Elecciones en Venezuela: ¿Qué elige el país este domingo?

Noticias destacadas de El Mundo

El 6 de diciembre se realizarán las elecciones legislativas en Venezuela, una jornada polémica en plena pandemia que no ha sido reconocida por la oposición y que es tildada de farsa por la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela informó que está todo preparado para las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre y llamó a los ciudadanos a votar en la jornada. “Así que señoras y señores, venezolanos y venezolanas, queremos decirles que todo está dispuesto. Solo faltas tú, con tu voto, con tu decisión, para que el 6 de diciembre elijamos a los parlamentarios y parlamentarias de la Asamblea Nacional”, dijo la presidenta del CNE, Indira Alfonzo, ante la prensa.

Alfonzo reiteró también que el día de la votación contarán con todas las medidas de protección ante la covid-19. En las elecciones del próximo domingo están llamados a votar 20.710.421 venezolanos y, según estimaciones de analistas, la abstención predomina en el panorama político.

¿Qué eligen los venezolanos?

Lo que está en juego este domingo es la renovación de los miembros de la Asamblea Nacional, cuyas mayorías están hoy en manos de la oposición. Los elegidos este 6 de diciembre cumplirán el periodo 2021-2026. Hasta este año el Parlamento contaba con 167 diputados, pero Nicolás Maduro, según la oposición, en un intento por arrebatarle el control a la oposición aumentó el número de diputados a 277, un aumento del 66% de parlamentarios.

Ver más: Henrique Capriles pide aplazar elecciones en Venezuela

Antes de que Hugo Chávez llegara al poder en 1999 y extinguiera las dos Cámaras, el Congreso y el Senado sumaban en total 260 legisladores.

El régimen de Nicolás Maduro ha dado otra estocada a la democracia, violando el artículo 186 de la Constitución que habla de una base poblacional de 1,1% y resuelve 167 diputados para el territorio nacional que tiene una población cercana a los 32 millones de habitantes, explican analistas.

¿Quiénes pueden participar?

El Consejo Nacional Electoral (CNE) confirmó que 86 partidos políticos participarán en los comicios y que la nueva fórmula para elegir los cargos será de 52% a través de la representación proporcional (lista) y 48% por voto personalizado (nominal). Antes del anuncio, el sistema de votación era de 70% nominal y 30% lista, un modelo no equilibrado, porque según el CNE, “un partido ganaba más escaños de lo que les correspondía cuando conseguía ganar por un voto”.

Sin embargo, 27 partidos opositores, entre inhabilitados y que se niegan a participar en las elecciones, firmaron una carta denunciando “la farsa electoral”. Primero Justicia, del que forma parte Henrique Capriles; Voluntad Popular, que lidera Leopoldo López; así como los socialdemócratas Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo se negaron a participar este domingo.

Parte de lo que denunció la oposición es que “para el proceso electoral parlamentario del año 2015 la unidad democrática consolidó su victoria con la utilización de la tarjeta de la UNIDAD. El uso de esta tarjeta fue secuestrado por el régimen impidiendo su utilización a causa de medidas cautelares y los directivos que representan a la UNIDAD como organización, aún se encuentran sometidos a procesos judiciales penales”.

Según Maduro son 14.400 candidatos los que se inscribieron.

¿Participa la oposición?

La oposición venezolana, liderada por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, rechaza las elecciones porque, entre otros temas, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) intervino varios partidos críticos con el Gobierno, y puso a su frente a antiguos militantes que habían sido expulsados y acusados de corruptos.

Los comicios también han sido cuestionados por la mayoría opositora del país, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) pues consideran que serán una “farsa”. También hay otro grupo de partidos que comenzaron un proceso de diálogo con el Gobierno y que sí han optado por participar en los comicios.

Jefe del opositor Parlamento reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 60 países, Guaidó no es candidato en las elecciones legislativas del próximo domingo, que denuncia como “un fraude”, y apuesta todo a un plebiscito con el que quiere avalar una prórroga al período de la actual Asamblea Nacional e impulsar nuevas sanciones contra el gobierno del presidente socialista Nicolás Maduro.

“Difícilmente podríamos llamarle elección a ese proceso” del 6 de diciembre, dice el dirigente. “El objetivo de Maduro ni siquiera es ganar legitimidad”, sino “aniquilar a la alternativa democrática en Venezuela” con unas votaciones en las que espera acabar con la mayoría opositora del Legislativo, sostiene.

¿A qué le apuesta Juan Guaidó?

El próximo año se instalará un nuevo Parlamento que seguramente estará dominado por el chavismo, ante la negativa de los principales partidos políticos opositores de postular aspirantes. Ya Estados Unidos anunció que lo desconocerá y la Unión Europea pidió, sin éxito, posponer los comicios legislativos.

Ver más: Oposición en Venezuela, un rompecabezas que nadie sabe armar

El reto de Guaidó es salvar su vigencia con la consulta que promueve, prevista del 7 al 12 de diciembre, sin respaldo de autoridades electorales, a las que acusa de servir a Maduro.

¿Qué se juega Maduro?

El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) llamó a sus simpatizantes a votar “con disciplina”, apenas anunciando que cumplirán con todas las normas sanitarias por el COVID-19.

De acuerdo con el vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, la oposición saldrá derrotada, tanto “la que llama a no votar, porque el pueblo va a salir a votar”, como “la que está participando porque ellos no se prepararon, porque ellos también apostaron al golpe de Estado”.

Varios de estos partidos como Patria Para Todos (PPT) o las Tendencias Unificadas para Alcanzar el Movimiento de Acción Revolucionaria Organizada (Tupamaro) también fueron intervenidos por el TSJ, cuyos miembros fueron elegidos en un proceso exprés y son considerados como abiertos simpatizantes del chavismo.

El Partido Comunista de Venezuela (PCV), tradicional aliado del PSUV y al que no mencionó Cabello de forma directa, ha conformado una alianza de la que forman parte varias organizaciones chavistas, la Alianza Popular Revolucionaria (APR), apoyada por las directivas del PPT y Tupamaro que fueron escogidas por los militantes.

El objetivo de Maduro es recuperar la Asamblea Nacional, en manos opositoras desde 2005. Pero su gestión en el gobierno, la crisis del COVID-19 y la crisis económica y social hacen pensar que la votación este domingo será muy baja.

Comparte en redes: