Julian Assange, ¿víctima de la pugna entre Rafael Correa y Lenín Moreno?

Para el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, el fundador de WikiLeaks es un "miserable hacker" y un "malcriado" cuya única intención era desestabilizar gobiernos. Por eso justificó su decisión de quitarle el asilo, otorgado por su rival político, el expresidente Rafael Correa, quien dijo que la medida era una "venganza de Moreno".

El expresidente Rafael Correa dice que retiro de asilo a Julian Assange es "venganza personal" de Lenín Moreno.AFP

Desde que Lenín Moreno, quien fuera vicepresidente y aliado político de Rafael Correa, llegó al poder en Ecuador en 2017, la amistad que los unió por años se fue por la borda. Moreno cambió varias decisiones que había dejado su antecesor y amigo y decidió ignorar al expresidente. Más aún, culparlo de varios errores que hoy salen a la luz en ese país.

La pelea ha sido de grandes dimensiones pues acusaciones (graves) han salido de uno y otro lado. Y muchos se preguntan si retirarle el asilo a Julian Assange -fundador de WikiLeaks y quien con la filtración en 2010 de cientos de cables diplomáticos puso en evidencia polémicos intereses de EE. UU. y otros países de todo el mundo- es consecuencia de la pelea entre Correa y Moreno. 

Assange fue detenido este jueves por la policía británica tras ser despojado del asilo y la nacionalidad por Ecuador, en cuya embajada llevaba refugiado siete años, y enfrenta una petición de extradición para ser juzgado en Estados Unidos.

Ver más: Así comenzó la pelea entre Correa y Moreno, en Ecuador

Rafael Correa, desde Bélgica donde vive su retiro presidencial, aseguró que "ojalá me equivoque, pero es casi seguro que lo extraditan a Estados Unidos" donde "no tiene la más mínima posibilidad de tener un juicio justo". 

"Ecuador decidió soberanamente retirar el asilo diplomático a Julian Assange por violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia", afirmó, por su parte, Moreno, asegurando haber solicitado "a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a ningún país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte".

"El gobierno británico lo ha confirmado por escrito, en cumplimiento de sus propias normas", dijo, al tiempo que lo despojaba de la nacionalidad ecuatoriana que le concedió en 2018.

Las pésimas relaciones con Moreno

Las relaciones del actual Presidente ecuatoriano con Assange, al que acusa de injerirse en los asuntos internos de Ecuador y de otros países desde la legación, eran cada vez más tensas, desde que en octubre la embajada le había impuesto un protocolo de conducta que limitaba su acceso a internet e imponía un estricto control a sus visitas. 

Correa también le había prohibido el acceso a Internet. 

Es un atentado a sus "derechos fundamentales" y una censura a "su libertad de opinión, expresión y asociación", decían sus abogados, denunciando incluso espionaje de sus contactos personales con miles de fotografías y vídeos.

Total irrespeto, respondía Ecuador. Según dos cartas difundidas por WikiLeaks a la prensa, el embajador había advertido a Assange de su comportamiento el 4 y el 20 de febrero por impedir el funcionamiento de las cámaras de seguridad con un potente foco de luz y una radio a todo volumen.

Ver más: Interpol rechaza la petición de Ecuador de arrestar y extraditar a Correa

Pero lo que podría haberle costado el asilo es la sospecha de Quito de que WikiLeaks pirateó las comunicaciones de Moreno y las de su familia para filtrar fotos, videos y conversaciones privadas, que dieron munición a sus opositores entre acusaciones de corrupción que Moreno niega.

"Es un miserable hacker": Moreno

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, describió a Julian Assange como un "miserable hacker" y un "malcriado" que llegó a manchar con sus excrementos la embajada de Quito en Londres, donde fue detenido este jueves tras perder el asilo diplomático por decisión del mandatario.

"Le hemos quitado el asilo a este malcriado y ventajosamente nos hemos librado de una piedra en el zapato", dijo Moreno durante un acto en la ciudad Latacunga (sur).

"De ahora en adelante tendremos mucho cuidado de dar asilo (...) a gente que realmente valga la pena y no a miserables hackers, cuya única intención es desestabilizar gobiernos", agregó.

Moreno justificó en esos términos su decisión de retirarle el asilo otorgado a Assange en 2012 y enfatizó que el creador de WikiLeaks "ha violado todas las normas de una convivencia racional".

Ver más: Assange, el huésped incómodo 

"Su conducta ha sido irrespetuosa, inclusive (...) este señor con sus heces fecales manchaba las paredes de la embajada, la casa de los ecuatorianos, el territorio ecuatoriano en Londres", manifestó.

Con tono molesto, insistió: "Ha puesto heces fecales en nuestra casa, ha golpeado a nuestros guardias, a la gente de Ecuador, ha dicho que el Ecuador es (...) un país insignificante en el mundo. Eso es lo que éramos para él, y lo teníamos como invitado".

"Es una venganza personal de Moreno": Correa

El expresidente insiten en que Moreno entregó a Julian Assange, a "sus verdugos" por una "venganza personal".

"Esto atenta contra el derecho internacional, contra el derecho de asilo, el fundamental derecho del asilado de no ser entregado a quienes lo requieren, atenta contra la Constitución ecuatoriana, porque Julian Assange desde 2017 es ciudadano ecuatoriano", dijo Correa a la agencia de noticias AFP.

Ver más: El primer año de Lenín Moreno en el poder

Y agregó: "Todo es por una venganza personal, porque lo que detona esto es que hace unas semanas, hace pocos días, WikiLeaks publicó algo que ya era conocimiento público, pero no a nivel mundial, que es el caso de corrupción 'Ina Papers' en el que está envuelta la familia presidencial.

En la entrevista con AFP, Correa asegura que Moreno siempre quiso entregar a Assange. "Moreno tiene alma de traidor, ya no son opiniones, es público. En 2017, después de asumir la presidencia, Moreno se reunió con (el ex jefe de campaña de Donald Trump) Paul Manafort.

"Según testigos presentes en esa reunión, fue Moreno el que le ofreció a Manafort entregarle a Assange si Estados Unidos le apoyaba financieramente. Como efectivamente ha ocurrido. Acaba de lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con una ayuda multimillonaria", acusó Correa.

Ver más: Lenín Moreno denunció que Venezuela le gira dinero a Correa

"Luego con la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, a mediados del año pasado, se acordaron tres cosas: aislar a Venezuela, para lo que se ha prestado Ecuador; dejar en impunidad a Chevron, también lo hizo; y entregar a Julian Assange, que lo acaba de hacer", sentenció. 

Con información de EFE Y AFP