La cumbre entre China y Corea del Norte, ¿un mensaje para EE. UU.?

Noticias destacadas de El Mundo

El presidente chino, Xi Jinping, llega este jueves a Corea del Norte a reunirse con Kim Jong-un, para "buscar avances en el diálogo y las negociaciones sobre asuntos de la península coreana como la desnuclearización". Hacía 14 años un presidente chino no iba a Pyongyang.

En medio de la enconada disputa comercial entre China y Estados Unidos, el presidente chino, Xi Jinping, llega este jueves a Corea del Norte para reunirse con Kim Jong-un. Encuentro, calificado por expertos, como una delimitación de terreno que está haciendo China frente a Donald Trump. 

China tiene una gran influencia en Corea del Norte y es su principal socio comercial. 

Ver más: ¿Volverá Kim Jong-un a la política suicida con EE. UU.?

En este viaje de dos días, Xi estará acompañado por un séquito en el que, entre otros, destacan el ministro de Exteriores, Wang Yi, y el predecesor en el cargo de éste, el miembro del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) Yang Jiechi.

Esta será la primera visita a la República Popular Democrática de Corea -nombre oficial de Corea del Norte- de Xi como presidente.

Asimismo, se trata de la primera ocasión en la que un presidente chino visita la nación vecina en 14 años, mientras que Kim se ha desplazado en cuatro ocasiones a China desde el año pasado, la última de ellas en enero.

Influencia china en Corea del Norte

El objetivo para Xi, según expertos, es subrayar su influencia en la península coreana y coordinarse con Kim ante las negativas del presidente estadounidense, Donald Trump, a negociar sobre el proceso de desnuclearización de esa zona tras la fallida cumbre que celebró junto al líder norcoreano en febrero.

Asimismo, la fecha escogida es relevante ya que quedan pocos días para la cumbre del G20 -28 y 29 de junio en Osaka (Japón)-, durante la que Xi y Trump mantendrán una reunión y tras la cual, además, Trump probablemente visitará Seúl.

El presidente chino aseguró en una artículo de opinión publicado en el principal diario norcoreano que su inminente viaje a Pionyang contribuirá a "lograr avances en el diálogo y las negociaciones sobre asuntos de la península coreana" como la desnuclearización.

Ver más: El desafío que lanzó Kim Jong-un a Trump

"Contribuiremos activamente a la paz y estabilidad regional y al desarrollo y la prosperidad mediante el fortalecimiento de la comunicación y la coordinación con Corea del Norte y otros actores relevantes para lograr avances en el diálogo y las negociaciones sobre asuntos de la península coreana", afirma Xi en el texto.

EE. UU., ¿máxima presión?

El párrafo hace una clara referencia a las negociaciones sobre desnuclearización que Pionyang mantiene con Washington, atascadas desde la fallida cumbre de Hanói de febrero.

En la capital vietnamita, Pionyang abogó por una desnuclearización gradual acompañada del progresivo levantamiento de sanciones, mientras que Washington dijo que no relajaría sanción alguna mientras el régimen no elimine sus programas nuclear, de misiles y de armas químicas y biológicas.

Ver más: La guerra comercial China-EE. UU.

En el artículo publicado, Xi afirma que la intención de Pekín es acabar resolviendo a través del diálogo los "razonables motivos que generan preocupación en el régimen", en una aparente muestra de apoyo para con la propuesta desnuclearizadora de Pionyang.

Al margen del poder de convencimiento de Pekín para llevar a Pionyang a la mesa de negociación, China, como principal fuente de ingresos para el régimen, tiene la llave para el cumplimiento de las estrictas sanciones que pesan sobre Corea del Norte por sus pruebas de armas y que forman parte de la estrategia de "máxima presión" diseñada por EE. UU.

Con información de agencias

Comparte en redes: