El expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram fue detenido por segunda vez en tres meses

Noticias destacadas de El Mundo

El expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram, destituido en 1997 y ahora salpicado por presuntos casos de corrupción, fue detenido este miércoles en Guayaquil para esclarecer si participó en la muerte de un preso israelí. Este es su segundo arresto en tres meses, indicaron las autoridades.

A principios de junio de este año la Fiscalía ecuatoriana llevó a cabo un megaoperativo para combatir la corrupción en el país. En ese momento fue detenido momentáneamente el expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram. Aunque luego recuperó su libertad, hoy volvió a caer en manos de las autoridades para esclarecer si participó en la muerte de un preso israelí. “El delito que se investiga en este momento, en este caso, será el relacionado con la muerte de un ciudadano israelí que estaba privado de libertad”, dijo la ministra de Gobierno, María Paula Romo, a la radio WQ.

Agregó que "las investigaciones que conduce Fiscalía, y que finalmente tendrá que tomar decisiones un juez, son las que podrán determinar cuál es el grado de participación, si existe o no, en el delito que se investiga".

El ente acusador informó a su vez que además de Bucaram, quien ya es indagado por supuesto tráfico ilícito de armas y municiones, fue arrestado un funcionario de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) de Quito. ”El expresidente Abdalá B. y un funcionario de la AMT son detenidos en allanamientos simultáneos (...). Se los investiga por presunta delincuencia organizada”, señaló la Fiscalía a través de su cuenta en Twitter.

Le puede interesar: El operativo anticorrupción en Ecuador que mandó a prisión al expresidente Bucaram

Agregó que el caso “involucraría” a Jacobo, primogénito de Bucaram, y a tres funcionarios de la AMT “contra quienes se inició una investigación en mayo” pasado tras la detención de dos israelíes que se dedicaban a la venta irregular de insumos médicos en medio de la crisis sanitaria por la COVID-19.

Los extranjeros, que declararon haber vendido kits para detectar el coronavirus a Jacobo por más de 300.000 dólares en efectivo, fueron atacados el sábado en la celda de una cárcel de Guayaquil, muriendo uno de ellos y quedando herido el otro.

Armas y piezas arqueológicas

Los israelíes fueron arrestados portando unos 100.000 dólares, presuntamente parte de la negociación con Jacobo Bucaram, y credenciales falsas de la agencia antidrogas estadounidense DEA que habrían sido suministradas por agentes de la AMT que integraban la escolta del exvicepresidente Otto Sonnenholzner, quien renunció hace un mes sin precisar los motivos aunque se mantiene cercano al gobierno de Lenín Moreno.

"Se está investigando a dos motociclistas de la AMT, quienes eran parte de la caravana presidencial y tenían relación con los israelitas que también están siendo investigados (...) No conozco ni tengo ningún tipo de relación con las personas en mención y espero que ninguno de estos actos delictivos quede en la impunidad", expresó Sonnenholzner el lunes por Twitter.

Escándalos de corrupción por la compra de insumos médicos con sobreprecio por parte de hospitales públicos durante la pandemia involucran ya a Jacobo Bucaram y dos de sus hermanos, Michel y Abdalá, este último un exdiputado y excandidato presidencial que se encuentra en Estados Unidos. Los tres están prófugos de la justicia, que ordenó su detención. Se desconoce el paradero de ambos.

Bucaram padre, de 68 años, quien será trasladado a Quito para ser procesado por la justicia, ofreció ayuda recíproca al israelí asesinado para sacarlo de prisión aprovechando sus influencias en la justicia, según una reciente conversación telefónica entre ambos que filtró la prensa.

El exmandatario había sido detenido momentáneamente en junio por el caso de los insumos médicos, que fueron hallados en su vivienda junto con un arma y municiones. Sin embargo, la justicia decidió entonces solo indagarlo por tráfico de armas, municiones y bienes patrimoniales, pero no por el caso que involucra a sus tres hijos. Pero ahora la fiscalía decidió investigarlo por la muerte del preso israelí.

Luego de que el Parlamento lo destituyera de la presidencia de Ecuador en febrero de 1997, en medio de protestas sociales y apenas seis meses después de haber asumido el cargo, Bucaram vivió exiliado durante dos décadas en Panamá.

A raíz de los escándalos de corrupción que involucran a los Bucaram, el exgobernante se declaró un perseguido del gobierno de Moreno y se autoproclamó candidato presidencial para los comicios generales de febrero próximo.

Comparte en redes: