500 AÑOS DE LA REFORMA PROTESTANTE

Iglesia reformada para el mundo actual

Uno de los principios del protestantismo señala que la Iglesia debe estar en continua disposición de reformarse, atendiendo un concepto atribuido a Agustín de Hipona (San Agustín) y popularizado por el teólogo alemán Karl Barth.

Esteban Fernández, Gloria Ulloa, Martín Jungue y Juan Sebasttián Rodríguez.

Animada por este postulado, la Federación Luterana Mundial encargó a un grupo de 40 teólogos, coordinados por el profesor Ulrich Duchrow, de la Universidad de Heidelberg, realizar ese examen y formular propuestas. El resultado está en 94 desafíos enmarcados en la lucha contra la corrupción, contra las formas modernas de dominación, la violencia o el envilecimiento de la economía. (Puede ver nuestro especial de los 500 años de la Reforma protestante aquí)

La versión en español fue adaptada por el teólogo argentino Daniel Beros y, siguiendo el mismo modelo, El Medio Comunica solicitó a cuatro líderes protestantes de América Latina y de Colombia que propusieran unas pequeñas reflexiones sobre los retos que debe asumir la Iglesia frente a los distintos problemas del país y del continente.

Esteban Fernández: Presidente de Bíblica Internacional para América Latina

Protección de la niñez

Debe comenzar desde el momento mismo de la concepción. La Iglesia debe hacerse cargo materialmente de cada criatura rescatada del aborto. Se debe proteger a las mujeres que estando embarazadas no deseen hacerse cargo del niño, sin afectar la vida del infante.

Violencia intrafamiliar

La Biblia no justifica ningún tipo de violencia familiar. La mujer tiene el derecho divino a no permanecer al lado de quien afecte su dignidad de mujer. La Iglesia debe enseñar que es obligación denunciar a las autoridades cualquier caso de violencia familiar.

Corrupción

La Iglesia debe participar activamente en la creación de programas que fomenten, procuren y estimulen las prácticas basadas en la integridad del individuo en todo estamento, así como denunciar y  corregir la falta de integridad dentro y fuera de las paredes de un templo cristiano.

Gloria Ulloa: Presidenta del Consejo Mundial de Iglesias para América Latina y el Caribe


Educación en valores

Es iluso pensar que el dogmatismo religioso pueda construir una nueva sociedad. El Evangelio de Jesucristo enseña principios y valores éticos como la justicia, el amor, el respeto, la solidaridad y la bondad que, al ser enseñados y asumidos, hacen realidad nuevas conexiones entre los seres humanos para la convivencia en paz.

Consolidación de la paz

La paz es un don de Dios. Los verdaderos cristianos deben enseñar que la paz se consolida por medio de actos de verdadero arrepentimiento, perdón, reconciliación y no repetición. La paz es posible porque Cristo pone en quienes le siguen su paz verdadera.

Martín Jungue: Secretario general de la Federación Luterana Mundial


Defensa de los derechos humanos

Las iglesias que siguen la tradición reformatoria tienen respaldo para luchar por los derechos humanos y empeñarse en el respeto de los mismos. Es una válida representación de su credo fundamental. Esto no significa que la Declaración de los Derechos Humanos sea convalidada con las Santas Escrituras, significa que el concepto del ser humano, como es contemplado en La Biblia, coincide con las convicciones humanitarias seculares y, por lo tanto, presta un aliciente para defender y proteger la dignidad de los seres humanos.

Protección del medioambiente

El cambio climático provocado por las acciones de los humanos conllevará a una influencia fatal con respecto a la sobrevivencia de nuestra especie. Las  Iglesias que profesan los valores de la Reforma tienen una enorme vocación en levantar sus voces para contribuir a la superación de estos retos, para predicar un concepto de libertad sensato y, en lo que respecta a comportamientos sociales y ecológicos, a ser responsables con el fin de garantizar una sobrevivencia digna de la especie humana.

Juan Sebastián Rodríguez: Magíster en estudios teológicos de Global University. Director Educación Cristiana y Copastor Iglesia Centro Mundial de Avivamiento.


Cuidado y educación de la juventud

Una “Ecclesia Semper Reformanda” debe ser aquella que esté dispuesta a caminar con sus jóvenes. No sólo los de su comunidad sino los de su sociedad, sabiendo que ellos son el ahora. Sabiendo que Jesús caminó en esta tierra rodeado de jóvenes, sanándoles, vendando sus heridas, curando su dolor, liberándoles de sus cadenas y opresiones. Pero, sobre todo, trabajando con y junto a ellos, trazando un camino, capacitándolos para ser transformadores.

*Trabajo conjunto con El Medio Comunica

últimas noticias

Melania Trump, ¿sabe lo que hace?

Estos curas se dedican al exorcismo en Francia