Funcionario alemán recomienda a los judíos no usar sus gorros por creciente antisemitismo

La recomendación para no portar la kipá se da en un momento en el que el número de incidentes antisemitas aumentó en Alemania, según estadísticas recientes. El presidente de Israel cuestionó la medida y acusó al funcionario de ceder ante las personas que atacan a los judíos.

El kipá es un gorro tradicional y distintivo para la comunidad judía.AFP

El encargado contra el Antisemitismo del Gobierno alemán, Felix Klein, desaconsejó a los judíos de su país de llevar la kipá, un gorro tradicional para esta comunidad, en algunos lugares ante el número creciente de ataques antisemitas que se registran en el país. 

"Lamentablemente, no puedo aconsejar a los judíos que lleven la kipá por cualquier parte de Alemania", aseveró Klein, en declaraciones al grupo mediádico "Funke", cuestión que ha suscitado ya cierta polémica en el ámbito político.

Klein, cuyo departamento está adscrito al Ministerio del Interior, alude ahí a una "creciente desinhibición social" frente a expresiones o actitudes agresivas contra los miembros de la comunidad judía. Según cifras extraoficiales, se calcula que hay alrededor de 100.000 judíos en Alemania, aunque la gran mayoría son relativamente laicos y no muestran signos externos de su fe.

Puede leer: ​El brote de sarampión en Nueva York enfrenta a la comunidad judía 

La extensión de los movimientos ultraderechistas actúa como "fatal caldo de cultivo" para estas formas de antisemitismo.

El representante gubernamental alude así a la estadística sobre delitos de trasfondo antisemita, que muestra un claro aumento de ataques, insultos y propaganda con estas raíces, y recuerda que un 90 % de estos actos proceden de la ultraderecha.

Según cifras recientemente difundidas por el ministro del Interior, Horst Seehofer, el cómputo de los delitos xenófobos y antisemitas se incrementó en 2018 en casi un 20 %.
En total, se registraron 7.700 delitos de índole racista, mientras que los de carácter antisemita se situaron en 1.799 casos.

En contra de la opinión de Klein se pronunció el titular de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, quien sostiene precisamente que hay que "animar" al uso de la kipá porque lo contrario es "dejarse intimidar".

Le recomendamos: ​Antisemitismo Recargado

"Todo el mundo debe poder mostrar su kipá, no importa dónde ni cuándo", aseveró Herrmann, de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) como Seehofer.

Hace un año, y a raíz de una agresión sufrida en Berlín por un joven que iba con la kipá, decenas de miles de personas, judíos o no, acudieron a una concentración en la capital alemana cubiertos con esa prenda en señal de solidaridad y reclamando coraje cívico contra el antisemitismo.

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, dijo sentirse "sorprendido" por las declaraciones de Klein, y aunque apreció "el compromiso del gobierno alemán con la comunidad judía", acusó al funcionario de ceder ante las personas que atacan a los judíos en Alemania.

"Los temores sobre la seguridad de los judíos alemanes son una capitulación ante el antisemitismo y admiten una vez más que los judíos no están seguros en territorio alemán", continuó el presidente, citado en un comunicado.

 

Temas relacionados