Hombre armado con cuchillo atacó a militar en el centro de París

Francia ha sufrido desde enero de 2015 una ola de atentados yihadistas que ha dejado 239 muertos. En los últimos meses, los atacantes han apuntado sobre todo a las fuerzas de seguridad apostadas en lugares emblemáticos de París. 

Vista de la parada de metro "Châtelet - Les Halles" en París. /EFE

Un hombre armado con un cuchillo atacó este viernes en París a un militar de la operación antiterrorista desplegada en Francia desde los atentados de 2015, sin que se registraran heridos.

Según los primeros elementos de la investigación, el agresor, rápidamente reducido por el militar en la céntrica estación de metro Chatelet, habría hecho referencia a Alá, precisó una fuente policial. El hombre no estaba fichado.

El ataque se produjo hacia las 06:30 de la mañana, indicaron fuentes policiales. La investigación está a cargo de la fiscalía antiterrorista de París.

La ministra de Defensa, Florence Parly, elogió en la radio Europe 1 la reacción del militar. "El hombre fue reducido, es la prueba del profesionalismo y de la eficacia de los soldados de Centinela en su misión de protección".

"No sabemos cuáles eran las intenciones del agresor, que ha sido detenido", añadió.

Es la séptima agresión contra militares de la operación Centinela establecida como parte del plan Vigipirate (sistema permanente de alerta) después de los atentados de enero de 2015. El último ataque de este tipo hirió a seis militares cuando un coche se abalanzó contra el lugar en el que se encontraban en las afueras de la capital.

El gobierno anunció el jueves una "evolución" de la operación Centinela. Alrededor de 7.000 militares seguirán movilizados (10.000 en caso de crisis) pero podrán actuar con más "flexibilidad" y de forma "menos predecible" para mejorar su eficacia, informó el ministerio de Defensa.

Este despliegue militar, tranquilizador para muchos, es criticado por otros porque convierte a los militares en un blanco fácil para los atacantes.

Centinela tendrá a partir de ahora tres niveles: un "dispositivo permanente" para garantizar la seguridad en los lugares más expuestos (escuelas, lugares de culto, monumentos turísticos, aeropuertos y estaciones de tren); un nivel de despliegue "planificado" para la protección de eventos puntuales (ferias navideñas o acontecimientos deportivos); y una "reserva estratégica" de 3.000 hombres.

"No tenemos ninguna intención de bajar la guardia", aseguró Parly.

Francia ha sufrido desde enero de 2015 una ola de atentados yihadistas que ha dejado 239 muertos. En los últimos meses, los atacantes han apuntado sobre todo a las fuerzas de seguridad apostadas en lugares emblemáticos de París. 

El 20 de junio, Adam Djaziri se mató al embestir un furgón policial en los Campos Elíseos, en un atentado fallido que no causó heridos. 

Dos semanas antes, un doctorando argelino de 40 años, Farid Ikken, agredió con un martillo a una patrulla de policía delante de la catedral de Notre-Dame.

Y el 20 de abril, a tres días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, Karim Cheurfi mató a un policía en los Campos Elíseos. 

El Gobierno renovó hasta el 1 de noviembre el estado de emergencia impuesto en Francia tras los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París. 

 

últimas noticias