El regreso de Cristina Fernández de Kirchner al Senado

Fernández y 22 senadores argentinos juran cargos que asumirán en diciembre.

Cristina Fernández, expresidenta de Argentina.AFP

Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina entre el 2007 y 2015, y otros 22 senadores que fueron elegidos en las elecciones legislativas de octubre en Argentina juraron hoy sus cargos en una ceremonia en la Cámara Alta, once días antes de que arranque su mandato oficialmente.

(Le puede interesar: El kirchnerismo no le gusta ni a Cristina Kirchner)

Kirchner, como era de esperarse, sobresalió entre sus colegas. El recibimiento para ella fue particular. El poder de influencia que tiene en su electorado quedó en evidencia cuando, entre cánticos, pancartas y gritos de apoyo, la exmandataria ingresó al recinto. No parecía haberla afectado que el tema de sus escándalos de corrupción durante su gobierno saliera nuevamente a la luz durante la campaña electorañ, ni la indagtoria que se vio obligada a rendir en los últimos días.

"Quieren atemorizar a la oposición, que no se hable del ajuste que se viene y que haya una oposición sumisa, pero conmigo no lo van a lograr", dijo Kirchner ante las acusaciones de malos manejos presupuestales en su contra. Siempre se ha defendido diciendo que todo se trata de los esfuerzo de Mauricio Macri, actual presidente, para desacreditarla.

Ese ya había sido su espacio en el pasado: entre 1995 y 1997 y después entre 2001 y 2007, justo antes de llegar a la Presidencia. Diez años después, volvió este miércoles acompañada por los diputados electos de su formación -Unidad Ciudadana- Vanesa Siley, Fernando Espinoza, Roberto Salvarezza y Fernanda Vallejos, quienes se sumaron a los aplausos y vítores que le dedicaron varias personas desde los palcos cuando prestó juramento.

Fue la segunda en hacerlo, justo por detrás de su rival en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, y con quien protagonizó la principal batalla de los comicios del 22 de octubre, el oficialista Esteban Bullrich.

Un conflicto que finalmente se saldó con la victoria de este sobre Fernández con cuatro puntos porcentuales más. En declaraciones a la prensa tras concluir la ceremonia, Bullrich afirmó que espera que la convivencia con Fernández sea "muy buena" para poder defender "juntos" a los bonaerenses y contribuir a que los argentinos "vivan cada vez mejor".

Asimismo, reveló que se felicitaron mutuamente tras prestar juramento y señaló que no hay "ninguna razón" para que la exmandataria no asuma su banca, pese a las causas judiciales en las que está implicada y ante las que gozará de inmunidad parlamentaria a partir de ahora.

La sesión estuvo presidida por la vicepresidenta y titular del Senado, Gabriela Michetti, quien fue la encargada de preguntar a cada nuevo legislador si juraba a la patria, por "Dios" y los "santos evangelios" desempeñar debidamente su cargo.

"En estos momentos de jura y donde uno se esta comprometiendo ante dios y, en todos los casos, ante la patria, creo que requiere cierta solemnidad lo que hacemos y me parece que eso estuvo en la ceremonia", valoró Michetti en declaraciones a los medios.