Intervención del gobierno catalán encontrará "desobediencia civil masiva", advierten radicales

El partido de extrema izquierda CUP aseguró que una eventual destitución al ejecutivo y control de su parlamento "es la mayor agresión" contra la región desde la dictadura de Francisco Franco.

Archivo AFP

La facción más radical del independentismo en Cataluña, el partido de extrema izquierda CUP, advirtió en un comunicado este lunes que la intervención del gobierno regional por parte de Madrid será respuesta con una "desobediencia civil masiva".

Esta formación, apoyo clave del presidente regional Carles Puigdemont, asegura que la intención del gobierno español de destituir al ejecutivo catalán y controlar su parlamento "es la mayor agresión" contra la región desde la dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

Una "agresión" que si se aplica "encontrará una respuesta en forma de desobediencia civil masiva por parte de la ciudadanía", afirma este partido que cuenta con diez diputados de 135 en el parlamento regional, que detallará sus propuestas a lo largo de la semana.

Además, exigen de nuevo la proclamación "cuanto antes" de una república independiente, suspendida por Puigdemont hace dos semanas para intentar establecer una mediación con el gobierno español de Mariano Rajoy que resolviera e conflicto.

Los portavoces de los diferentes partidos en el parlamento catalán se reúnen este lunes para fijar la fecha del próximo pleno, que podría servir para declarar la independencia de esta región tras el referéndum inconstitucional del 1 de octubre que los separatistas afirman haber ganado.

El reloj corre en contra de los independentistas después de que Rajoy anunciara el sábado la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que permite la intervención del poder central en una región, para "restaurar el orden constitucional" en Cataluña.

El viernes se reunirá el Senado para debatir y votar la petición de Rajoy. 

Entre las medidas propuestas por el ejecutivo destacan la destitución del gobierno regional y el control del parlamento catalán antes de convocar elecciones regionales en un plazo máximo de seis meses.

 

últimas noticias