Kamala Harris, ¿la vicepresidenta que necesita Joe Biden?

Noticias destacadas de El Mundo

El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, eligió a la senadora negra por California como su fórmula a la Vicepresidencia; si gana, Harris sería la primera mujer en ser vicepresidenta en EE. UU.

Horas antes de que Joe Biden anunciara a Kamala Harris como su compañera de fórmula vicepresidencial, el presidente Donald Trump juzgaba que escogiera a una mujer en ese cargo. En entrevista con Fox Sports Radio, el presidente de Estados Unidos dijo que muchos hombres podrían verse “insultados por Biden” y dijo que él haría algo diferente.

“Se ató a cierto grupo de personas”, criticó Trump y agregó: “Algunas personas dirían que los hombres se sienten insultados por eso y otras dirían que está bien, no sé”, para luego restar importancia al papel del vicepresidente.

El republicano se suma a los que piensan que el número dos en la Casa Blanca tiene un papel residual, que no importa, pues no da votos, pero se le olvida que fue Mike Pence quien le dio el triunfo en estados claves, donde los evangélicos fueron definitivos.

El anuncio de Biden, quien será investido formalmente como candidato del Partido Demócrata la próxima semana en la convención del partido, tiene más impacto del que Trump cree. Y más ahora cuando los temas de raza, minorías y mujeres toma relevancia. De acuerdo con analistas, “la elección busca inclinar la balanza capitalizando el debate racial tras la muerte de George Floyd”.

Y algo más importante en el caso de Joe Biden, de 77 años y quien justo por su avanzada edad no tendría chance a postularse a un segundo mandato presidencial y podría nominar a su vicepresidenta, Kamala Harris, como su sucesora. Hasta ahora solo dos mujeres: Geraldin Ferraro, en 1984, y Sarah Palin, en 2008, han sido nominadas para la Vicepresidencia.

“No ha habido otro momento en la historia de nuestra nación en el que un nominado de cualquiera de las partes haya elegido a una mujer de color”, expuso Valerie Jarrett, amiga desde hace mucho tiempo y asesora de la Casa Blanca del expresidente Obama.

¿Quién es Kamala Harris?

Con una carrera brillante, digna del mejor sueño americano a pesar de capítulos controvertidos, la senadora de 55 años que soñaba con convertirse en la primera presidenta negra de Estados Unidos, ahora le apuesta a convertirse en la primera vicepresidenta del país.

“Mi madre me decía a menudo: Kamala, podrías ser la primera en lograr muchas cosas. Asegúrate de no ser la última”, le gustaba repetir a Harris durante su campaña para las primarias demócratas, a la que puso fin en diciembre para sumar apoyos a Biden, a quien atacó con virulencia, al cuestionarle sus posiciones sobre políticas para acabar con la segregación racial en la década de 1970.

Hija de inmigrantes de Jamaica y de India, fue fiscal de San Francisco en dos períodos y fue elegida dos veces fiscal de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también en la primera persona negra, en dirigir los servicios judiciales del estado más poblado del país.

En enero de 2017 se juramentó en el Senado en Washington, convirtiéndose en la primera mujer con raíces en el sur de Asia en llegar a la Cámara Alta y en la segunda senadora negra en la historia de Estados Unidos.

¿La mejor elección?

Harris creció en Oakland, en la California progresista de los años 1960, orgullosa de la lucha por los derechos civiles de sus padres: un jamaiquino profesor de economía y una india tamil, actualmente fallecida, investigadora del cáncer de mama.

En el Senado Harris se hizo conocida por sus interrogatorios, a veces de tono escalofriante, durante audiencias de alta tensión. Pero su pasado como fiscal también le pesa en contra. Desde Carolina del Sur hasta Michigan, los votantes negros y progresistas lamentan su reputación de dureza. Cuestionan en particular sus iniciativas como fiscal para castigar fuertemente los delitos menores que, según sus críticos, afectaron más que nada a las minorías. “Algunos, especialmente entre los jóvenes negros, la ven como parte del problema, no la solución”, advirtió David Barker, profesor de ciencias políticas en la American University en Washington.

“Harris es una de las mujeres negras más conocidas en la política estadounidense y atrae tanto a moderados como a liberales. Pero su campaña inestable y sus dificultades para responder a los cuestionamientos sobre sus propuestas reformistas en materia de política policial hacen que un sector no la respalde”, señala The New York Times.

“Ha ingresado a uno de los clubes de hombres blancos más altos y poderosos del mundo”, le dijo a “Los Angeles Times” Debbie Walsh, directora del Center for American Women and Politics, de la Universidad de Rutgers.

“Una mujer afroamericana, fuerte y con buenos logros, es en muchos aspectos lo que mantiene al presidente Trump despierto por la noche”, señaló el exportavoz de la campaña de Hillary Clinton Jesse Ferguson. “Es parte de sus pesadillas”.

Comparte en redes: