Gana juicio mexicano que iba a ser expulsado de EE. UU. por tener sexo con una adolescente

Juan Esquivel-Quintana mantuvo una relación consentida con una joven de 16 años cuando él tenía 20. La ley en California prohíbe tener relaciones sexuales con menores de 18 años si la diferencia de edad supera los tres años.

AFP

La Corte Suprema de Estados Unidos resolvió este martes que un inmigrante de origen mexicano que mantuvo una relación sexual consentida con una adolescente de 16 años no podía ser expulsado por ese motivo.

El más alto tribunal estadounidense aprobó el fallo por unanimidad, en un contexto en el que el gobierno de Donald Trump se empeña precisamente en acelerar las expulsiones de extranjeros condenados por la justicia de Estados Unidos.

El caso concierne a un mexicano entonces residente legal en California, Juan Esquivel-Quintana, quien mantuvo una relación con una adolescente de 16 cuando él tenía 20.

Esquivel-Quintana fue detenido en 2009. La ley en California prohíbe tener relaciones sexuales con menores de 18 años si la diferencia de edad supera los tres años.

El Código de Inmigración de Estados Unidos contempla, además, la expulsión de cualquier inmigrante condenado por "abuso sexual de menores".

Juan Esquivel-Quintana argumentó que si hubiera cometido los mismos actos en más de 40 estados del país, en los que la mayoría de edad para tener sexo es más baja, no hubiera sido procesado ni condenado. 

En aquel entonces, señalan los jueces en su fallo, 31 estados y la capital, Washington, habían fijado la edad mínima para tener relaciones sexuales consentidas era de 16 años.