Balance de la primera semana de cuarentena en Bogotá

hace 4 horas
Está en Argentina para el G20

La inmunidad “funcional” del príncipe saudita

El príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, llegó a Buenos Aires para participar en la cumbre del G20. Salman llegó el mismo día en que la justicia argentina debía evaluar si le abre una investigación a raíz de una denuncia presentada por el grupo de defensa de derechos humanos Human Rights Watch por el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi y también por crímenes de guerra en Yemen.

El príncipe Mohamed bin Salman llegó ayer a Buenos Aires. / AFP

El fiscal federal Ramiro González aseguró que pedirá en los próximos días al juez federal Ariel Lijo que solicite información a Yemen, a Arabia Saudita y a Turquía por el asesinato de Khashoggi, entre otros hechos, antes de decidir si el caso es competencia de la Justicia argentina.

Sin embargo, el vicecanciller argentino, Daniel Raimondi, le dijo al periódico Clarín que el heredero de la monarquía saudita goza de “inmunidad por el rol que está ejerciendo en calidad de representante de un Estado soberano y en esa calidad tiene inmunidad funcional”.

El jefe de Estado de Arabia Saudita es el rey Salman bin Abdul-Aziz Al Saud, padre de Mohamed bin Salman (MBS), quien hace las veces de representante internacional de la corona saudita. Por eso, explican, tiene inmunidad.

Y un detalle más, Arabia Saudita acogerá la reunión del G20 en 2020, en 2019 el turno será para Japón. El príncipe heredero, que venía cambiándole la cara al reino, acusado de ser uno de los más represivos y violador de derechos humanos, fue acusado por la CIA de haber ordenado el asesinato de Khashoggi. Según un informe realizado por la agencia de inteligencia estadounidense, el heredero saudí habría ordenado el asesinato del periodista en el consulado de su país en Estambul (Turquía), según informó el diario estadounidense The Washington Post, donde Khashoggi trabajaba como columnista. Ver más: ¿Quién es el príncipe heredero saudita?

Las revelaciones han complicado al príncipe que antes de llegar a Buenos Aires hizo una gira por cuatro países árabes. MBS fue a Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, dos de sus cercanos aliados, así como en Egipto; en Túnez tuvo que hacer frente a manifestaciones hostiles.

“El interrogante es saber quién, entre los dirigentes mundiales al G20, aceptará mostrarse con él públicamente”, subraya H. A. Hellyer, un investigador del Consejo del Atlántico, con sede en Washington, y del Royal United Services Institute de Londres.

“Las fotos de grupo son quizá inevitables, pero los dirigentes liberales y democráticos como los de Alemania y Canadá no querrán que se los vea dándole la mano”, le dijo a la AFP Bessma Momani, profesora de la Universidad de Waterloo en Canadá. Una cumbre borrascosa para el príncipe saudita.

 

826195

2018-11-28T21:00:00-05:00

article

2018-11-28T21:00:01-05:00

[email protected]

none

-Redacción Internacional

El Mundo

La inmunidad “funcional” del príncipe saudita

51

3346

3397