'Jalón de orejas' del papa Francisco a la Curia Romana

El pontífice pidió al personal de la Iglesia que trabaja en el mundo, que la misión pastoral debe ser la prioridad. "La diplomacia vaticana debe recordar que la guerra solo trae muerte".

Foto: EFE/ Max Rossi

El papa Francisco recordó que la diplomacia vaticana en el mundo debe "afirmar que las guerras traen solo muerte y destrucción", durante un mensaje dirigido a los miembros de la Curia Romana, el Gobierno de la Iglesia.

"Juega un papel fundamental la diplomacia vaticana que busca sincera y constantemente el que la Santa Sede sea un constructor de puentes, de paz y de diálogo entre las naciones", afirmó el papa ante la Curia, reunida en la Sala Clementina del Vaticano.

Francisco señaló que "una diplomacia al servicio de la humanidad y del hombre, de mano tendida y de puerta abierta, se compromete a escuchar, a comprender, a ayudar, a plantear y a intervenir rápida y respetuosamente en cualquier situación para acortar distancias y para entablar confianza".

Lea también: Murió el cardenal Bernard Law, señalado de encubrir curas pederastas en EE.UU.

"El único interés de la diplomacia vaticana es estar libre de cualquier interés mundano o material", defendió.

El pontífice recordó que la Santa Sede está presente en la escena mundial "para colaborar con todas las personas y las naciones de buena voluntad y para repetir constantemente la importancia de proteger nuestra casa común frente a cualquier egoísmo destructivo".

Debe "afirmar que las guerras traen solo muerte y destrucción", "sacar del pasado las lecciones necesarias que nos ayudan a vivir mejor el presente" y "construir sólidamente el futuro y salvaguardarlo para las nuevas generaciones".

Y en este sentido recordó "la doble dimensión" del servicio del personal diplomático: "pastores y diplomáticos, al servicio de las Iglesias particulares y de las naciones donde trabajan".