En los últimos 15 meses han entrado más de un millón de personas de Venezuela

Un informe presentado por el gerente de frontera, Felipe Muñoz, y el director de Migración Colombia, Christian Kruger, revelaron que el fenómeno migratorio ya no solo se concentra en la frontera sino que se ha extendido a todo el país.

El 4% de personas registradas en el informe son mujeres embarazadas.Cristian Garavito - El Espectador

La situación migratoria con Venezuela es un tema sensible para Colombia, especialmente en los últimos meses. Cada vez son más los venezolanos que llegan al país huyendo de la crisis que viven en su tierra. Las cifras son contundentes. Un informe, que se realizó durante los últimos dos meses, entregado por el Gerente de Frontera con Venezuela Felipe Muñoz, el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez, y el director de Migración Colombia, Christian Kruger, reveló que en los últimos 15 meses han entrado a Colombia más de un millón de personas al país.

De ese número, cerca de 819.000 son venezolanos, mientras que el resto son colombianos que quieren regresar. El mensaje de los funcionarios fue claro: las personas están llegando al país no porque quieran sino porque les toca. El proceso será largo, más aún si la crisis en Venezuela continúa. “Lo que está trabajando el gobierno es darle posibilidades en materia laboral, educación y salud con los que están llegando. De aquí hay que seguir tomando decisiones a mediano plazo. El próximo gobierno también tendrá que tomarlas”, aseguró muñoz.

En los últimos tres años el aumento de migrantes ha sido exponencial. Mientras que en 2016 entraron casi 30.000 personas, sólo en lo que va de 2018 el número aumentó a 232.000. 

(Le puede interesar: Restricción en la frontera: solo 25 mil venezolanos lograron pasar a Colombia)

La elevada cifra suma tanto a los venezolanos regulares como a los irregulares. Los que entran dentro del marco jurídico migratorio son solo 442.462 personas, 219.799 mujeres y 222.330 hombres. Un dato relevante es que la población que está entrando es joven, pues cerca de 118.000 son niños y niñas.

Además, el informe revela que el fenómeno ya no se concentra solamente en la frontera, sino que se ha expandido a todo el territorio nacional.  Durante los últimos dos meses los departamentos en los que más se registraron venezolanos fueron Norte de Santander con 82.000 personas, la Guajira con 74.800 y Bogotá con 43.400. Los que siguen son Atlántico, Magdalena, Arauca, Bolívar y Antioquia.

Por otro lado, de los 181.000 venezolanos que tienen el Permiso Especial de Permanencia, 71.000 se encuentran en Bogotá, otros 26.000 en Antioquia y 15.000 en la costa atlántica. Las personas que cuentan con este “pueden ser contratadas y afiliadas al sistema de seguridad social. Es un gran avance para darles una mano a esa población venezolana. Pueden trabajar de manera legal”.

(Lea: Cada venezolano suma)

Uno de los temas que más preocupan es la delincuencia como consecuencia del alto flujo migratorio. Sobre esto, Kruger aseguró que se han cancelado más de 31.000 Permisos Especiales de Permanencia y agregó: “Son bienvenidos los extranjeros que cumplan con nuestra normatividad. El que no cumpla con el marco legal tiene que empezar un proceso administrativo que puede llegar hasta la expulsión del país”.

Por último, los funcionarios advirtieron su preocupación por la situación sanitaria de los migrantes. Un 4% del total, que suma más de 6.000, son mujeres embarazadas y el 80% de estas no tienen conteo prenatal. Además, 447.000 personas no están afiliadas a ningún sistema de salud.

Le puede interesar:

 

últimas noticias