España: las lluvias provocan accidente ferroviario

El miércoles, Málaga, Granada y Sevilla amanecieron en alerta naranja por las precipitaciones.

Imagen de referenciaPixabay

Las fuertes lluvias fueron la causa del descarrilamiento de un tren que viajaba de Málaga a Sevilla con 79 personas a bordo.

Según la Administración de Infraestructuras Ferroviarias, el sinisetro tuvo lugar en el kilómetro 22 de la línea Utrera-Merchena que, pocas horas antes del paso del tren, había sido suspendida por las lluvias torrenciales que afectaron la región temprano en la mañana.

(Lea también: La Unión Europea autoriza el glifosato por otros cinco años)

En un comienzo se registraron siete heridos, pero la cifra de afectados se incrementó hasta sumar las 27 personas, dos de las cuales tendría lesiones graves. La cifra pudo haber sido mayor: el descarrilamiento sólo afectó al tercer vagón del ferrocarril que, además, no se alcanzó a volcar.

La zona del accidente no tiene vías de acceso para carros lo que dificultó la llegada de ambulancias y obligó a las autoridades a transportar en otro tren los servicios de emergencia, además de enviar a miembros del Ejército de Tierra que llegaron a asistir a los afectados desde la base de Morón.

Los lugareños también reaccionaron con tractores y vehículos todo terreno para ayudar a atender la emergencia, todo esto, mientras se esperaba que un helicóptero llegara al lugar para retirar de allí a uno de los heridos más graves.  

(lLe puede interesar: El exvicepresidente catalán exige salir de la prisión)

“He oído lo del accidente y la petición de ayuda del alcalde porque no se podía llegar a la zona, así que he cogido el tractor y me he venido por si puedo ayudar”, le dijo al País, Antonio Lopez, uno de los voluntarios que llegaron a prestar asistencia.

Esta madrugada, el pronóstico de lluvias de hasta 30 litros por metro cuadrado tenía a las regiones de Malaga y Granada estaban en alerta naranja. Sevilla, por su parte, también estuvo en alerta naranja entre las cinco y las ocho de la mañana. Allí, la línea de emergencias recibió cerca de un centenar de llamadas de personas afectadas por el agua y el barro. En esa misma región se registraron cierres viales por la acumulación de agua en distintos tramos.