Jefe de Estado Islámico pide a yihadistas "resistir"

Abu Bakr al Bagdadi instó, a través de un video, a sus seguidores a continuar con la "yihad" (guerra santa). Estados Unidos está verificando la autenticidad de la grabación.

Abu Bakr al Bagdadi.Archivo AFP

El jefe del grupo Estado Islámico (EI) Abu Bakr al Bagdadi, en una grabación atribuida a él y difundida el jueves, llamó a sus combatientes en Siria e Irak a "resistir" ante sus enemigos.

"Los jefes del Estado Islámico y sus soldados se han dado cuenta que para obtener la gracia de Dios y la victoria, hay que ser pacientes y resistir ante los infieles, sean cuales sean sus alianzas" afirmó el jefe del EI en esa declaración cuya fecha no fue precisada. También insta a sus partidarios a multiplicar los ataques, en particular contra "los centros mediáticos" de los países que luchan contra su grupo.

Estados Unidos dijo que estaba efectuando verificaciones de la grabación, y señaló que no había razones para dudar de su autenticidad. La grabación fue difundida por Al Furqane, la "productora" del EI encargada de lanzar las grabaciones y videos de la organización yihadista más temida en el mundo.

"Lo que importa no es la cantidad, ni los equipos ni la fuerza" de los adversarios, aseguró Bagdadi, que ha sido dado por muerto en varias ocasiones desde que el grupo ganó protagonismo mundial a partir de 2014. "Seguiremos (presentes), demostraremos ser resistentes y pacientes (...) no cederemos, aunque nos maten, nos encarcelen y pese a nuestras heridas", clamó el jefe del EI.

Pidió a "los soldados del califato y a los héroes del islam" que continúen con la "yihad" (la guerra santa) y sus ataques. "Los Cruzados no tienen que vivir en paz mientras vuestros hermanos son asesinados y bombardeados". Bagdadi les alentó a "tomar por blanco los centros mediáticos de los infieles", sin dar más precisiones.

El líder del EI volvió a amenazar a "las naciones infieles, en primer lugar a Estados Unidos, Rusia e Irán" que llevan a cabo con sus aliados sobre el terreno ofensivas separadas contra el grupo yihadista. También habló de las derrotas de su grupo al mencionar "la sangre vertida en Mosul, Sirte, Raqa, Ramadi y Hama".

La última manifestación pública de Bagdadi, divulgada por un medio de comunicación afín al grupo, data de 2016. Bagdadi no había dado señales de vida durante un año, y en la grabación del año pasado exhortó a sus hombres a resistir hasta el martirio en la ciudad iraquí de Mosul, que finalmente pasó a manos del ejército.

Rusia afirmó el 16 de junio que probablemente había matado a Bagdadi en un ataque aéreo cerca de Raqa, en Siria. Luego precisó que seguía intentando verificar si estaba muerto. El jefe del EI habría abandonado Mosul a principios de 2017, probablemente rumbo a la región fronteriza entre Siria e Irak. Estados Unidos ofrece por su cabeza una recompensa de 25 millones de dólares.

Sus partidarios lo llaman "el fantasma" por lo escaso de sus apariciones. Abu Bakr al Bagdadi solo ha aparecido una vez en público, en julio de 2014, en la mezquita de Al Nuri, en Mosul. Por entonces pidió a todos los musulmanes fidelidad después de haber sido designado al frente del califato proclamado por su grupo en los territorios conquistados en Irak y Siria.