La amenaza de Nikki Haley

La embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas advirtió a los miembros de la ONU que tomará "nombres" de los países que votan este jueves para rechazar el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel hecha por Donald Trump.

Nikki Haley, embajadora de EE.UU. ante la ONU. AFP

La Asamblea General de la ONU sostendrá una sesión de emergencia el jueves para votar un proyecto de resolución que rechaza la decisión del presidente Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel, después de que Estados Unidos vetó la medida en el Consejo de Seguridad.

Turquía y Yemen solicitaron la reunión urgente de la Asamblea conformada por 193 países en nombre del grupo de países árabes y la Organización de Cooperación Islámica (OCI). 

Miroslav Lajcak, presidente de la Asamblea General, informó de la sesión de emergencia en una carta enviada la noche del lunes a las 193 delegaciones.  Estados Unidos vetó el lunes el proyecto de resolución que reafirmaba que cualquier decisión sobre el estatus de Jerusalén carece de efecto legal. 

(Le puede interesar: ¿Qué se juega Trump con decisión sobre Jerusalén?)

Egipto había presentado el proyecto que era respaldado por los otros 14 miembros del Consejo de Seguridad. 

El embajador palestino, Riyad Mansur, dijo que se presentará un proyecto de resolución similar en la asamblea y espera un "apoyo abrumador".
Ningún país tiene poder de veto en la Asamblea General, al contrario que en el Consejo de Seguridad, donde Estados Unidos, junto con Gran Bretaña, China, Francia y Rusia pueden bloquear cualquier resolución. 

"La Asamblea General dirá, sin temor al veto, que la comunidad internacional se niega a aceptar la posición unilateral de Estados Unidos", dijo Mansur a periodistas. 

La decisión de Trump del 6 de diciembre de reconocer a Jerusalén rompió con el consenso internacional, desencadenando protestas en todo el mundo musulmán y provocando una fuerte condena.

Un asunto personal para Trump

Ante la sesión de emergencia, el periódico The Guardian reveló el contenido de una carta muy amenzante que la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, está enviando a todas las delegaciones.

Según la carta, que conoció el periódico inglés, Haley advirtióque informará al presidente Donald Trump sobre aquellos países que apoyen un borrador de resolución condenando la iniciativa del mandatario estadounidense sobre Jerusalén.

(Le puede interesar: Jerusalén, la última tentación de Trump)

 

"El presidente observará cuidadosamente esta votación y ha solicitado que informe a quienes votan en contra de nosotros", continuó. Haley siguió la carta al tuitear: "En la ONU, siempre se nos pide que hagamos más y demos más. Entonces, cuando tomamos una decisión, a voluntad de la gente estadounidense, dónde ubicar NUESTRA embajada, no esperamos que las personas a las que ayudamos nos orienten. El jueves habrá una votación criticando nuestra elección. Estados Unidos tomará nombres ".

Hubo furia en Washington durante la votación del lunes, en la que Estados Unidos quedó aislado en una votación de 14 contra 1 que solicitaba que Trump retirara su reconocimiento de que Jerusalén era la capital de Israel.