Encontrar el objeto que envenenó a la pareja inglesa, prioridad de las autoridades

Tras el segundo envenenamiento con el agente nervioso Novichok, el mismo del caso del exespía ruso Serguéi Skripal, las autoridades tienen el tiempo contado para encontrar el objeto que ocasionó todo.

AFP

Más allá del drama que significó encontrar otras dos personas envenenadas en Salisbury, hay algo que procupa más en este momento a las autoridades: encontrar encontrar el objeto que ocasionó todo. Los investigadores libraban este viernes una carrera frenética en la ciudad inglesa para hallar el objeto que contenía el agente nervioso Novichok, cuatro meses después del atentado contra los Skripal.

El hombre de 45 años y la mujer de 44, hospitalizados en estado crítico, manipularon un "objeto contaminado" en esta ciudad del suroeste, anunció Scotland Yard. "Tras las nuevas pruebas llevadas a cabo con muestras de los pacientes, ahora sabemos que estuvieron expuestos al agente nervioso tras manipular un objeto contaminado", dijo la policía británica, que no pudo precisar si se trata del mismo lote de este gas nervioso que dejó al borde de la muerte al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia el 4 de marzo.

Ver más: Así comenzaba a registrarse el caso de los nuevos envenenados 

"Pudo ser una jeringa, un pequeño contenedor médico (...) que puede pasar fácilmente desapercibido", estimó Hamish de Bretton-Gordon, un experto en armas químicas entrevistado por la AFP.

Según un científico que trabaja para el gobierno consultado por la BBC, "el Novichok es tan tóxico que puede pasar a través de la piel y no requiere ser ingerido" para desplegar sus efectos. Los investigadores llevan a cabo rastreos "sistemáticos y meticulosos en varios lugares" para dar con el objeto, precisó la policía. Seis lugares que la pareja frecuentó el pasado fin de semana están acordonados y cerrados al público.

El albergue para habitantes de calle en el que residía la mujer, identificada como Dawn Sturgess por un amigo, fue evacuado el jueves. Anne Zhang, una madre de 37 años, estaba inquieta por sus dos hijos. Su pequeña estuvo jugando recientemente en el parque de Salisbury en el que estuvieron las víctimas el viernes y que ahora está acordonado. "Tengo miedo de que tocara algo", dijo a la AFP. "Mis hijos ya no van a esa parte de la ciudad. Van de la escuela a casa y ya está".

La autoridades han pedido a la gente que no toque objetos desconocidos.

- Tensión diplomática reavivada -

El caso reavivó la tensión diplomática con Rusia, tras el cruce de expulsiones de diplomáticos que siguió al caso Skripal. "Ha llegado el momento de que el Estado ruso dé un paso adelante y explique exactamente qué pasó", dijo el ministro de Interior británico, Savid Javid, tras una reunión de emergencia del gobierno sobre este nuevo caso.

Ver: El rastro del veneno ruso

"Es totalmente inaceptable que nuestros ciudadanos sean blancos deliberados o accidentales o que se vierta veneno en nuestras calles, nuestros parques y nuestras ciudades", añadió. Reino Unido alertó a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), según un portavoz de Downing Street.

"Pedimos a las fuerzas del orden británicas que no cedan a los sucios juegos políticos iniciados por ciertas fuerzas en Londres, y a cooperar con las fuerzas del orden rusas en esta investigación", declaró en rueda de prensa Maria Zajarova, portavoz de la diplomacia rusa.