Educación y cultura en tiempos digitales

hace 35 mins

El “Superfiscal” de Perú le pide al nuevo Congreso que respete la lucha anticorrupción

José Domingo Pérez, encargado de investigar el escándalo de Odebrecht en Perú, se dirigió a los aspirantes al Congreso que luchan por una curul y les pidió que respeten las investigaciones sobre corrupción. La anterior mayoría parlamentaria controlada por el fujimorismo intentó obstruir los procesos varias veces.

José Domingo Pérez, fiscal encargado de investigar el escándalo de Odebrecht en Perú.AFP

El fiscal José Domingo Pérez, que investiga el escándalo Odebrecht en Perú, pidió este domingo al Congreso que surja de los comicios de este domingo que “respete” la lucha contra la corrupción, algo que la anterior mayoría parlamentaria fujimorista intentó obstruir.

“Le pedimos al nuevo Congreso que se respete la lucha contra la Corrupción”, declaró Pérez, apodado el "Superfiscal", quien tiene bajo la lupa a tres expresidentes y a la opositora Keiko Fujimori en el marco del caso de los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht, tras votar en los comicios legislativos en Lima. “Ésta es una oportunidad para decirle no a la corrupción. Hay que luchar contra este cáncer que afecta a los derechos fundamentales y a las instituciones”, agregó el fiscal con mayor prestigio en Perú, cuya investigación ha enfrentado obstáculos de políticos e incluso de uno de sus superiores.

La líder opositora Keiko Fujimori, quien puede ser enviada el martes de nuevo a prisión preventiva por un pedido de Pérez después de estar presa 13 meses, fustigó el sábado al implacable fiscal de 43 años. Pérez “ha tomado mi caso como una obsesión personal”, afirmó Keiko en las redes sociales en la víspera de la elección en la que su partido arriesga perder el control absoluto del Congreso.

“¡Siga adelante, héroe!”, le gritó a Domingo Pérez un hombre que también fue a votar al Colegio Adventista del distrito de Miraflores. En los medios peruanos y redes sociales circulan a menudo caricaturas de Pérez vestido con traje similar al de Superman o del Caballero del Zodiaco.  También le compusieron una canción, adaptación del popular tema “Eres casi el hombre perfecto”, y existe un “fan club” en Facebook que tiene 24.000 seguidores de este serio e incisivo fiscal. Vea también: “Ningún político en Perú está por fuera de la ley”: juez del capítulo peruano de Odebrecht

La mayoría parlamentaria fujimorista intentó bloquear las reformas anticorrupción del presidente Martín Vizcarra, por lo que éste disolvió el Congreso en septiembre y convocó nuevos comicios legislativos. Además, la mayoría fujimorista trató de blindar a altos magistrados investigados por corrupción, entre ellos un juez de la Corte Suprema que luego huyó del país y al anterior fiscal general, Pedro Chávarry.

El 31 de diciembre de 2018, Chávarry removió del caso Odebrecht a Pérez y a otro prominente fiscal, pero días después anuló la medida ante el repudio generalizado y renunció al cargo de fiscal general. Sin embargo, se mantiene en la junta directiva de la fiscalía peruana, pues el Congreso -único órgano que puede removerlo- rechazó destituirlo en 2018. Pero estas elecciones anticipadas podrían cambiar todo el panorama en el legislativo, pues el fujimorismo podría quedar en minoría.

2El fujimorismo sería el gran perdedor en estas elecciones”, declaró a la AFP el analista Luis Benavente, director de la consultora Vox Populi, para quien “Vizcarra gana porque podría entrar (al Congreso) una representación más cercana a él”.

En 2016 el fujimorismo ganó 73 bancas de 130, pero ahora conseguiría unas 20, según sondeos. De ser así, pasaría a ser un partido minoritario más dentro de un Congreso fragmentado, dominado por grupos de centro proclives a negociar con Vizcarra, quien carece de partido.

Le recomendamos: Elecciones en Perú: la desinformación y el temor a la ultraderecha

El popular mandatario de centroderecha abogó por “una relación (entre ejecutivo y legislativo) responsable, madura, de búsqueda de consensos en beneficio del Perú”, tras votar en la ciudad sureña de Moquegua, donde creció y fue gobernador en 2011-2014. El fujimorismo, una fuerza gravitante desde 1990, tomó el control absoluto del Congreso en 2016, pero ha sufrido varios reveses al intentar doblegar a Vizcarra, sumados a los problemas judiciales de su líder, Keiko Fujimori.

A pesar de que perdería decenas de bancas parlamentarias, los analistas descartan que desaparezca del mapa electoral el movimiento fundado hace tres décadas por Alberto Fujimori, hijo de migrantes japoneses. “El fujimorismo es duro de matar”, dijo a la AFP el analista Carlos Meléndez. También ha perdido apoyo su principal aliado, el partido socialdemócrata APRA, cuyo líder Alan García, dos veces presidente (1985-1990 y 2006-2011), se suicidó en abril cuando iba a ser detenido.

“Esperemos que todo vaya bien”, dijo escuetamente el exmandatario Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), bajo arresto domiciliario desde abril por el caso de los sobornos de la constructora brasileña, quien consiguió permiso para sufragar en Lima, custodiado por varios policías y acompañado por una enfermera.

Por su lado, el expresidente Ollanta Humala (2011-2016), un antiguo militar de izquierda también investigado dijo al emitir su voto en la capital que “con este acto terminaron los cuatro meses de gobierno sin oposición, cuatro meses de oxígeno”.

 

901643

2020-01-26T16:29:58-05:00

article

2020-01-26T16:29:58-05:00

cgomez_250775

none

* Redacción AFP

El Mundo

El “Superfiscal” de Perú le pide al nuevo Congreso que respete la lucha anticorrupción

92

6453

6545