relato de una familia en la ciudad china de Wuhan, el primer epicentro del COVID-19.

Los ganadores en las categorías principales recibirán 5.000 euros en concepto de galardón. Unos 4.300 fotógrafos y fotoperiodistas de todo el mundo enviaron sus trabajos, más de 74.000 piezas, a este prestigioso concurso, aunque sólo 45 de ellos pasaron el filtro del jurado del World Press Photo.

Varios nombres hispanos se han hecho con algún premio en otras categorías del concurso, destacando el documental “Parir en el siglo XXI”, del Laboratorio de Innovación Audiovisual de RTVE.es, la cadena pública valenciana À Punt Mèdia y la productora Barret Cooperativa, que ha sido seleccionado como “Historia digital interactiva” que contribuye a un debate “constructivo” sobre la realidad que rodea el parto.

El argentino residente en Barcelona Pablo Tosco también ha sido reconocido en la categoría de “Asuntos contemporáneos” por “Yemen: el hambre, otra herida de guerra”, que refleja las consecuencias de seis años de conflicto armado en el país árabe.

Comparte en redes: