Las claves de la ofensiva

La batalla final contra el Estado Islamico ya comenzó

Se lleva a cabo en Irak, en plena frontera con Siria, y amenaza con ser muy agresiva.

Sirios que lograron huir de las ciudades en donde el Estado Islámico está bajo ataque. Son miles los que están huyendo. ¿Hasta cuándo? AFP

La batalla final

La batalla "final" en Irak contra el grupo Estado Islámico (EI) se librará en la frontera con Siria, tras la reciente derrota de esa organización en Hawija, afirmaron a la AFP dos generales de Estados Unidos, país que dirige la coalición antiyihadista.  "La próxima batalla, el último gran combate, tendrá lugar en el valle del Éufrates", declaró el general Robert Sofge, número dos del mando de esta coalición.

(Le puede interesar: ¿Por qué nadie habla de Siria?

Esa zona desértica se extiende desde la ciudad siria de Deir Ezzor hasta el último territorio de Irak en poder de los yihadistas, la región de Rawa y Al Qaim, en el oeste del país. 

En Deir Ezzor, el grupo EI es objeto de dos ofensivas: una del régimen de Bashar al-Asad, apoyado por sus aliados, y otra de una alianza kurdo-árabe, respaldada por la coalición liderada por Washington. 

Hoy en día, "2.000 combatientes del EI se encuentran" en el valle del Éufrates, indicó Sofge. "Todas las operaciones se centrarán en esa zona, y ese combate llegará antes de lo que parece". 

Desde la reconquista en julio de Mosul, la segunda ciudad de Irak convertida en un bastión yihadista, las fuerzas iraquíes retomaron, con el apoyo de la coalición, Tal Afar (norte), a finales de agosto, y Hawija, más al sur, el jueves. 

También ganaron terreno en el frente de Al Qaim, donde reconquistaron dos localidades, Akachat y Rawa. 

La ofensiva de Al-asad

El ejército sirio sigue luchando para arrebatarle al grupo yihadista Estado Islámico (EI) uno de sus principales fortines, Al Mayadín, situado en la provincia nororiental de Deir al Zur, donde los radicales lanzan contraataques para frenar el avance.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, informó hoy de que las tropas gubernamentales, apoyadas por las fuerzas aliadas, rodearon Al Mayadín y, según una fuente militar citada por ese medio, "mataron a un gran número de terroristas", aunque no especificó el número.

La mayoría de los yihaditas muertos en la ofensiva son terroristas suicidas, indicó SANA, que añadió que el Ejército ha logrado destruir vehículos bomba usados por los yihadistas que tenían como fin obstaculizar el avance de las tropas sirias.

La fuente agregó que las unidades del ejército controlan más zonas, ubicadas en los alrededores de la ciudad de Al Mayadín, así como un aeropuerto abandonado, la zona industrial y unos distritos en el oeste de la ciudad.

Al Mayadín es la capital de facto de "la provincia de Al Jair", una de las divisiones del territorio impuestas por el EI en las áreas que controla y se considera de importancia estratégica, puesto que si el ejército la toma, aislaría a las poblaciones que el EI controla en el valle del Eúfrates hasta la ciudad de Deir al Zur.

Las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, llegaron el pasado viernes a las afueras de Al Mayadín y desde entonces han combatido en la periferia oeste, en especial en torno a la ciudadela de Al Rahba, una fortificación medieval que se eleva en un monte contiguo.

Ataques en varios frentes

En paralelo a esta ofensiva, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por EEUU, anunciaron hoy que controlan ya el 85 % de Al Raqa, antigua capital de facto del grupo terrorista.

La portavoz de la campaña de las FSD en Al Raqa, Yihan al Sheij Ahmed, anunció que el 15 % restante de la urbe será liberado "pronto". El EI solo controla algunos barrios de Al Raqa, ciudad que desde 2014 fue la capital de los territorios que ha llegado a tener bajo su poder en Irak y Siria.

Por otro lado, tropas turcas atacaron hoy al Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial siria de Al Qaeda, en zonas limítrofes de la provincia de Idleb (norte) tras haber cruzado la frontera entre ambos países, dijo el Observatorio.

Los enfrentamientos se produjeron en los límites de la localidad de Kafr Losín, donde se registraron tiroteos sin víctimas, según la ONG. Estos son los primeros combates en Idleb después de que ayer el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciara el comienzo de una operación en la zona.

Además, el mandatario arguyó hoy que su país "debe entrar" en el cantón de Afrin, al noroeste de Siria y bajo dominio de milicias kurdas, para evitar un "pasillo de terrorismo" que llegue hasta el Mediterráneo. Subrayó también que Turquía debe intervenir en Idleb, donde el ejército turco respalda a milicias sirias contra el Organismo de Liberación del Levante. 

* Con información de AFP y EFE