Juez de EE.UU. acusa a la Policía de Baltimore de robar a sus ciudadanos

El FBI destapó una red de corrupción en el departamento de Policía de esta ciudad en el estado de Maryland, que implica a más de 20 oficiales. Las investigaciones aún no terminan.

Según la fiscalía, los policías allanaban casas sin ninguna orden, revendían drogas y robaban casas armados de machetes y usando máscaras de halloween

Un juez federal halló culpable a ocho policías de élite de la Policía de Baltimore, Maryland, por su vinculación en miles de casos de corrupción. Los policías de más alto rango, Daniel Hersl y Marcus Taylor, hacen parte de una unidad investigativa del FBI en esa ciudad.

Los detectives están siendo procesados por robo, corrupción y presunto uso de armas de fuego en un crimen cometido contra un hombre negro en 2015. Podrían enfrentar hasta 60 años de prisión.

El comisionado de la policía de Baltimore, Darryl De Sousa, aseguró que el juicio descubrió "algunos de los actos más atroces y despreciables jamás perpetrados en la aplicación de la ley", recoge la BBC. Lea también: Policía de Estados Unidos mató a persona sorda que no acató sus órdenes

La Policía de Baltimore ha estado en el ojo de las autoridades federales desde la muerte de Freddie Gray en 2015. El hombre de color murió mientras estaba en custodia por la policía local. A causa de esto, la confianza de la comunidad en la policía se vino al piso.

Este no ha sido el único caso en que presuntos criminales mueren mientras están siendo custodiados por la policía en los EE. UU. Por eso, una corte ordenó reformas que ayudaran a evitar la discriminación en los casos de arrestos por parte de la policía, que incluso son inconstitucionales.

Las audiencias ante la corte federal duraron tres semanas, en donde el fiscal mostró explosivos testimonios sobre la manera de proceder de los detectives.

Existen más de 3.000 casos de corrupción en los que la Gun Trace Task Force, de la que hacían parte los policías federales, estaban implicados. Los casos son tantos y tan sistemáticos que la abogada del estado Marilyn Mosby aseguró que aún continúan analizando los expedientes.

Otros seis oficiales han sido capturados por las investigaciones desde el mes de marzo del año pasado, todos han sido hallados culpables, cuatro de ellos han sido llamados a testificar contra sus compañeros

Se ha descubierto que los policías están implicados en robos que hicieron durante años en arrestos callejeros. También se ha descubierto que abrieron cajas fuertes, revendían la droga que decomisaban y participaron de robos a mano armada usando máscaras para ocultar su identidad, acumulando miles de dólares a lo largo de los años. Lea también: Inconformidad en EE.UU por absolución de policía que mató a conductor afroamericano

Uno de los policías implicados, quien testificó contra otro de sus compañeros, aseguró que paraban solo carros de ciertas marcas y personas mayores de 18 años sin ninguna causa, lo que va contra la ley.

Los policías justificaban su accionar con falsos reportes para cubrir cualquier infracción que pudiesen estar cometiendo. También entraban sin ninguna orden de allanamiento a casas para buscar dinero y drogas de los que se apoderaban, y en el caso de los alucinógenos, volvían a vender.

Para hacer los robos a mano armada usaban máscaras de Halloween, machetes de 46 centímetros y un gancho de agarre para abrir las viviendas, asegura la BBC.

El mismo policía que implicó a sus compañeros dijoque no utilizaban armas de fuego reales sino de aire comprimido, por si la situación se desbordaba y debían disparar contra algún ciudadano.

Un agente de fianzas, Donald Stepp, también afirmó frente al jurado que vendió más de un millón de dólares en drogas a uno de los agentes federales, incluyendo dos bolsas de basura llenas de opiáceos prescritos, que fueron robados durante los disturbios ocurridos en la ciudad a causa de la muerte de Freddie Gray.

La defensa desestimó los testimonios de los agentes que acusaban a sus compañeros afirmando que eran falsos y que solo hacían tales declaraciones para conseguir reducciones en sus penas.

Otro de los abogados de los policias de más alto rango aseveró que al Detective Daniel Hersl se le implicaban de conductas incorrectas y que sus otros compañeros cometieron crímenes más atroces y “reales”, de los que se le imputaban a su defendido.

La familia de este detective implicado aseguró que Hersl es inocente y que los verdaderos culpables de los actos de corrupción no están siendo procesados. Lea también: Latinos, las otras víctimas de los policías en Estados Unidos

Durante el juicio de este lunes, otra docena de oficiales fueron salpicados. Ayer mismo, uno de los oficiales que se nombró en el tribunal fue suspendido y otro más presento su renuncia.

Un agente del FBI presente en el juicio aseguró que seguirán cayendo otros oficiales, pues las investigaciones por corrupción siguen activas y en los próximos días se conocerán los cargos a los que serán acusados los demás agentes aun libres.

 

últimas noticias