Estado de Nicaragua: ¿negligente en caso de menor violada por su padre?

La madre de una niña, supuestamente víctima de dos violaciones por su padre hace 17 años, acusó a las autoridades de no actuar con diligencia. El agresor fue declarado inocente por un jurado de conciencia. El caso llegó a la CorteIDH.

La madre de una niña de 9 años, violada por su padre, pidió este lunes que se responsabilice al Estado de Nicaragua por su complicidad en la no investigación a fondo de ese hecho, en la primera audiencia que realiza por un caso como este la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

"En este caso (pido) que se responsabilice al Estado por los actos de complicidad de los funcionarios públicos" que "no le dieron curso a ninguna de mis acusaciones o de mis quejas", dijo V.P.C. la mamá de la víctima, identificada así para proteger su identidad, ante los 7 jueces de la CorteIDH.

La CorteIDH instaló este lunes en la capital panameña unas sesiones extraordinarias en las que verá, además de este caso contra Nicaragua, otros contra Colombia y Chile por ejecuciones extrajudiciales, y mala praxis médica, respectivamente.

Este caso contra Nicaragua, identificado como "V.R.P. -nombre de la víctima que hoy tiene 25 años- y V.P.C." fue sometido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ante la CorteIDH el 25 de agosto de 2016.

La Comisión señaló que el Estado de Nicaragua habría incurrido en "incumplimiento del deber de investigar con la debida diligencia, en un plazo razonable y de manera acorde con una perspectiva de género y los deberes estatales reforzados derivados de la condición de niña de la presunta víctima"

La mujer, por su parte, con voz quebrada y al borde del llanto, alegó este lunes en la capital panameña que ella y su familia han sufrido "daño" y "sufrimientos", y dijo que lo único que espera es "acabar con este dolor que llevan adentro" y que sus cuatro hijos, dos de los cuales aún están en Nicaragua, "se vuelvan a encontrar".

Describió al agresor de su hija como un hombre muy violento que manejaba armas de grueso calibre y que amedrentaba a sus hijos.

Añadió que espera que sea esta Corte la que tenga la oportunidad de examinar lo que sigue ocurriendo en Nicaragua, ya que, afirmó, "después de tantos años de haber salido de allá sé que siguen utilizando esos medios coercitivos contra las víctimas de abuso sexual".

Abogó en ese sentido porque en Nicaragua "se tomen medidas y no actuar en complicidad de las autoridades judiciales".

La madre de la niña, supuestamente víctima de dos violaciones por su padre, alegó durante la audiencia que su hija fue revictimizada y acusó a las autoridades de no actuar con diligencia en este caso, en el que el agresor fue declarado inocente por un jurado de conciencia.

Este jurado de conciencia, de acuerdo con la mujer, fue sobornado con dinero antes de dar el fallo, de lo cual, dijo hay pruebas en un vídeo que extrañamente desapareció y no está en el expediente.

La violación, de acuerdo con el relato de la madre, ocurrió en 2000, pero no fue hasta el año siguiente que lo denunció, lo cual fue resaltado en el periodo de preguntas por el representante del Estado de Nicaragua y miembro de la Procuraduría General de la República, César Augusto Guevara Rodríguez.

Además de la madre de la víctima, en la audiencia de hoy la CIDH presentó el caso y los fundamentos en los que lo basa, y también fueron interrogados dos peritos.

La segunda vicepresidente de la Comisión, la panameña Esmeralda de Troitiño, dijo que este es el primer caso que la CorteIDH ventila "de una niña tan pequeña, una niña de 9 años" de edad.

Trotiño indicó que la CDIH pide que el Estado reconozca su responsabilidad en una investigación que se hizo sin los funcionarios idóneos y con la influencia política del agresor, y que le dé una reparación económica a la familia para que se pueda recuperar.

La audiencia por este caso continúa mañana con los alegatos finales orales de las partes y las observaciones finales de la CDIH sobre eventuales fondos, reparaciones y costas. 

últimas noticias