Fiscalía y defensa discrepan sobre uso de veneno en asesinato de Kim Jong-nam

La defensa cuestionó el uso del agente tóxico porque ninguna de las personas que tuvieron contacto directo con la parte contaminada de Kim sufrió anomalías.

Archivo EFE

El juicio del asesinato de Kim Jong-nam en Malasia, que se prevé dure al menos dos meses, enfrentó este martes a fiscalía y defensa sobre el veneno utilizado para matar al hermano mayor del líder norcoreano, Kim Jong-un.

Conforme a la fiscalía, las acusadas, la indonesia Siti Aisyah y la vietnamita Doan Thi Huong, tenían "intención de matar" al frotar la cara de la víctima con un paño impregnado con el agente nervioso VX el 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

Las dos acusadas, que el lunes se declararon "no culpables", se enfrentan a la pena capital en caso de que las halle culpables el juez Armi Ariffin, del Tribunal Superior de Shah Alam.

Tras el asalto, Kim solicitó asistencia médica en el mismo recinto aeroportuario.

El doctor Nik Mohamed Adzrul Ariff, quien atendió a Kim, declaró hoy que la víctima mostraba una excesiva sudoración y mucosidad, tenía convulsiones, falta de coordinación, vómitos, sangre en la boca, además de la cara y los ojos enrojecidos, sintomatología, según el facultativo, de un posible envenenamiento.

El norcoreano falleció unos 20 minutos después del asalto de un paro cardiaco, mientras era trasladado en ambulancia a un hospital.

El médico Mohd Shah, que participó en la autopsia, confirmó que encontraron restos del agente tóxico VX en el cadáver y atribuyó a este el ataque cardíaco, durante el testimonio que presentó esta jornada.

La patóloga Nur Ashikin declaró por su parte que el nivel de colinesterasa (una enzima que ayuda al sistema nervioso a funcionar apropiadamente) en la sangre de Kim era muy bajo, de 344 unidades, lo que consideró consistente con la reacción del cuerpo ante la presencia de un agente neurotóxico.

Ashikin analizó, además de la sangre del fallecido, muestras de plasma de las dos acusadas, detenidas las misma semana del asesinato, y estas mostraban unos niveles normales de colinesterasa, sobre las 7.000 unidades.

"Si ellas aplicaron el VX, ¿por qué sus niveles son normales? De haber estado expuestas, deberían tener también un número bajo (...) no es lógico (...) lo que nos lleva a la conclusión que ellas no estuvieron expuestas al VX o un agente neurotóxico", apuntó el abogado Gooi Soon Seng, que defiende a la acusada indonesia.

La defensa cuestionó el uso del agente tóxico porque ninguna de las personas que tuvieron contacto directo con la parte contaminada de Kim sufrió anomalías.

Tanto Doan como Aisyah aseguraron durante los interrogatorios con la Policía que creían que participaban en una broma para un programa de televisión y que el supuesto veneno era aceite para bebés.

El VX es un líquido oleoso incoloro, sin olor ni sabor, que tarda en evaporarse, ataca el sistema nervioso y causa la muerte.

Está considerado por Naciones Unidas como un arma de destrucción masiva, y su producción y almacenamiento fue prohibido en 1993.

Ambas acusadas declararon a las autoridades que un grupo de cuatro hombres, quienes presuntamente orquestaron el incidente, les pagaron unos 80 dólares a cada una por participar en el montaje.

Estos hombres, que la Policía identificó como norcoreanos, salieron del país el mismo día del asesinato y se encuentran en paradero desconocido.

El tribunal ha rechazado publicar las identidades y nacionalidades de estas cuatro personas.

Los servicios de inteligencia de Corea del Sur y Estados Unidos atribuyeron el crimen a agentes norcoreanos.

Pyongyang sostiene que Kim murió de un ataque cardíaco y acusa a las autoridades malasias de conspirar con sus enemigos, al tiempo que insiste en identificar a la víctima como Kim Chol, el nombre que figuraba en el pasaporte con el que viajaba la víctima.

Kim Jong-nam nació en 1971 de la relación entre el "amado líder" norcoreano, Kim Jong-il, y su primera concubina, la actriz Song Hye-rim.

Su hermano Kim Jong-un, actual mandatario de Corea del Norte, nació en 1984 del mismo padre y su última consorte, Ko Yong-hui.

El hermano mayor estuvo considerado en su día como el mejor posicionado para heredar la jefatura del régimen, pero cayó en desgracia en 2001 y desde el extranjero atrajo la atención por criticar a Pyongyang y su sistema de sucesión hereditario.