Investigadores chinos crean un sistema para controlar abusos en guarderías

Cuando el sistema capta un comportamiento extraño envía una alerta automática que, según los expertos, evitaría abusos.

Tomada de Pixabay/Referencia

Investigadores chinos han diseñado un sistema de inteligencia artificial para controlar en tiempo real posibles abusos a niños en las guarderías, después del escándalo que salpicó la semana pasada a un jardín de infancia de Pekín, informó este jueves el diario hongkonés South China Morning Post.

El grupo, dirigido por el profesor de Guizhou Rao Yan, asegura que han creado un algoritmo capaz de captar una transmisión de vídeo en tiempo real para detectar posibles movimientos anormales tanto en los profesores como en los niños.

Cuando el sistema capta un comportamiento extraño envía una alerta automática que, según los expertos, evitaría abusos como los que decenas de padres de la guardería RYB de Pekín denunciaron hace unos días tras encontrar marcas de agujas en partes del cuerpo de sus hijos.

Después de años de desarrollo, los investigadores esperan que el prototipo se complete para 2018 y reconocen que no ha sido fácil para la máquina captar los movimientos de los niños, pues estos suelen ser constantes y muy rápidos.

Según explica Rao, al principio había que decirle a la máquina qué comportamiento era correcto y cuál incorrecto, pero luego aprendió a evaluar correctamente el metraje, con poca intervención humana, aunque aún con amplio margen de mejora.

"Está lejos de ser perfecto. Espero que más investigadores puedan unirse a este esfuerzo para acelerar el uso de la tecnología de inteligencia artificial en la lucha contra el abuso infantil", afirmó en declaraciones al diario.

Huang Kaiqi, investigador de la Academia de Ciencias de Pekín, aseguró, por su parte, que también podrían aplicarse otros métodos de detección de sonidos o temperatura para reunir una mayor cantidad de información y emitir un juicio "más preciso".

Aunque en los últimos años China ha invertido mucho en la aplicación de inteligencia artificial, especialmente en actividades de defensa y antiterrorismo, el equipo de Rao ha sido pionero en la aplicación de esta tecnología en el campo educativo.

Pekín lanzó una normativa en 2012 que exigía a todas las guarderías instalar cámaras de seguridad, pero la mayoría de veces el contenido no es supervisado por el personal.