Episcopado latinoamericano anuncia departamentos para atender casos de abusos

El flamante presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), Miguel Cabrejos, anticipó que cada diócesis tendrá antes de junio de 2020 un departamento encargado de atender las denuncias de abusos cometidos por miembros de la Iglesia, en cumplimiento con las últimas directivas del papa Francisco.

Foto de referencia. AFP

La Iglesia Católica es consciente que debe hacerle frente lo antes posible al escándalo de abusos sexuales que viene persiguiendo a la institución desde el año pasado. El recien elegido presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), Miguel Cabrejos, aseguró el día de ayer que, por directriz del papa Francisco, antes de 2020 se creará un departamento especializado en este tipo de denuncias. 

Cabrejos, arzobispo de Trujillo (Perú) y también presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), señaló en un comunicado que el sumo pontífice ha pedido "importantes tareas" en relación con los abusos a menores, entre ellas la obligación de reportar a sus superiores directos cualquier denuncia creíble.

(Le puedo interesar: Iglesia católica reconoció que hay más de 100 casos de abusos cometidos por curas en Colombia)

El religioso peruano indicó que en la última asamblea general del episcopado latinoamericano en Tegucigalpa, donde fue elegido como presidente del Celam, se acordó reafirmar la comunión, adhesión y fidelidad al papa Francisco.

"Hay grupos que critican duramente al papa y nosotros, como pastores, creemos que América Latina tiene una deuda con el Santo Padre, una deuda pastoral y espiritual. Francisco es el primer papa latinoamericano y necesita un gran apoyo por todo lo que está haciendo al frente de la Iglesia", afirmó.

Cabrejos comentó que en la asamblea también se proyectó que la Iglesia del continente se "involucre más en la evangelización, invitando a todos a ser alegres, entusiastas y positivos discípulos de Jesucristo".

También manifestó el apoyo del Celam al Sínodo Panamazónico, que fue convocado por el papa Francisco para octubre, y cuyo objetivo principal es plantear soluciones a las complejas problemáticas que enfrentan los pueblos amazónicos, además de ofrecer caminos a la Iglesia en esta parte del mundo.

(Le puede interesar: Los demonios de la Iglesia católica en Chile)

"El Celam está impulsando que América Latina sea una Iglesia profética y sinodal, donde no solo caminemos juntos, sino donde se denuncien los hechos hirientes para el ser humano y su dignidad", agregó.

El sacerdote franciscano, de 70 años, sostuvo que es un gran honor presidir el Celam, institución que agrupa a las veintidós conferencias episcopales de América Latina, desde México hasta el Cabo de Hornos.

"Es una buena noticia para el Perú que, en los más de 65 años de vida institucional que tiene el Celam, los obispos latinoamericanos hayan decidido elegir a un peruano para liderar este organismo", finalizó.