La pelea por el destino de las monedas de la Fontana di Trevi

La ciudad de Roma y Cáritas, la organización de la Iglesia Católica que ayuda a los pobres, se enredaron en una controversia por las monedas que los turistas arrojan a la popular Fontana di Trevi.

Imagen de la Fontana di Trevi, uno de los monumentos que más turistas recibe.ACI Prensa

¿Sabe cuánto dinero pueden tirar los turistas en la Fontana di Trevi cada año? Cerca de 1,5 millones de euros. Y justo esa jugosa cifra fue la que sembró la discordia entre la ciudad de Roma y la Iglesia Católica.

Resulta que desde 2001, el alcalde de la ciudad, Francesco Rutelli, decidió donar todo el dinero que se recogía de la fuente a Cáritas, institución dependiente de la Iglesia Católica que se ocupa de los desfavorecidos.

Cada tres meses, Cáritas proporcionaba a la municipalidad un informe de cómo se habían gastado las monedas de la Fontana de Trevi: sobre todo para proporcionar refugio a las personas sin hogar, un comedor social y la creación de los emporios de solidaridad o supermercados gratuitos para los más pobres. Según Cáritas Roma, estos recursos suponían el 15 por ciento de su presupuestos.

Pero en 2017, otra ordenanza estipuló que el dinero recogido en la fuente debía ser gestinado directamente por el Ayuntamiento, lo que ya había provocado críticas y una primer aplazamiento de su puesta en marcha hasta 2019. 

El pasado 28 de diciembre, el Ayuntamiento de Roma volvió a postergar la aplicación de esta ordenanza hasta el 1 de abril de este año y se reavivó de nuevo la polémica.

Ver más: Ratas y ratones invanden la Fontana di Trevi

Según esta ordenanza, el uso de las monedas, que como tradición lanzan los turistas con el deseo de volver a visitar la Ciudad Eterna, estaría gestionado por la empresa municipalizada ACEA, que se ocupa de servicio de aguas de la capital y del mantenimiento de las fuentes monumentales de Roma y que era ya la encargada de recoger y limpiar la Fontana de Trevi. 

La alcaldesa subrayó al diario vaticano que nunca se ha planteado la posibilidad de "privar a Caritas de estos recursos" y destacó que la organización "desarrolla una labor importante para tantas personas necesitadas y para Roma, que quiere seguir siendo la capital de acogida de los más débiles".

Ver más: El palíndromo romano

Por ello, apuntó, la empresa ACEA será la responsable de recoger estas monedas y descontará el gasto de esta labor al total recuperado para entregar el resto a Caritas. 

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, selló la controversia. Prometió que destinará las monedas que se recaudan en la Fontana di Trevi y las del resto de sus fuentes a Cáritas, después de que el ente diocesano viera peligrar estos fondos con los que ayuda a los pobres. 

"Garantizo, yo, en primera persona, que no se le restará una sola contribución de esta administración. Sobre las monedas, confirmo que seguirán a disposición de las actividades caritativas del ente diocesano", afirmó Raggi, del antisistema Movimiento Cinco Estrellas, en declaraciones al diario vaticano "L'Osservatore Romano". 

 

834008

2019-01-14T17:22:49-05:00

article

2019-01-14T17:22:49-05:00

alagos_86

none

AGENCIAS

El Mundo

La pelea por el destino de las monedas de la Fontana di Trevi

62

3318

3380