En 15 años, 113 religiosos implicados en abusos sexuales en Chile

Un total de 113 religiosos han sido investigados en Chile en los últimos 15 años por denuncias de casos de abusos sexuales, según una información publicada hoy por el diario chileno La Tercera, una cifra que aumentó en las últimas semanas con cada caso que sale a la luz en el país.

El reconocido sacerdote Oscar Muñoz fue enviado a prisión preventiva por un tribunal de la ciudad de Rancagua.AFP

Un total de 113 religiosos han sido investigados en Chile en los últimos 15 años por denuncias de casos de abusos sexuales, según una información publicada hoy por el diario chileno La Tercera, una cifra que aumentó en las últimas semanas con cada caso que sale a la luz en el país.

La crisis en el seno de la Iglesia católica chilena continúa agravándose y con cierta regularidad en los últimos tiempos afloran nuevas denuncias contra sacerdotes o miembros de la Iglesia con diferentes cargos, entre los que figuran 4 obispos, según el listado recopilado por el medio local.

Dicha información, de la que este sábado se hace eco toda la prensa del país austral, destacó que además de los cuatro altos cargos eclesiásticos, también figuran 95 sacerdotes, 1 diácono, 2 consagrados, 1 seminarista, 8 hermanos maristas y 2 monjas.

El listado, que refleja con detalle nombres, cargos, lugares, congregación, condena (en caso de haberla), acusación y situación actual de cada implicado, fue realizada a través de un compilado de las informaciones publicadas por la web oficial de la Iglesia de Chile y fuentes de la Fiscalía.

Ver más: Los demonios de la Iglesia católica en Chile 

El medio chileno señaló el 44 % de los casos cuentan con condena o sanciones de la Justicia penal o canónica, y un 31,8 % permanece todavía en etapa de investigación.

Además, el artículo puntualizó en que el 71,6 de los 113 nombres que aparecen en el compilado corresponden a casos de abuso sexuales contra menores.

En ese sentido, la recopilación de datos solo argumentó casos de situaciones de abusos sexuales y "no fueron considerados sacerdotes denunciados por hechos que no constituyen delito, como conductas sexuales ajenas a los votos sacerdotales, casos de almacenamiento de pornografía, o relaciones sexuales con mujeres o con hombres adultos de forma consentida", reflejó el texto.

Entre los 113 casos denunciados en la publicación se incluye al excanciller del arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz, que volvió a poner de relieve en las últimas semanas la situación que se vive en la Iglesia católica chilena.

Ver más: Los abusos sexuales que provocaron la peor crisis de la Iglesia en Chile

Muñoz fue detenido por Carabineros (Policía militarizada), imputado por la Fiscalía y en prisión preventiva mientras dura la investigación en su contra en relación a cinco casos de abusos sexuales contra menores, presuntamente cometidos por él.

Los casos de abusos sexuales han conmocionado desde hace años a la Iglesia católica chilena y el pasado junio el papa Francisco aceptó las renuncias de cinco obispos, después de que 34 miembros de la Conferencia Episcopal de Chile le ofrecieron sus cargos tras ser citados a El Vaticano por el pontífice. 

Salen más casos 

Este viernes el Vaticano admitió separar de sus funciones al diácono chileno Luis Rubio, debido a las acusaciones por abusos sexuales a menores en la localidad de Las Cabras (centro), informó este viernes el arzobispado de la ciudad de Rancagua.

Rubio fue denunciado por conducta impropia y abuso sexual a menores cuando ejercía el cargo de director de un colegio en esa localidad en el 2013. Un año después, el arzobispado de  Rancagua lo separó de su cargo mientras se realizaba una investigación sobre su caso. Los resultados fueron enviados al Vaticano donde cuatro años después se determinó su expulsión.

El caso de Rubio tomó fuerza en mayo pasado cuando un reportaje del canal 13 reveló una supuesta red de abusos sexuales y de poder cometido por una cofradía de sacerdotes y religiosos que se hacían llamar ‘La Familia’, lo cual fue denunciado por una feligresa.

Rubio fue entrevistado en el reportaje en el cual admitió haber "cometido un error, pero no un delito".

Un total de 14 sacerdotes y religiosos de Rancagua fueron suspendidos mientras las autoridades eclesiásticas investigan el caso de ‘La Familia’. La Fiscalía de Rancagua también abrió una investigación sobre este nuevo escándalo que enloda a la iglesia chilena.

Ver más: Charles Scicluna, el verdugo de los sacerdotes acusados de abuso sexual

El sacerdote Jorge Laplagne fue separado de sus funciones luego de que el arzobispado de Santiago iniciara una investigación en su contra por pederastia, ante una nueva acusación de abuso en la iglesia chilena.

Laplagne, que tenía a su cargo dos parroquias en barrios residenciales de la capital chilena, fue denunciado por abuso sexual a un menor hace 13 años, según un escueto comunicado difundido el viernes por la noche por el arzobispado, que recibió la notificación hace dos semanas.

"Ante esto, el Arzobispado de Santiago ha instruido una nueva investigación previa. Mientras dure el proceso -cuyo plazo máximo será de 60 días- el sacerdote ha sido apartado del oficio de párroco de San Crescente y Nuestra Señora de Luján, y no puede realizar actos públicos propios del ministerio sacerdotal", indicó el comunicado.

Con información de agencias 

801561

2018-07-21T16:51:33-05:00

article

2018-07-21T16:51:33-05:00

alagos_86

none

-Redacción Internacional

El Mundo

En 15 años, 113 religiosos implicados en abusos sexuales en Chile

66

5998

6064