Internet vuelve parcialmente a Irán tras su bloqueo por las protestas

La conexión a internet comenzó a ser restaurada, aunque de modo lento y parcial, tras seis días de bloqueo para evitar la organización de protestas en Irán, donde las autoridades han dado por zanjados los disturbios, de los que todavía hay, no obstante, coletazos.

Las protestas en Irán se desataron tras un aumento a la gasolina. Poco a poco vuelve la calma a las principales ciudades. AFP

El esperado regreso de internet, cuyo bloqueo nunca había sido tan prologado en el tiempo, es una señal de que las autoridades confían en que la ola de descontento desatada por la subida del precio de la gasolina está más o menos bajo control.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, proclamó ayer la victoria sobre los disturbios, que derivaron pronto en críticas contra el sistema teocrático iraní, pero el hecho de que internet siguiera cortado generaba mucha incertidumbre.

Le puede interesar: Bloquear Internet, ¿un arma de los gobiernos en época de protestas?

Las autoridades no han ofrecido todavía una cifra de víctimas mortales en las protestas y disturbios de los últimos días pero, según Amnistía Internacional, son al menos un centenar en una veintena de ciudades.

Los arrestos superan el millar, entre ellos algunos iraníes con doble nacionalidad alemana, turca y afgana en la provincia de Alborz, vecina de Teherán. En esa provincia, así como en las de Teherán, Fars (sur) y Juzestán (suroeste) se llevaron a cabo ayer nuevas detenciones que ayudaron a "acabar con los disturbios", según el portavoz de la Guardia Revolucionaria, Ramezan Sharif.

Regreso parcial de Internet

 

El Consejo Supremo de Seguridad Nacional, el órgano encargado de la decisión de bloquear internet y ahora de restaurarlo, informó de la aprobación de la conectividad de las líneas fijas "para algunas áreas".

El acceso a internet se está restaurando gradualmente, de acuerdo a esta fuente citada por la agencia semioficial Fars, en las provincias de Hormozgan (sur), Kermanshah (noroeste), Arak (centro), Mashad (noreste), Qom (centro), Tabriz (noroeste), Hamedan (oeste) y Bushehr (sur).

También se ha levantado el bloqueo en algunas partes de la capital Teherán, según comentaron a Efe un par de empleados de empresas vinculadas con el Gobierno que durante la primera mitad de la jornada no tenían internet.

La plataforma NetBlocks, que supervisa la conectividad de los usuarios y la censura en internet, confirmó en Twitter que el bloqueo se está levantando "aunque solo parcialmente" y que a nivel nacional había aumentado al 13% a las 15:30 GMT.

Las redes sociales fueron el medio empleado entre el viernes y el sábado para organizar las protestas y difundir vídeos de las mismas, que en los últimos dos días, debido a su bloqueo pero también a la reducción de los disturbios, han sido escasos.

Le puede interesar: ¿Cortar internet en tiempos de crisis o amenazas? Rusia lo acaba de aprobar

Protestas e incidentes cada vez más aislados

 

Incluso las provincias más afectadas esta oleada de descontento, como Juzestán, Teherán, Fars y Kermanshah parecen estar volviendo a la calma, aunque el bloqueo que todavía persiste de internet impide saber con exactitud la situación.

El informe de AI apuntó que en Juzestán y Kermanshah murieron más de una treintena de manifestantes, respectivamente, mientras que en Fars la cifra asciende a doce y en Teherán, a nueve.

En Kermanshah, de mayoría kurda, uno de sus habitantes, Alí Pur, explicó a Efe que ha habido cortes de carreteras y se han incendiado sucursales bancarias, gasolineras y tiendas en los últimos días, pero que las protestas y disturbios han amainado.

También las localidades más conflictivas del oeste de la provincia de Teherán de Shahriar, Robat Karim, Fardis y Malard, y barrios de la ciudad como Piruzí están más tranquilos.

Un comerciante de Piruzí, Mohamad Fard, indicó a Efe que los primeros días se escucharon tiros y que las protestas comenzaban al atardecer: "Todavía hay algo de movimiento pero a una escala mucho menor", agregó.

La Unión Europea (UE) pidió este jueves a Irán evitar la violencia, que consideró "inaceptable", y recurrir al diálogo para abordar "los desafíos socioeconómicos".

Una población empobrecida

 

"Ha subido mucho el precio de la gasolina y ya teníamos suficiente carestía", se lamentó el comerciante de Piruzí, que denunció que las autoridades les han "convertido en pobres".

Ver más: Rusos, contra ley de desconexión a internet

Tanto Fard como otros ciudadanos consultados por Efe coincidieron en señalar que la actual situación económica está eliminando a la clase media de la sociedad que, de hecho, ha sido incluida en el plan del Gobierno de dar una ayuda a 18 millones de familias.

Esa ayuda va a salir de la reducción de los subsidios a la gasolina, que subió el pasado viernes un 50 % y su consumo fue racionado, por lo que a partir de los 60 litros mensuales pasa a aumentar su precio un 300 %.

Este incremento es especialmente doloroso para la población ya que la economía está muy deteriorada desde que Estados Unidos volvió a imponer sanciones a Irán el año pasado tras retirarse del acuerdo nuclear de 2015.

Según el Fondo Monetario Internacional, la economía iraní se contraerá este año un 9,5 % y la inflación superará el 36 %, debido en parte a la devaluación de la moneda nacional, lo que ha fomentado un gran descontento social.

892217

2019-11-22T06:59:42-05:00

article

2019-11-22T06:59:42-05:00

alagos_86

none

EFE

El Mundo

Internet vuelve parcialmente a Irán tras su bloqueo por las protestas

70

5968

6038