“Este presidente no me representa”, el grito de protesta en Argelia

Los argelinos se preparan para un fin de semana lleno de manifestaciones en las calles del país, luego de la victoria de Abderlmadjid Ebboune en unos comicios presidenciales con los que no estaban de acuerdo.

El nuevo presidente argelino luchará para ser aceptado por la ciudadanía. Muchos ven al gobierno como "inepto, corrupto e incapaz de manejar la economía en decadencia".EFE

Los argelinos encaran el onceavo mes consecutivo de protestas contra el gobierno y en las calles todo indica que el movimiento está lejos de disolverse. El controvertido proceso electoral del jueves, en el que Abderlmadjid Ebboune resultó electo como el nuevo presidente de la nación, no ayudó a resolver la crisis social del país en lo más mínimo. Miles de simpatizantes del Hirak, como se le conoce al movimiento de protesta argelinos, sumaron este viernes un nuevo grito al ya amplio repertorio de arengas. Concentrados frente a la sede de la Autoridad Nacional Electoral Independiente (AINE), ente encargado de vigilar los comicios, los manifestantes corearon “este presidente no me representa” demostrando su claro descontento con los resultados electorales.

El nuevo mandatario es el ex primer ministro Tebboun, el favorito de los pronósticos -y dicen también que de la cúpula del Ejército-. Él logró imponerse ampliamente en las urnas contando con el mayor índice de abstención de la historia argelina. Según el AINE, organismo creado "ad hoc" para esta consulta en septiembre, este funcionario del aparato, curtido en la Administración, sumó el 58.15% de los sufragios emitidos, casi cuarenta puntos más que el segundo clasificado, el islamista Abdlkader Bengrina. El Espectador le explica: ¿Por qué casi nadie quiere votar en Argelia?

Tebboune fue ministro durante el primer mandado del presidente Abdelaziz Bouteflika, hace 20 años, y primer ministro durante apenas tres meses en 2017, cuando ya nadie sabía quién estaba realmente al frente del país. Por ello, a los ojos de los muchos que este viernes marchaban por el centro de la capital, blindada como en los días precedentes por un faraónico despliegue policial, era "uno más" del régimen militar que pretenden derrocar.

"Todo el mundo sabía que Tebboun es el hombre designado por el Ejército. Incluso (el líder opositor) Lajdar Buregaa lo predijo y por eso le encarcelaron", argumentaba a Efe Amokran Sisghi, un joven comerciante que llegó a la principal arteria comercial de la capital procedente de Boumerdes, ciudad vecina a Argel.

"Hoy protestamos contra la autoridad y (abrimos) el episodio dos. Francamente, para mí no es mi presidente porque nuestras reivindicaciones es cambiar completamente el sistema no un sistema dentro de otro", afirmó.

Rodeado de personas que juraban a gritos "Allahu akbar, no hemos votado", sostenía una ingeniosa pancarta que decía "con la designación de Pablo, toda Argelia será blanca", en alusión al extraño incidente de la aprehensión en 2018 de un barco cargado de cocaína.

La interceptación en aguas argelinas de la nave, procedente de un puerto en España, desató una purga en la cúpula del Ejército y en ella está siendo investigado Jaled, uno de los hijos del presidente electo. En la misma línea se pronunciaba Ibtisam, una joven estudiante de biología que opinaba que Tebboun era un producto fabricado por el entorno del jefe del Ejército y nuevo hombre fuerte del país desde la caída de Bouteflika, el general Ahmed Gaïd Salah.

"Este presidente fue preparado bien desde antes. No es ninguna sorpresa. Además, es cercano a Bouteflika así que no significa cambio alguno excepto que tiene un hijo implicado en un asunto de cocaína. ¿Cómo un hombre con este perfil dirige un país como Argelia?" se preguntaba.

A su alrededor algunos grupos proclamaban "Allahu Akbar, es un presidente elegido por fraude" y otros "Tebboune, cocaína, presidente". El futuro mandatario, que en campaña hizo 54 promesas -cifra que alude al estallido de la revolución contra Francia en 1954- y recuperar el dinero saqueado por los socios de Bouteflika condenados tras su caída, respondió con un mensaje en las redes sociales.

"Estamos capacitados para el cambio al que nos comprometimos. Agradezco a todos los argelinos su confianza en mi persona e insto a todo el mundo a vigilar y movilizarse para construir juntos una Argelia nueva", afirmó.

 

895716

2019-12-13T15:25:19-05:00

article

2019-12-13T15:25:19-05:00

cgomez_250775

none

Nacera Ouabou / EFE

El Mundo

“Este presidente no me representa”, el grito de protesta en Argelia

71

5093

5164