Se presentaron más de 40 grupos y unos 300 artistas en cuatro escenarios

hace 13 horas

El último muro en Europa está en Nicosia

Nicosia, en Chipre, sigue siendo la última capital dividida de Europa, 45 años largos desde la ocupación militar del norte del país por parte de Turquía.

El líder de los turcochipriotas, Mustafa Akinci (foto) y el presidente de la República de Chipre, Nicos Anastasiades, se reunirán el 25 de noviembre para hablar de los diálogos de paz. AFP

 

El mundo entero conmemoró hace unos días 30 años del derrumbe del muro de Berlín. Nicosia sigue siendo la última capital dividida de Europa, 45 años largos desde la ocupación militar del norte de Chipre por Turquía. Los soldados de la Guardia Nacional chipriota, por un lado de la alambrada, y los efectivos del ejército turco, por el otro, son el triste recordatorio de una confrontación del siglo pasado. Aunque la República de Chipre es socio pleno da la Unión Europea desde 2004, solo la parte sureña goza de los beneficios de un país europeo. La zona de amortiguación atraviesa principalmente montañas y tierras de cultivo a lo largo de los 180 kilómetros de longitud, pero es mucho más angosta en las estrechas calles de Nicosia.

Especialmente en la ciudad antigua, rodeada por las murallas que construyó Venecia en el siglo XVI, la línea de división no es tanto un muro, sino más bien una combinación de barriles, cercas con púas y puestos de concreto donde los soldados están vigilando constantemente en ambos lados de línea divisoria. Todo lo que se encuentra en la zona de amortiguación, edificios, carros y hasta una “Vespa”, se congeló exactamente como se encontraba en 1974, como si no hubiera pasado ni un solo día. Otro fenómeno bastante raro es la variedad de la vida salvaje que se puede encontrar en esa zona de nadie, patrullada solo por los cascos azules de la ONU. 

Ver más: Treinta años de la caída del muro de Berlín, el futuro no es lo que nos dijeron

Durante décadas no hubo contacto físico entre las dos partes, con la excepción de los turistas que llevaban pasaportes extranjeros y podían cruzar el punto de pase bajo ciertas condiciones. Eso terminó en 2003, cuando un deshielo político entre las dos partes, resultó en la apertura del primer punto de cruce en Nicosia. Hasta ahora, hay nueve puntos de cruce y siguen los esfuerzos para abrir aún más. Los puntos de cruce, sin embargo, no significan un mejoramiento político después de tandas rondas de negociaciones bajo los auspicios de las Naciones Unidas. Los cruces subrayan también la gravedad de este conflicto, pero al mismo tiempo ponen en tela de juicio la razón de las líneas divisorias. Cada año que pasa son más profundas y, si no se encontrara una solución pronto, significarán la división permanente de la isla.

Las complejidades políticas de la división de Chipre han desafiado los esfuerzos de cinco secretarios generales sucesivos de las Naciones Unidas, en sus esfuerzos frustrados por encontrar un acuerdo para la reunificación. Ei problema se volvió aún más complicado desde 1983, cuando los turcochipriotas declararon unilateralmente el “Estado Turco del Norte de Chipre”, que hasta ahora solo Turquía ha reconocido. Por su parte Ankara, no reconoce a la República de Chipre como estado independiente, aunque es miembro de la ONU desde 1960 y de la Unión Europea desde 2004. 

Ver más: Los muros que nadie quiere ver

El último intento fallido se produjo en 2017 durante las conversaciones de alto nivel en Suiza, con la participación de los países garantes de Chipre, según el Tratado de Garantía adoptado con la Constitución: Grecia, Turquía y el Reino Unido. La enviada especial de la ONU para Chipre, Jane Holl Lute, ha hecho varios viajes este año tratando de reiniciar las negociaciones, primero, entre los grecochipriotas y turcochipriotas y una vez iniciadas, con la participación de los tres países garantes. Ya está confirmado que el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, mantendrá conversaciones con el presidente de la República de Chipre, Nicos Anastasiades, y el líder de los turcochipriotas, Mustafa Akinci, el 25 de noviembre para determinar los términos de la reanudación de las conversaciones de paz. Esa reunión tendrá lugar, irónicamente, en Berlín, pocos días después del 30º aniversario de la destrucción del célebre muro y la reunificación de esta sufrida ciudad. ¿Será un buen augurio?

Cónsul Honorario de Chipre en Colombia

891273

2019-11-16T17:06:46-05:00

article

2019-11-16T17:06:46-05:00

alagos_86

none

Elias Eliades / Especial para El Espectador

El Mundo

El último muro en Europa está en Nicosia

42

4629

4671