La incómoda cercanía de Peña Nieto con Julión Álvarez, cantante acusado de auxiliar narcos

Luego de que EE. UU. sancionara a 21 ciudadanos y 42 empresas de México, otro escándalo se desató por una reciente fotografía del presidente mexicano con el artista de música popular, acusado de ser testaferro del capo Raúl Flores. Incluso, en redes sociales recordaron cuando hace dos años Peña Nieto lo puso como ejemplo para los jóvenes.

El presidente Enrique Peña Nieto y el cantante Julión Álvarez aparecieron hace dos días en una fotografía, subida a Instagram por el propio Peña Nieto, en la que además estaba el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco.EFE.

El informe del Departamento del Tesoro de EE. UU., revelado este miércoles, desencadenó un nuevo gran escándalo en México por los nombres que el organismo incluyó dentro de la red de narcotráfico de Raúl Flores Hernández, y su organización “Flores”. El nombre que más retumbó fue el de Rafael Márquez, capitán de “El Tri” (la selección de fútbol de México), quien según el trabajo conjunto de las autoridades de ambos países ha estado vinculado durante mucho tiempo con Flores Hernández y, además, ha sido testaferro para él y su organización delictiva. El otro nombre de la lista que sacudió el escenario político del país es el de Julión Álvarez, un exitoso cantante de música norteña, también señalado de auxiliar a "Flores".

>>> LEA: Rafa Márquez, capitán de la selección mexicana, en líos con el gobierno de Estados Unidos

Álvarez, de 34 años, es originario de Chiapas y hace solo dos días apareció en una fotografía con el presidente Enrique Peña Nieto, en la cuenta oficial del primer mandatario mexicano en Instagram. La postal fue captada durante una visita presidencial al estado de Chiapas, y este miércoles, luego de que el Departamento del Tesoro de EE. UU. reveló el documento, fue retirada sin explicaciones.

En la descripción de la fotografía, en la que también aparece el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y un guía de turismo, el presidente Peña Nieto escribió que era su primera visita al Cañón del Sumidero. Los cuatro aparecen con un salvavidas de color naranja y están a bordo de una embarcación durante su recorrido por el lugar.

Caprtura de pantalla de la publicación en el Instagram oficial de Enrique Peña Nieto. 

El revuelo por el encuentro fue tal que la Gobernación de Chiapas, en su página web, mantuvo la noticia de la visita de Peña Nieto -ilustrada con la fotografía- hasta hace algunas horas. Ahora, al intentar ingresar al documento, aparece que el enlace del contenido ya no existe.

En redes sociales, los mexicanos se mostraron tan sorprendidos como decepcionados por la vinculación del cantante de música popular a la lista de personas y empresas que han cooperado con el tráfico de drogas. Recordaron especialmente cuando, hace dos años, Peña Nieto destacó al artista como un ejemplo para la juventud mexicana.

“Muchas gracias, Julión, un joven talento de Chiapas. Un joven que ha destacado y ha representado a su tierra y me da mucho gusto que sea un gran ejemplo para la juventud mexicana”, exclamó el presidente en marzo de 2015, durante un encuentro sobre empleo en el estado.

De acuerdo con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el cantante de Chiapas, líder del grupo Julión Álvarez y su Norteño Banda, tiene una relación estrecha con "Flores", que data de hace más de diez años. En ese tiempo, según el organismo estadodunidense, Álvarez -así como el futbolista Rafael Márquez-  mantenían bienes a nombre de la organización criminal de Flores, que tiene operación en Jalisco y Ciudad de México, y ha suscrito alianzas estratégicas con los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, dos de los más activos y sanguinarios del país.

Julión Álvarez reaccionó rápidamente al informe de EE. UU. y pidió a sus seguidores que no se preocupen por las acusaciones de que es testaferro. Por medio de un video publicado en su cuenta oficial de Facebook le aseguró a su público que no tiene necesidad de trabajar con dineros ilícitos porque lo que tiene se lo debe a su profesión.

"Me ha costado muchísimo, lo poco o lo mucho que tengo me lo he ganado (...) Me he dedicado a hacer música, gracias a Dios no tengo la necesidad de muchas de las cosas que me están acusando", dijo Álvarez durante una defensa de unos cuatro minutos, en la que también especuló con la posibilidad de que los señalamientos se traten de "envidias, celos", o, incluso, tenga motivaciones políticas.

En cuanto a las empresas vinculadas con la red criminal, se trata de entes de diversas industrias (deporte, salud, restaurantes, bares, turismo, juegos de azar y música. Algunas de ellas son el Club Deportivo Morumbi, el Gran Casino de Guadalajara, Prosport & Salud Imagen, S.A. o Noryban Productions.  La mayoría de las 42 entidades designadas están registradas en el estado mexicano de Jalisco, y dos están matriculadas en el estado de Sinaloa.