La marea negra en el mar de China triplicó su tamaño en solo cuatro días

El naufragio de "El Sanchi", un barco iraní que transportaba hidrocarburos livianos, causó la muerte de 32 marineros y amenaza con generar una catástrofe ecológica.

AFP

La marea negra causada por el naufragio de un petrolero iraní entre China y Japón aumenta rápidamente, contaminando más al mar de China oriental, donde desde hace décadas los ríos vierten desperdicios, indicaron este lunes las autoridades chinas.

La capa de hidrocarburos se triplicó en cuatro días, según las cifras del gobierno chino. Imágenes tomadas por satélite muestran cuatro capas en 332 kilómetros cuadrados, afirmó el domingo por la noche en un comunicado la Administración Nacional de los Océanos, que el miércoles registró una marea negra de 101 km2.

Vea también: Ni los rascacielos se ven por la contaminación en Hong Kong

Tres barcos de guardacostas se encontraban en el lugar el domingo por la noche para evaluar la catástrofe ecológica, según el mismo organismo.

"El Sanchi" que transportaba hidrocarburos livianos, se hundió el 14 de enero tras haberse incendiado durante una semana luego colisionar con un barco carguero a unos 300 kilómetros al este de Shanghái.

Treinta y dos marineros, 30 iraníes y dos bangladesíes, perecieron en la catástrofe. Solo tres cuerpos fueron recuperados.

"El Sanchi" yace ahora a 115 metros de profundidad. La cantidad de contaminantes eventualmente presentes en el barco no es conocida.

Le puede interesar: Groenlandia también se está descongelando por el calor al interior de la Tierra

El barco transportaba, cuando chocó, 111.000 toneladas de hidrocarburos ligeros, según el ministerio de Transportes, que mencionó inicialmente la cifra de 136.000 toneladas.

Además de su carga, "El Sanchi", que tenía bandera panameña, podía transportar también unas 1.000 toneladas de diesel para hacer funcionar las máquinas.

La marea negra se desplaza hacia el norte a causa de los vientos y las corrientes marinas, indicó la semana pasada la administración oceánica, amenazando potencialmente las costas surcoreanas y japonesas.

La zona afectada es importante para la reproducción de algunas especies de peces, crustáceos y calamares, según Greenpeace. Está también en un lugar donde pasan numerosos cetáceos migradores como la ballena gris o la ballena jorobada.

Lea también: ¿Por qué el ejército turco invadió Siria?

Pero los pescadores chinos más cercanos al lugar del accidente parecen resignados... "teniendo en cuenta que ya no hay mucho pescado en la región de todas maneras", como lo explica a la AFP Wang Junding, pescador de la isla de Zhoushan, en el sureste de Shanghái. 

"Nuestro recurso se está acabando", dice, y agrega que los pescadores de su región tomaron la costumbre de lanzar sus redes más al norte, hacia Corea.

Para Richard Steiner, especialista de mareas negras en Alaska, el nivel de contaminación del mar de China es tal que el naufragio del barco iraní no cambia mucho la situación.

"Cada día, mucha más contaminación llega al mar de China oriental proveniente del Yangtsé (el más largo río de China) y otros ríos, superior inclusive a la marea negrade "El Sanchi", dice a la AFP.

"A más largo plazo, el verdadero asunto para China será llegar a limpiar esta zona horriblemente contaminada", afirma Steiner.