Estadounidense que violó la cuarentena en Canadá enfrenta una multa de US$ 569.000

Noticias destacadas de El Mundo

John Pennington, originario de Kentucky, se saltó las normas canadienses sobre el coronavirus. Se le pidió quedarse en su hotel hasta que se marchara, pero el hombre eligió salir a hacer turismo local. Ahora enfrenta una considerable multa de medio millón de dólares y seis meses de prisión.

Las normas en Canadá no son un juego. Esa es una lección que aprenderá John Pennington, un estadounidense originario de Kentucky que decidió violar las medidas de la cuarentena local de Canadá y que ahora enfrenta una multa de US$ 569.000 y una pena de seis meses en prisión, según informó NPR.

Según las reglas establecidas por el gobierno canadiense, los estadounidenses que no tengan síntomas de COVID-19 pueden atravesar Canadá para entrar y salir de Alaska siempre y cuando utilicen la ruta directa para llegar a su destino. Además, en caso de necesitar hospedarse en un hotel canadiense, deberán permanecer en cuarentena. Se les prohíbe rotundamente cualquier plan turístico.

Según las autoridades, Pennington había violado las reglas de la cuarentena el 25 de julio, por lo que recibió una multa de US$ 910 y una advertencia para que permaneciera dentro del hotel hasta que se marchara al día siguiente. Sin embargo, la Policía de Alberta lo encontró cerca al Parque Nacional Banff, luego de que alguien alertara a las autoridades de haber visto un auto con placas estadounidenses que parecía estar violando las normas de cuarentena.

Pennington estaba haciendo turismo en el parque, lo que le significó una nueva reprimenda y multa, aunque esta vez mucho mayor que la primera: US$ 569.000, además de enfrentarse a seis meses de prisión por violar la ley. El estadounidense, de 40 años, deberá comparecer ante un tribunal en noviembre para conocer su sanción final. Este es el único arresto que la policía canadiense ha realizado en el marco de la ley de cuarentena.

Según una encuesta publicada por The globe and mail, ocho de cada 10 canadienses están de acuerdo con que la frontera permanezca cerrada para el tránsito no esencial proveniente de Estados Unidos con el fin de controlar la tasa de infección en el país. La mayoría de los ciudadanos se queja de que el gobierno no está haciendo lo suficiente.

“Ahora no es el momento de visitar. Con suerte, volveremos a la normalidad pronto. Estas medidas existen por una razón. Son para protegernos y son para proteger a nuestros vecinos”, declaró la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland.

Aunque la industria del turismo en Canadá ha sufrido un gran impacto por cuenta de los cierres causados por la pandemia, últimamente esta ha recibido un impulso. El gobierno ha gastado US$ 37 millones en hoteles para los canadienses que no pueden aislarse en sus casas. El costo de su transporte al hotel o instalación, tres comidas al día y otros elementos esenciales están cubiertos por Canadá con dinero de los contribuyentes.

“La prioridad del Gobierno de Canadá es apoyar a los canadienses y reducir la propagación de COVID-19”, señaló el departamento de Salud de Canadá.

Le recomendamos: En Canadá, las tiendas de cannabis se llenan ante la pandemia

Comparte en redes: