Santiago Bernal: cantante bogotano que fusiona diferentes géneros musicales con aires flamencos

hace 6 horas

La hermandad con China que Praga sacrificó por denuncias sobre violación a DD.HH.

Lo que queda de la luna de miel que vivieron República Checa y China en 2016 es muy poco. Hace unos meses Praga rompió el pacto de hermandad que tenía con el gobierno de Xi Jinping y acusó al Partido Comunista chino de numerosas violaciones a los derechos humanos.

Los últimos informes aseguran que ya hay más de un millón de musulmanes en los centro de reeducación. Getty Images

China y República Checa tienen una relación ambigua. Esto se debe a que desde 2013 acercaron sus posturas y crearon una hermandad en la que el país de Europa del este reconocía el modelo comunista del gigante asiático. Esto incluía numerosos acuerdos de cooperación bilateral y pactos sobre futuros proyectos para fortalecerse económicamente. Sin embargo, desde el pasado octubre Praga, la capital checa, rompió su relación con el líder chino Xi Jinping, acusando al Partido Comunista de estar ejerciendo presiones fuera de lugar. Ahora, se suman denuncias sobre posibles violaciones a los derechos humanos, cosa que desde Praga se considera inaceptable.  

El ayuntamiento de Praga está liderado por el Partido Pirata. Zdenek Hrib, alcalde de la ciudad desde noviembre del 2018, afirmó recientemente que está claro que "el chantaje es una herramienta estándar de la República Popular China". No fue sino que este político ocupara la alcaldia para que empezara el pulso. La primera medida que sorprendió fue que rechazara la exigencia del embajador chino de expulsar de la ciudad al representante diplomático de Taiwán, cuya soberanía reclama China.

Le puede interesar: En Tik Tok no hay espacio para la política

En este ajedrez político entran los campos de "reeducación" chinos, un tema ampliamente criticado por diferentes organizaciones de derechos humanos e incluso de varios gobiernos. Se trata de enormes espacios en los que estarían recluídos más de un millón de musulmanes, una comunidad que denuncia haber sufrido presecusiones por parte del Partido Comunista chino. 

Ruptura con Pekín...

 

Es en este contexto que Praga exigió que del acuerdo de hermanamiento con Pekín se eliminara el párrafo que reconoce "una sola China", uno de los pilares de la política exterior del gigante asiático y que implica que sólo hay una nación soberana con ese nombre, negándosela así a Taiwán, Hong Kong y Tíbet.

El problema es que el Gobierno checo, liderado por el magnate populista Andrej Babis, sí reconoce el principio. Por lo tanto, el país ha quedado en un limbo diplomático en el que queda y no queda ligado al gobierno chino, poniendo en peligro los numerosos acuerdos comerciales. Tanto así que China respondió cancelando el año pasado las giras en el país de varias orquestas musicales checas.

"Quisieron que la Filarmónica de Praga firmara un compromiso por el que se desvincula de las actividades de la ciudad de Praga. Era una forma de chantaje y ellos lo rechazaron", denuncia el alcalde. Otra represalia ha sido que la aerolínea Hainan Airlines ha anunciado la cancelación, a partir de marzo, del vuelo directo entre Praga y Pekín.

El panorama a corto plazo no parece que vaya a mejorar. Para Richard Q. Turcsányi, investigador de la sede Instituto Centroeuropeo de Estudios Asiáticos en la ciudad checa de Olomouc, la ilusión inicial se ha ido desvaneciendo poco a poco. "El sentimiento entre los líderes checos es que los esfuerzos diplomáticos no ha tenido compensación económica", aseguró a El Confidencial. 

Por su parte, Alberto Lebrón, investigador económico en la Universidad de Pekín, aseguró en El Confidencial: “Hay una división clara de la Unión Europea en dos bloques, el ‘establishment’ y el ‘antiestablishment’. El eje francoalemán busca reforzar el bloque occidental frente a actores emergentes como Rusia o China. En cambio, hay países de la periferia europea que quieren buscar en Pekín un punto de apoyo". 

...Y hermanamiento con Taiwán

 

El hermanamiento entre Pekín y Praga, que llevaba dos años en vigor, quedó oficialmente roto en octubre. Insistiendo en ese desafío, el pasado enero Praga firmó un acuerdo de hermanamiento con Taipéi, la capital de Taiwán, una ciudad a la que Hrib pone como "modelo" de gestión eficaz y de aplicación de las nuevas tecnologías.

Hrib, que realizó parte de sus estudios de medicina en Taiwán, fundamenta su posición respecto a China en dos argumentos: el respeto a los derechos humanos y la poca fiabilidad de las promesas de inversión de China. El alcalde acusa al Gobierno chino de ejecutar "la extracción forzosa de órganos de personas minorías étnicas o religiosas para el trasplante" en campos de concentración de Xinjiang, algo que, asegura, queda "fuera del límite de lo aceptable en una sociedad". "Hay países donde te quitan uno o los dos riñones y no te piden permiso. Y uno de esos países es, a todas luces, China", afirma.

El último gran escándalo sobre este tema se dio cuando a través de la aplicación Tik Tok, usuarios de todo el mundo condenaron los campos de reeducación y exigieron a China que libere a los musulmanes detenidos. 

Ver más: EE. UU. denuncia horrendos abusos de China a uigures

El gobierno chino, que hasta el año pasado negó estos espacios, terminó aceptando que había algunos lugares de reeducación, pero que se trata de una campaña de desinformación en su contra, pues, según su versión, los “estudiantes” entran voluntariamente. Sin embargo, una investigación reciente de un grupo de medios de comunicación de todo el mundo reveló, a través de imágenes satelitales, que existen cerca de 200 campos y que en muchos de ellos se construyeron torres de vigilancia con alambradas alrededor del perímetro del centro.

 

Promesas incumplidas

 

En cuanto a la expansión de empresas chinas en el mundo, el polémico alcalde opina que no se trata de inversiones sino de adquisiciones de empresas existentes. "Este es el motivo por el que la percepción de China, como inversor potencial de calidad, ha cambiado", asegura Hrib.

Un representante de Taiwán en Praga, por su parte, afirma que las inversiones de la isla china en la República Checa son muy superiores a las de la China socialista. "Las inversiones taiwanesas son cuatro veces mayores que las chinas y han creado cinco veces más puestos de trabajo", asegura Andy W.M. Tseng, director de la Oficina Económica y Cultural de Taiwán en la capital checa.

El analista checo Jiri Pehe agrega otro aspecto al debate y asegura que el alcalde ha asumido el legado de Vaclav Havel (1936-2011), el primer presidente de Checoslovaquia, y luego de República Checa, tras la caída de la dictadura comunista, y un ferviente defensor de los derechos humanos y las libertades. 

 En 1990, ya como jefe del Estado, recibió oficialmente al Dalai Lama, el líder tibetano en el exilio, acabando así con la tradicional postura de la Checoslovaquia comunista de aceptar la ocupación china del Tíbet. Según Pehe, el alcalde de Praga "renueva los valores de Vaclav Havel" con esta posición política.

El vínculo entre ambos países, además, podría encontrarse durante 1968, cuando en todo el mundo se presentaron protestas estudiantiles. "En ese año en Checoslovaquia se empieza a dar un movimiento en el que se intenta implementar un nuevo socialismo, lo que se bautiza como socialismo con rostro humano: alejarse del comunismo soviético. Lo que empiezan a hacer es abrir sus fronteras al mundo y dejar el camino dictatorial que tenían los países del bloque soviético", asegura Juan Manuel Sánchez, historiador de la Universidad de Munich.  

Ver más: Los centros de reeducación que China quiere esconder

"La China de Mao, durante esos años, apoyó al socialismo con rostro humano, no porque China tuviera un régimen particularmente libre, sino porque veía con malos ojos el deseo soviético de querer gobernar todos los países comunistas", agrega.  

Ayuntamiento contra presidente 

 

La postura del Ayuntamiento ha provocado las críticas del presidente checo, Milos Zeman, un gran defensor de que República Checa se integre en la estrategia china de aumentar su presencia en Europa, bajo la expectativa de recibir inversiones. Sin embargo, aseguró en su momento que no puede inmiscuirse en asuntos locales y que esa relación está en manos del alcalde.

"El Gobierno de Praga, con estos pasos claramente ideológicos (hacia Taiwán), esconde su incapacidad de administrar la capital con eficacia. En política internacional, los pactos se respetan", denuncia por su parte el portavoz de la Presidencia, Jiri Ovcacek, sobre el fin del acuerdo de hermandad con Pekín. "La decisión del consistorio praguense daña inútilmente las relaciones checo-chinas. Y este sinsentido aumenta al observar la postura de otros estados miembros de la UE, que tratan de cooperar con China", añade.

El propio Zeman, que recibió en 2016 con gran pompa a su homólogo chino, Xi Jinping, estima en 3.800 millones de euros las potenciales inversiones chinas que podrían llegar, pero esa cifra sigue, de momento, muy lejos de la realidad.

Manipulación mediática

 

En ese contexto, Hrib denuncia también que China ha emprendido una campaña de manipulación mediática para mejorar su imagen pública en la República Checa. "Hace poco, la prensa publicó que la empresa Home Credit creó una red de políticos y periodistas para mejorar la imagen de China y organizar sesiones informativas para la oposición en el Ayuntamiento", denuncia.

El alcalde critica que esa empresa, propiedad de un grupo checo con intereses económicos en China, "influya en la opinión pública en favor de una dictadura comunista y financie a políticos". También recuerda que las autoridades checas ya advirtieron en 2018 sobre el peligro de seguridad que representa para la red de telefonía móvil 5G la presencia en el sector de empresas chinas como Huawei y ZTE, por sus especiales vínculos con el gobierno chino.

El Partido Pirata checo, que se define como liberal de centro, es actualmente la tercera fuerza en intención de voto en República Checa, con el 13,5 %. Los tres diputados que ganaron en las elecciones europeas de mayo, los 22 que tienen en el Parlamento checo y las docenas de concejales en todo el país, hacen de esta formación la más exitosa de la familia "política pirata" en Europa. 

 

904503

2020-02-17T12:57:41-05:00

article

2020-02-17T12:57:41-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional con información de EFE

El Mundo

La hermandad con China que Praga sacrificó por denuncias sobre violación a DD.HH.

83

12149

12232