Trump se reunió con víctimas del tiroteo

Genética y salud, claves en el caso del asesino de Las Vegas

Expertos en comportamiento criminal explican las posibles razones que llevaron a Stephen Maddock a cometer la peor matanza en la historia de EE.UU.

Congresistas demócratas explicaron por qué se debe regular la venta de armas. / Fotos: AFP

Stephen Paddock, el autor de la peor masacre en la historia de Estados Unidos, mató a 59 personas y dejó a más de 500 heridas. En la habitación del hotel Mandalay Bay en Las Vegas, ubicada en la planta 32, se encontraron unas 23 armas y otras 19 se hallaban en sus casas. Antes de que los agentes de policía lograran entrar a su habitación de hotel, Paddock se había suicidado con un impacto de bala. (Lea: Era un hombre cariñoso y tranquilo: novia de atacante de Las Vegas)

El hombre no tenía antecedentes criminales y los investigadores siguen buscando las razones de la matanza de este hombre. “Lobo solitario”, “Amante de las apuestas”, “se pasaba la vida jugando”, “individuo loco”, han sido algunas de las palabras con las que se ha descrito a este hombre en los medios de comunicación.

El doctor Matt Logan y su equipo de la organización HALO, que investigan el perfil de criminales como Paddock, dice que sus actos se pueden catalogar en la categoría de terrorismo doméstico, pero que “son acciones mucho más peligrosas que el terrorismo internacional. Pero no sabemos suficiente sobre Stephen Paddock”.

(Le puede interesar: Los amantes de las armas trabajan en la Casa Blanca)

De él se conoce poco, pero de su padre, Patrick Paddock, se sabe bastante. El ancestro del asesino formó parte de la lista de las diez personas más buscadas del FBI (Buró Federal de Investigación estadounidense). Robó varios bancos y fue diagnosticado como psicópata, según un boletín en 1969. “Estudiando a los psicópatos, sé que existe un componente genético. Eso podría ser un factor. Una persona sin empatía, sin conciencia, una persona que podría haber disfrutado del poder de subirse a un hotel y eliminar a personas desde un piso alto”, añade Logan.

“El acto más parecido al de Stephen Paddock en Las Vegas fue el que cometió Whitman en Texas”, recuerda el especialista. En agosto de 1966, Charles Whitman, conocido como “Texas Tower Sniper”, subió a la torre del reloj de la Universidad de Texas, Austin, con varias armas. Disparó durante 96 minutos y mató a más de 16 personas. “Yo subí a esa torre y pude observar el poder que podría sentir una persona al disparar desde tan arriba. En el caso de Whitman hubo indicaciones de que sufrió un tumor mental, lo que le llevó a asesinar a tantas personas”, explicó el experto.

Charles Whitman tenía 24 años cuando subió las escaleras de la torre. Stephen Paddock tenía 64. “Típicamente no hay personas que actúen de tal manera a esa edad. Si alguien con una edad avanzada comete este tipo de crímenes, empiezo a preguntarme si hay evidencia de condiciones médicas o psicopáticas”. Los trastornos delirantes suelen empezar a partir de 40 años. Hay que esperar la autopsia”, concluyó el doctor.