Estado Islámico dice que ataques en España fueron contra "cruzados y judíos"

Así mismo, el grupo yihadista asumió la autoría de un ataque con cuchillo que dejó siete heridos en Surgut, en la región rusa de Siberia.

AFP

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) aseguró que los ataques perpetrados en España el pasado jueves fueron contra los "cruzados y judíos" y que causaron la muerte y heridas, según la organización, de más de 120 personas. (Leer ¿Qué es lo que ven los adolescentes en el Estado Islámico?).

En un comunicado difundido por el grupo terrorista en la red de mensajería Telegram, el EI afirmó que "varios yihadistas" llevaron a cabo los ataques simultáneamente en "dos grupos" separados.

"Con la ayuda de Dios, el jueves pasado varios yihadistas en dos grupos de manera simultánea tuvieron como objetivo los lugares de los cruzados en España", afirma la nota, cuya autenticidad no pudo ser verificada.

El grupo radical adujo que los ataques, perpetrados tanto en Barcelona como en Cambrils (Tarragona), causaron la muerte y heridas a más de 120 ciudadanos "cruzados y judíos" de "los países de la coalición cruzada", en alusión a la alianza internacional, liderada por EEUU, que lucha contra el EI en Irak y Siria. (Leer ¿Por qué un ataque en Barcelona?).

"Los yihadistas del primer grupo tuvieron como objetivo un grupo de cruzados con un vehículo en la calle de Las Ramblas en Barcelona", indicó el EI.

La nota asegura que arrollaron además a "dos agentes" uniformados "en un puesto policial"; y después, "irrumpieron con armas ligeras en un bar situado cerca de Las Ramblas, matando y torturando a quienes estaban en su interior". Esta información fue desmentida por la policía horas después del atentado.

Según el comunicado difundido por el grupo terrorista, el "otro grupo atropelló a varios de los cruzados con un vehículo en el pueblo costero de Cambrils".

Horas después del atentado perpetrado en Barcelona, la agencia afín a los terroristas, Amaq, publicaba un escueto comunicado asegurando que "una fuente de seguridad afirmó a Amaq que los autores del ataque de Barcelona son soldados del Estado Islámico". (Leer también  La tragedia pudo ser peor: terroristas planearon más ataques en España).

Sin embargo, no hacía ninguna referencia al ataque que se perpetró poco después en Cambrils.

Los ataques en Cataluña han causado al menos catorce personas muertas y 126 resultaron heridas.

Los Mossos d'Esquadra creen que la célula que participó en los atentados de Cataluña estaría compuesta por doce terroristas, de los que cuatro han sido detenidos -uno en Alcanar (Tarragona) y tres en Ripoll (Gerona)-, cinco fueron abatidos en Cambrils, dos fallecidos en la explosión de Alcanar y uno en búsqueda.


Ataque con cuchillo en Rusia dejó 7 heridos


Por otra parte, el EI asumió la autoría de un ataque con cuchillo que dejó siete heridos en Surgut, en la región rusa de Siberia, cuyo autor fue abatido por la policía, que anteriormente había indicado que no privilegiaba la pista terrorista.

"El asaltante en la ciudad de Surgut, en Rusia, es un soldado del EI", indicó el grupo en un comunicado divulgado a través de su agencia de propaganda, Amaq, que también reivindicó este sábado el doble atentado que dejó 14 muertos y más de un centenar de heridos el jueves en España.

En Surgut (Siberia occidental), un hombre "atacó a peatones" hacia las 11H20 (06H20 GMT) en las calles céntricas de esta ciudad de 330.000 habitantes, según el Comité de investigación ruso, órgano encargado de las principales investigaciones criminales.

Al menos siete personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, indicó la policía en un comunicado. Todas las víctimas fueron hospitalizadas.

El autor del ataque, que intentó "resistirse" a la policía, fue abatido, según las fuerzas de seguridad, que precisaron que habían identificado al asaltante, un hombre nacido en 1994 en Surgut.

En un primer momento, la antena de la policía local había dicho a la agencia de noticias rusa Interfax que la pista de "un atentado terrorista no era la principal".

Una declaración que, en cambio, no recogía el comunicado de la policía, lo que causó perplejidad entre algunos internautas rusos, incluyendo al principal opositor del Kremlin, Alexei Navalny.

"Un hombre que corre con un cuchillo y que intenta matar al máximo de gente posible. ¿Qué es eso, si no es un atentado?", denunció en Twitter.

El ataque se produjo un día después de que un marroquí de 18 años apuñalara a muerte a dos personas e hiriera a otras ocho en Turku, en el suroeste de Finlandia. La policía abrió una investigación por terrorismo.

Y el jueves, España fue escenario de sendos atentados mortales en Barcelona y Cambrils (noreste), ambos reivindicados por el grupo EI, en los que murieron al menos 14 personas y 120 resultaron heridas.

En Rusia, un atentado en el metro de San Petersburgo (noroeste) dejó 16 muertos y decenas de heridos el 3 de abril.

Desde que comenzara su intervención militar en Siria, el 30 de septiembre pasado, Rusia, aliada del régimen de Bashar Al Asad, ha estado amenazada por el grupo EI y por la rama siria de Al Qaida.

Los servicios secretos rusos anunciaron el lunes el arresto de cuatro presuntos miembros de la organización Estado Islámico, que planeaban atentados suicida en centros comerciales y en el transporte público de Moscú.

 

últimas noticias