¿Cuáles son las razones de la movilización?

hace 12 horas

Justin Trudeau, la antítesis de Donald Trump

A diferencia del presidente estadounidense, el primer ministro canadiense ha sido reconocido por su carisma. Así como por su preocupación por los derechos de las minorías y la defensa de los migrantes.

Justin Trudeau se posesionó como primer ministro de Canadá en noviembre de 2015.AFP

Mientras Donald Trump se preocupa por expedir leyes para impedir la entrada de migrantes de países de medio Oriente a Estados Unidos y promueve la construcción del muro en la frontera con México, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau anuncia su apoyo a los refugiados y da su aval para que al menos 20.000 entren este año.

Tras la elección de Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos parece que el mundo se prepara para recibir una oleada de políticos que bajo las promesas de crecimiento económico y mayor seguridad fundamentan sus ideales en principios conservadores que pueden tornarse contrarios a luchas feministas, de género e igualdad.

Dentro de este panorama se han destacado las propuestas nacionalistas de Mariane Le Penn en Francia, así como las pretensiones de Donald Trump de impedir la entrada de migrantes, pero parece que al lado norte de la frontera de Estados Unidos, las ideas conservadoras han sido mandadas a recoger y el gobierno liberal de Justin Trudeau comienza a ser una antítesis de lo que pasa en el resto del mundo.

El carismático primer ministro de Canadá, Justin Trudeau ha sido elogiado por su físico así como por su trabajo social. Durante sus primeros días de gobierno se resaltó lo característico de la vida del político quien fue boxeador por causas sociales, tiene un tatuaje indígena en un brazo y como candidato prometió legalizar la marihuana.

Es el segundo primer ministro más joven que ha tenido Canadá y aunque al parecer su imagen prometiera un gobierno más joven, lo que más lo ha caracterizado es su contundente postura frente a la diversidad. Desde el momento en que conformó su plantilla de Gobierno se aseguró que la mitad fueran mujeres, además incluyó a una persona en condición de discapacidad, dos miembros de la comunidad sij (una religión india), un indígena y una inmigrante.

Cuando le preguntaron por qué había decidido armar un gabinete con tanta diversidad respondió: “porque estamos en el 2015”. Ya antes había resaltado su intención de formar un gobierno que se pareciera a su país, donde confluyen diferentes culturas, y lo representara como tal.

El político de 43 años, a diferencia de Donald Trump proviene de una familia política. Es el primero de tres hijos de Pierre Elliott Trudeau, el decimoquinto primer ministro de Canadá, considerado el reformador del país bajo la consigna de un país bilingüe y multicultural.

Muchos han considerado que Justin Trudeau pueda ser un heredero de los ideales de su padre pero, a pesar de que comparten estandartes de diversidad, el más veterano de los Trudeau era muy inflexible y nacionalista, en especial con las intenciones separatistas de Quebec. Por lo contrario, el actual primer ministro se ha mostrado más flexible con respecto a su forma de gobernar. Escucha aún más a quienes lo rodean y según Stephen Clarkson, uno de los biógrafos de la reconocida familia, “la conexión entre ambos está en el nombre, pero no creo que tengan demasiado en común respecto a la capacidad de atracción política. Él (Justin Trudeau) ha apelado a la gente que quería a cualquiera menos Harper (el anterior mandatario de tendencia conservadora)”.

A un año de su posesión lo que más se espera en el mundo es que cumpla sus promesas. Desde el momento que era candidato prometió tener las puertas abiertas de su país para recibir a los migrantes sirios, mientras que Europa y Estados Unidos los rechazaban. No solo ingresaron a Canadá más de 40.000 migrantes, sino que además esta semana prometió que estaba dispuesto a recibir a 20.000 refugiados más.

Además se ha considerado feminista, ha participado activamente en desfiles de orgullo gay y prometió legalizar la marihuana en su país. En materia económica aseguró que subirá los impuestos a los más ricos y que aumentaría el gasto en construcción y mejoras de infraestructuras verdes para equilibrar la economía local. 

A diferencia de Donald Trump se ha visto ante el mundo como un líder carismático y pacificador. A pesar de que no ha entrado en conflicto con el mandatario estadounidense por sus medidas antimigratorias, si ha dicho que no está en su deber hacerlo cambiar de parecer, pero si ha mediado en temas como el tratado de libre comercio firmado entre Estados Unidos, Canadá y México y no se ha silenciado en redes sociales donde, luego que Trump anunciara medidas contra los migrantes de siete países, hizo una publicación que rápidamente se hizo viral: "bienvenidos a Canadá".

Tendencia en las redes

Gran parte del reconocimiento ha sido gracias a su atractivo y esto no ha pasado por alto en redes sociales, donde en reiteradas ocasiones se ha convertido en tendencia, por algo que los medios han denominado el “efecto Trudeau”. Personalidades como Ángela Merkel, Kate Middleton e Ivanka Trump han sido fotografiadas con miradas que demostrarían su interés por el mandatario canadiense. La más reciente fue tomada a la hija de Donald Trump, Ivanka, durante la visita de Trudeau la semana pasada a la Casa Blanca. 

Con casi tres millones de seguidores en Twitter y 950.000 en Instagram, Trudeau poco a poco se ha convertido en un personaje mediático. Como ocurrió con el video en el que al parecer impide que Donald Trump hale de su brazo como lo ha hecho con otros mandatarios. Por lo visto Trudeau, al igual que el presidente estadounidense, no solo va a dar de que hablar por su vida como político. 

681538

2017-02-23T18:23:15-05:00

article

2017-02-23T19:25:13-05:00

mrivera_90

none

Redacción Internacional.

El Mundo

Justin Trudeau, la antítesis de Donald Trump

45

5707

5752