Primer portal internet desactivado en Hong Kong bajo ley de seguridad nacional

Noticias destacadas de El Mundo

A diferencia de la China continental, los hongkoneses disponen de libre acceso a internet, pero los detractores de Pekín temen que esta nueva legislación marque el fin de esta libertad.

Un proveedor hongkonés de internet afirmó este jueves que se vio obligado a bloquear el acceso a un portal tras una orden de la policía, una primicia desde la entrada en vigor de la ley sobre seguridad nacional. La semana pasada, internautas de la excolonia británica afirmaron que no podían acceder al portal HKChronicles desde algunos ordenadores.

En un comunicado, su propietario declaró que pensaba que las autoridades habían bloqueado el acceso. La policía no quiso hacer ningún comentario pero este jueves uno de los proveedores más importantes de acceso a internet de la ciudad, Hong Kong Broadband Network, confirmó haber recibido una orden que lo obligaba a desactivarlo.

“Hemos desactivado la conexión al portal internet para acatar la ley sobre la seguridad nacional”, declaró la empresa. HKChronicles, al que aún se puede acceder desde el extranjero y en Hong Kong a través de redes virtuales privadas, es un controvertido portal.

Ver más: Silenciar a Trump, ¿un error de las redes?

Recogió relatos e imágenes de las inmensas manifestaciones pro-democracia a menudo violentas que sacudieron el territorio semiautónomo en 2019.

El portal brinda una atención particular a las denuncia sobre un uso excesivo de la violencia por parte de la policía y presentar una lista de las empresas que apoyan al movimiento pro-democracia. Cuando la policía comenzó a retirar las placas que permitían identificar a sus miembros durante los enfrentamientos con los manifestantes, el portal se puso a recolectar los datos personales de los agentes.

Esta táctica, conocida como “doxing”, consiste en divulgar las informaciones personales de la gente con el objetivo de perjudicarlas y es ilegal en Hong Kong.

En China continental, el acceso a los portales internet está restringido gracias a un “Great Firewall” -un juego de palabras entre la “Gran Muralla” (“Great Wall”) de China y el cortafuegos (“firewall”) que se utiliza en los sistemas informáticos para bloquear el acceso. Los contenidos en las redes sociales chinas pueden ser borrados o censurados. Hong Kong permanece afuera de ese dispositivo, lo que ha contribuido a convertirlo en un gran centro de negocios internacional.

En junio, China impuso una draconiana ley de seguridad nacional para poner fin a las protestas. Esta legislación permite a la policía ordenar a los proveedores de acceso a internet que supriman portales o contenidos considerados violatorios de ese texto.

Comparte en redes: