Juan Guaidó o Luis Parra, ¿quién es el verdadero presidente del Parlamento venezolano?

Noticias destacadas de El Mundo

Mucho se ha hablado sobre quién debe ser el presidente del Parlamento venezolano. El pasado domingo, a Juan Guaidó le fue impedido entrar a la asamblea en la que fue elegido el diputado Luis Parra. Para algunos expertos, sin embargo, la elección estuvo llena de irregularidades orquestadas tras bambalinas por el oficialismo.

Venezuela estuvo durante casi todo el año pasado con dos presidentes que afirmaban ser los legítimos dueños del poder. Una escena que refleja claramente la fuerte crisis política que vive el país latinoamericano desde hace años. Lo que nadie se imaginó es que a principios de 2020 ocurriera lo mismo con la presidencia del Parlamento. El líder opositor, Juan Guaidó, quien debía ser reelegido a priori por el órgano, se encontró con Luis Parra, un polémico diputado que, en una confusa maniobra, "subió al poder" el pasado domingo.

Desde entonces mucho se ha especulado sobre quién es realmente el encargado de liderar el Parlamento y el debate ha caído en una leguleyada de la cual es difícil salir. Tanto así que el chavismo se deslindó este miércoles de la pugna, pese a apoyar en primera instancia al rival de Guaidó, y prometió prontas elecciones legislativas.

Le puede interesar: Guaidó lo tuvo todo, pero prefirió dedicarse a su organización política: Luis Parra

Diosdado Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Constituyente, que rige como "suprapoder" en Venezuela, calificó de "triste espectáculo" la pelea entre Guaidó y Parra. "Es una pelea entre ellos", dijo en el Palacio Legislativo, en Caracas. Y es que hoy, en una entrevista concedida a EFE, Parra soltó polémicas declaraciones en las que afirmó no estar sujeto a ningún bando político, cosa que ha sido puesta en tela de juicio por muchos. 

"Lo que no esté en esta Constitución no puedo reconocerlo. Aquí nosotros claramente lo dijimos (...) la primera acción que estamos llevando adelante es que nosotros podamos normalizar el poder Legislativo. (...) Cuando hicimos la primera declaración antes de entrar al Palacio, 30 diputados dimos la cara allí, dimos una declaración, y dijimos: hoy venimos a presentarle una alternativa democrática al país. No la hicimos como "gallos a medianoche" a escondidas; la hicimos a la entrada". afirmó Parra. 

Luego, agregó: "Los diputados afines a Guaidó ni objetaron el quórum ni solicitaron verificación nominal del quorum, porque es una potestad de ellos, y no lo hicieron. Se dio cumplimiento, se postularon las planchas, se les pidió a ellos que postularan las suyas, y no quisieron postular. Ellos estando ahí, como estuvieron hasta el final del acto, tenían que pedir verificar la votación nominal de la elección que se está dando en estos momentos. Y entonces, tú levantabas la mano y decías los nombres e ibas dando lectura a eso.  Y la otra que se establece para someter a consideración es mayoría evidente. Ese es el mecanismo de decisión en la Cámara. En estos dos procedimientos, tú lo que haces es contar. Y por mayoría evidente, el último año, elegimos al diputado presidente saliente (Guaidó). Entonces, allí no hubo ni abstención, no hubo voto salvado. Se hizo, sencillamente, por mayoría evidente".

¿Qué dice la Constitución?

 

En conversación con El Espectador, Ali Daniels, director de la asociación civil Acceso a la Justicia, intentó explicar el lío jurídico que hay alrededor del tema. "Lo primero que hay que decir es que de acuerdo con la Constitución en su artículo 221, el quórum para celebrar las sesiones de la asamblea debe ser de mayoría absoluta de los miembros de la misma, es decir de los 167 miembros la mayoría absoluta son 84 diputados. Además, el artículo 26 del Reglamento de interior y debates de la Asamblea Nacional señala que corresponde a la junta directiva, es decir al presidente y a los dos vicepresidentes, presidir las sesiones de la asamblea, dirigir y direccionar el debate. Esto significa que cualquier cosa que se vaya a hacer en la Asamblea Nacional tiene que contar con la junta directiva, pero adicionalmente a eso, el artículo 64 señala que en cualquier sesión de la asamblea es el presidente quien le solicita al secretario si hay quórum o no para iniciar la sesión".

Le puede interesar: Guaidó convoca manifestaciones para todo este fin de semana

Esto implicaría que la decisión de iniciar la asamblea el pasado domingo carecía de toda validez, según el experto. Por otro lado, "el oficilialismo está jugando con algunas normas que dice que la mayoría de los presentes es la que define el quórum. Pero la Constitución dice que la mayoría debe ser de los miembros de la Asamblea", agregó Daniels. 

Otra de las preguntas que surgieron durante los últimos días es si la Guardia Nacional podía impedir el ingreso de Juan Guaidó al recinto mientras se llevaba la asamblea, tal como se vio algunos videos difundidos durante ese día.  Sobre esto, el experto afirma: "La fuerza armada estaba diciendo que un diputado que tiene la inmunidad allanada no podía entrar. A tu casa entra el tú digas que va a entrar, no el que la Guardia o la Policía te diga. En este caso el dueño de la casa es el presidente de la Asamblea, que hasta este domingo nadie discutía que fuera Juan Guaidó, por lo que la Guardia no tenía ninguna competencia para estar negándole la entrada". 

¿Qué soluciones hay?

 

El panorama que se avecina es complicado, más aún teniendo en cuenta la fragilidad de las instituciones venezolanas, dominadas por el oficialismo. "El poder judicial en Venezuela no tiene ninguna cualidad de árbitro. En un país normal es este órgano el que tiene de decidir quién es el verdadero presidente y quien tiene la legitimidad. El mayor enemigo del Parlamento es el poder judicial. No esperamos que haya una decisión en sentido jurídico, por el contrario, el poder judicial en Venezuela es un órgano sancionador y represor", asegura Daniels. 

Por lo tanto, la única esperanza es que hayan decisiones de corte político, pero par el director de Acceso a la Justicia este panorama también es compliado, teniendo en cuenta que las posturas del oficialismo y de la oposición se han distanciado. "Hasta el mes de diciembre había discusiones entre gobierno y oposición para nombrar un CNE, pero ahora es impensable y de hecho yo creo que lo que se está persiguiendo con esta medida el tema de la conformación de un Consejo Nacional Electoral nuevo, porque eso le lavaría la cara al gobierno al hacer nuevas elecciones", afirmó Daniels.  

Para el experto, el peor de los panoramas se reduce a convivir con dos presidentes del Parlamento cuya fecha de caducidad ya se conoce, es decir, diciembre de este año, cuando se acabe el mandato.

Ver más: Juan Guaidó se juramentó como jefe del Parlamento en caótica jornada en Venezuela

Votaciones a la vista

 

Desde el cargo de presidente de la Asamblea Nacional, Guaidó reclamó hace un año la presidencia interina con reconocimiento de medio centenar de países, encabezados por Estados Unidos, después de que la mayoría opositora legislativa declarara "usurpador" al gobernante socialista Nicolás Maduro, acusándole de haber sido reelegido fraudulentamente.

El chavismo ya anunció que buscará adelantar las elecciones parlamentarias para resolver cuanto antes el problema. Eso sí, algunos afirman que con este último pleito buscará explotar fracturas opositoras, pero en principio la proclamación de Parra reagrupó alrededor de Guaidó a grupos críticos.

Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, cree la oposición podría "repotenciar distintos flancos: apoyo internacional, oportunidad de unificarse y rescatar la energía de la gente", que venía apagándose con la resistencia de Maduro en el poder.

Pero la consultora Eurasia Group prevé que el oficialismo aprovechará para aumentar "la persecución", con decenas de dirigentes opositores presos o exiliados, y "avanzar" hacia elecciones de la unicameral Asamblea Nacional "en sus propios términos".

Comparte en redes: