El veneno que enfrenta a Reino Unido y Rusia salió de un frasco de perfume (o eso dicen)

El Novichock, agente nervioso supuestamente fabricado en suelo ruso, con el que murió una mujer británica y su pareja está en estado delicado, habría salido de un frasco de perfume, según dice su hermano.

El hospital en donde un hombre expuesto al agente nervioso permanece hospitalizado. AFP

 

El agente nervioso Novichok con el que se intoxicó una pareja en Amesbury (Inglaterra) el 30 de junio se encontraba en un frasco de perfume, según informó hoy el hermano de Charlie Rowley, una de las víctimas.

En unas declaraciones a la BBC, Matthew Rowley contó que su hermano -que continúa ingresado en estado grave-, cogió un bote de perfume que contenía la sustancia.

El varón, de 45 años, y su pareja Dawn Sturgess, de 44, estuvieron expuestos a este agente nervioso, que provocó la muerte de la mujer el pasado 8 de julio.

No obstante, la Policía metropolitana encargada de la investigación rechazó comentar el testimonio realizado por el familiar de la víctima.

Ver más: El agente nerviso que intoxicó a pareja británica tenía forma líquida, investigadores

El pasado viernes, los agentes británicos ya informaron de que el miércoles 11 de julio encontraron "una pequeña botella durante los registros de la casa de Charlie Rowley en Amesbury", que fue trasladada hasta el Laboratorio de Defensa, Ciencia y Tecnología en Porton Down en Wiltshire (Inglaterra) para realizar los correspondientes análisis.

Después de las pruebas, los científicos confirmaron que la sustancia que contenía la botella era Novichok. "Se llevarán a cabo más pruebas científicas para tratar de determinar si es del mismo lote que contaminó al exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia en marzo", agregaron las autoridades.

Igualmente, la Policía británica informó de que los registros que están teniendo lugar en Salisbury y Amesbury podrían durar meses hasta lograr recopilar unas 400 muestras.

Ver más: Salisbury, la ciudad envenenada

Por su parte, el hijo de la fallecida, Ewan Hope, de 19 años, hizo un llamamiento dirigido al presidente estadounidense, Donald Trump, para que exponga su caso a su homólogo ruso, Vladímir Putin.

"No coincido con las políticas de Trump y nunca las apoyaré, pero me gustaría que planteara el caso de mi madre al mandatario ruso", declaró al Sunday Mirror. "Necesitamos hacer justicia por mi madre", apostilló.

Cerca de un centenar de detectives antiterroristas participan en la investigación, a la que fueron invitados también expertos independientes de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por sus siglas en inglés) con el objetivo de confirmar la identificación del Novichok, un compuesto fabricado por la Unión Soviética entre los años 70 y 90.