Exjefe de Odebrecht en Perú entregó a Fiscalía "las rutas del dinero" repartido a políticos

Tras un interrogatorio por parte de la fiscalía, Jorge Barata, uno de los hombres fuertes de Odebrecht en Perú ratificó que la compañía pagó millones de dólares al círculo cercano del expresidente Alan García con el fin de asegurarse contratos de obras públicas.

Jorge Barata aseguró este miércoles ante los fiscales que Odebrecht pagó más de cuatro millones de dólares a Luis Nava, quien era entonces secretario del presidente Alan García. AFP

El exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, entregó este miércoles a fiscales de ese país "las rutas del dinero" que la empresa brasileña repartió entre políticos peruanos, en un escándalo de corrupción que salpica al expresidente Alan García, quien se suicidó hace una semana.

"El señor Barata ha dado una explicación de las rutas del dinero", declaró a periodistas el fiscal peruano Rafael Vela, jefe del equipo que interrogó por segundo día al exhombre fuerte de Odebrecht en Perú en la sede de la fiscalía federal de la ciudad brasileña de Curitiba (sur).

"Nos sentimos absolutamente satisfechos con lo que ha dicho", añadió el fiscal.

(Le recomendamos: La infección de Odebrecht en Perú)

Vela no dio detalles, pero el influyente portal peruano IDL-Reporteros indicó que Barata había ratificado este miércoles ante los fiscales que Odebrecht pagó más de cuatro millones de dólares a Luis Nava, quien era entonces secretario del presidente Alan García (en su segundo mandato, 2006-2011), con el fin de asegurarse contratos de obras públicas.

Los pagos ilícitos a quien era mano derecha del entonces presidente García fueron hechos en dos aportes a partir de 2006, según el portal de periodismo de investigación, que filtra documentos sobre el escándalo de Odebrecht.

"Jorge Barata acordó pagarle a Luis Nava USD 3 millones para garantizar que las obras de la Carretera Interoceánica Sur continúen; y que Odebrecht conquistara nuevos proyectos", señaló IDL-Reporteros en Twitter.

De acuerdo al portal, Barata relató a los fiscales que Nava "fue la persona que abría las puertas de Palacio de Gobierno durante el mandato de Alan García".

(Ver más: La relación entre Alan García y Odebrecht)

La fiscalía peruana sospecha que el destinatario final del dinero era Alan García, versión que el expresidente siempre negó.

En una carta difundida tras su muerte García declaró que "no hubo ni habrá cuentas, ni sobornos, ni riqueza. La historia tiene más valor que cualquier riqueza material".

Un segundo pago por 1,3 millones de dólares se hizo a través de un banco de Andorra a nombre del expresidente de la petrolera estatal PetroPerú, Miguel Atala, quien ofició de testaferro, según IDL.

"Barata explicó que Miguel Atala actuó como testaferro de Luis Nava para que éste pudiera recibir un millón 300 mil dólares de Odebrecht a través de la offshore Ammarin Investment, vía la Banca Privada de Andorra", añadió el portal.

Un pago adicional de medio millón de dólares se hizo a José Luis Nava, hijo de Luis Nava, según el exjefe de Odebrecht.

(Le puede interesar: Así aprovechan los políticos peruanos el suicidio de Alan García para evadir la justicia)

Luis Nava, quien está detenido en Lima por 10 días en el marco de esta causa, niega los aportes ilícitos de Odebrecht.

Los dos Nava -padre e hijo- habían declarado un vínculo laboral con Odebrecht por intermedio de su empresa de transportes Don Reyna, que recibió 17,8 millones de dólares por servicios prestados a los brasileños entre 2007 y 2015.

Barata ratificó este miércoles las declaraciones que había hecho en febrero de 2018 a los fiscales peruanos.

"Las hipótesis de investigación del Ministerio Público se vienen comprobando", indicó el fiscal Vela sin dar detalles.

Los testimonios de Barata forman parte de un acuerdo de cooperación con la fiscalía peruana, según el cual Lima no lo perseguirá en tribunales a cambio de delatar a los funcionarios peruanos corruptos.

El acuerdo fue convalidado por la procuraduría brasileña, pero debe ser homologado por la Corte Suprema peruana, algo que se da por seguro.

(Le puede interesar: Kuczynski, expresidente de Perú, irá a prisión mientras es investigado por caso Odebrecht)

El expresidente García, quien se suicidó de un disparo en la sien hace una semana cuando iba s ser detenido por este caso, quedó al margen del proceso tras su muerte.

"Hay una extinción de la acción penal contra Alan García, no puede ser objeto de una sanción penal", explicó Vela.

Según IDL-Reporteros, Barata admitió ante los fiscales que "Luis Nava no estaba en la capacidad de influenciar (las decisiones de contratos de obras) sin usar el nombre de Alan García", debido a que "como secretario del presidente no tenía funciones ejecutivas".

El equipo de cinco fiscales peruanos seguirá interrogando a responsables de Odebrecht y de otras empresas brasileñas esta semana.

Por este caso está en prisión preventiva el exmandatario peruano Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

Anteriormente estuvieron en prisión preventiva durante nueve meses el expresidente Ollanta Humala (2011-2016) y su esposa Nadine, mientras que el exmandatario Alejandro Toledo (2001-2006), quien escapó a Estados Unidos, enfrenta un pedido de extradición.

852054

2019-04-24T16:38:14-05:00

article

2019-04-24T16:38:14-05:00

alagos_86

none

- AFP

El Mundo

Exjefe de Odebrecht en Perú entregó a Fiscalía "las rutas del dinero" repartido a políticos

95

6784

6879