Julian Assange rechaza ser extraditado a Estados Unidos

Un tribunal estadounidense pide juzgar al fundador de WikiLeaks, al que acusa de un delito de intromisión informática penado con hasta cinco años. Una nueva audiencia se llevará a cabo el próximo 30 de mayo.

Julian Assange saluda a fotógrafos y periodistas mientras abandona en un vehículo policial, este miércoles, el tribunal de Southwark de Londres.AFP

El fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, detenido en el Reino Unido, rechazó este jueves su entrega a Estados Unidos al defender ante un tribunal de Londres su apuesta por un periodismo "que ha protegido a muchas personas".

Assange, de 47 años, compareció por videoconferencia ante la Corte de Magistrados de Westminster durante unos 10 minutos, en el arranque de su batalla legal contra la extradición a EEUU, que le reclama por haber conspirado para supuestamente interceptar ordenadores del Pentágono.

Lo hizo desde la prisión de alta seguridad de Belmarsh, un día después de que otro tribunal londinense, el de Southwark, le condenara a una pena de 50 semanas de cárcel por haber roto en 2012 las condiciones de su libertad condicional.

Puede leer: Un año de cárcel para Assange por violar su libertad condicional

En su declaración, el activista denegó hoy formalmente su consentimiento a su entrega a Washington.

"No deseo entregarme para ser extraditado (a EEUU) por haber hecho un periodismo que ha ganado muchos reconocimientos y ha protegido a muchas personas", afirmó.

El tribunal fijó una próxima audiencia, segunda en un procedimiento probablemente largo, para el 30 de mayo. 

Su plataforma en línea, WikiLeaks, se hizo famosa en 2010 cuando difundió cientos de miles de documentos diplomáticos y militares secretos que pusieron a Estados Unidos en un fuerte aprieto a nivel nacional e internacional.

Estados Unidos afirma querer juzgarlo solo por "piratería informática".

Le recomendamos: Wikileaks dice que Ecuador espió a Julian Assange

Pero los defensores de Assange temen que se le agreguen después delitos más graves, como divulgación de secretos o traición, y corra el riesgo de ser condenado a cadena perpetua o incluso la pena de muerte.

El pasado 11 de abril, el fundador de Wikileaks fue detenido por la fuerza por la policía británica poco después de que el actual presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, pusiera fin al asilo diplomático que su país le había otorgado.

El activista australiano se había refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012 para escapar, en un primer momento, a una extradición a Suecia por acusaciones de agresión sexual. Pero cuando años después estas fueron archivadas, permaneció afirmando temer que lo entregasen a la justicia estadounidense. Una hipótesis que ahora podría hacerse realidad.

 

853344

2019-05-02T09:22:18-05:00

article

2019-05-02T09:24:32-05:00

alagos_86

none

Redacción internacional con información de EFE y AFP

El Mundo

Julian Assange rechaza ser extraditado a Estados Unidos

55

3806

3861