Lo que necesita saber sobre la segunda Marcha de las Mujeres en Washington de este año

Noticias destacadas de El Mundo

La organización Women’s March convocó a una nueva manifestación para protestar contra la nominación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema de Estados Unidos. Estos son los detalles de la movilización.

La organización Womens’s March celebrará este sábado su segunda marcha del año en Estados Unidos con varios objetivos en su agenda: protestar contra la nominación de la jueza conservadora Amy Coney Barrett a la Corte Suprema, homenajear a la difunta magistrada Ruth Bader Ginsburg, uno de los íconos feministas más importantes en la historia del país, y movilizar a los ciudadanos para que voten en las elecciones presidenciales de este año. Esto es lo que necesita saber sobre esta gran movilización:

¿Cuándo?

La marcha se convocó para hoy, 17 de octubre, a través de los diferentes canales de redes que posee la organización Women’s March. Esta es la segunda movilización de este año. La primera se llevó a cabo el 18 de enero y contó con el apoyo de 180 ciudades que planificaron sus propias protestas. Sin embargo, la concentración más importante, como de costumbre, se dio en Washington D.C., donde cerca de 10.000 personas se reunieron para protestar contra la desigualdad de género y la violencia contra las mujeres. Esa marcha culminó con la interpretación del himno feminista chileno “Un violador en tu camino”.

¿Dónde?

La movilización del sábado inició en la Plaza Libertad en el 1455 de Pensilvania Avenue NW a las 11:00 a.m. (10:00 hora de Colombia). Desde este punto, miles de mujeres salieron hacia el National Mall en el centro de la capital estadounidense, en donde se tienen planeadas manifestaciones frente al Capitolio y el edificio de la Corte Suprema de Estados Unidos. Pero Washington no será el único escenario de las protestas: se espera que más de 200 marchas se desarrollen a lo largo y ancho del país.

¿Cuáles son los objetivos de la marcha?

Hay, por supuesto, reclamos que ya son costumbre en las movilizaciones de esta organización, como protestar por la desigualdad de género y la violencia contra la mujer. Pero en este caso, la marcha persigue tres objetivos puntuales:

  • Protestar contra la nominación de Amy Coney Barrett a la Corte Suprema: esta jueza de tendencia conservadora podría ocupar la vacante que dejó la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg en el máximo tribunal, lo que preocupa no solo a los colectivos feministas, sino a todos los defensores de los derechos humanos en el país. Barrett, nominada por el presidente Donald Trump, podría reversar algunos de los avances que han obtenido las mujeres en su lucha por el derecho al aborto y le daría un inmenso poder a los republicanos en casos debates como la continuidad del la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare) y en discusiones como la supresión de votantes en el país. Le recomendamos: Qué falta para que Amy Coney Barrett llegue a la Corte Suprema?
  • Homenajear a la jueza Ruth Bader Ginsburg: Ginsburg, quien falleció el 18 de septiembre de 2020 a los 87 años de edad, es apreciada por una gran porción de la ciudadanía por su lucha por la igualdad en el país. La movilización espera rendirle un sentido homenaje a la jueza frente al edificio de la Corte Suprema, donde sirvió por casi tres décadas.
  • Movilizar a los ciudadanos para que voten en las elecciones: aunque los estadounidenses han mostrado un gran entusiasmo por la actual carrera electoral, pues se han observado números récord tanto en el registro de votantes como en las votaciones anticipadas en varios estados, la marcha de hoy espera incentivar a los electores que faltan por involucrarse en esta emocionante campaña por la Casa Blanca.

¿Y el coronavirus?

Los organizadores de Women’s March han exigido a todos los manifestantes que porten tapabocas y que tomen medidas de distancia entre sí. La organización también pidió un permiso al Servicio Nacional de Parques Nacionales para poder desarrollar la marcha. Se espera que entre 6.000 y 10.000 ciudadanos se reúnan en la capital.

Por otro lado, se desalentó la asistencia de personas que viven en zonas donde hay un gran registro de casos positivos por coronavirus. Estas personas, sin embargo, podrán apoyar desde sus casas la gran “maratón de mensajes de texto”, un evento con el que se espera enviar 5 millones de mensajes de texto a votantes potenciales para incentivarlos a votar en las semanas que restan de carrera.

¿Qué efecto tienen estas marchas?

No subestimen el poder de estas marchas: en efecto, pueden llegar a tener un impacto en las urnas.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Pensilvania, la actividad de protesta sea liberal o conservadora ha disminuido o aumentado el respaldo a un candidato mostrando factores como la intensidad del descontento en un sector de la población y la vulnerabilidad de un funcionario titular para sostenerse en su cargo. El impacto también depende, según las investigaciones, del tamaño de la protesta. Entre más participantes, mayor será el efecto en la balanza.

Tomemos el ejemplo de 2018. En enero de ese año se observó un número récord de mujeres marchando en Estados Unidos en una de las convocatorias hechas por Women’s March exigiendo igualdad de género y bajo el lema “Poder para las urnas”, el cual tenía un objetivo de acción política que era registrarse para votar en las elecciones de medio término. Se estima que más de dos millones y medio de personas participaron en concentraciones en más de 400 lugares del país, incluidas 38 capitales estatales.

En septiembre de ese año, cuando llegaron las elecciones, se vieron los efectos de esa importante movilización política: 117 mujeres ganaron un escaño en el Congreso, una cifra récord para el país. Además, gracias a otras movilizaciones, como la de “Black Lives Matter” y de otros manifestantes que iban en contra de las políticas del presidente de turno, los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes.

En 2020 se está viendo un fenómeno similar al de 2018, en cuanto al objetivo de acción política en las urnas. El asesinato de George Floyd, el pasado 25 de mayo, revivió el movimiento “Black Lives Matter” en el país. Se estima que entre 15 y 26 millones de personas en Estados Unidos participaron en manifestaciones en las semanas posteriores a la muerte de Floyd. Pero el movimiento no se quedó en las calles, sino que significó un incremento en el registro de votantes demócratas, así como más donaciones para grupos vinculados a este partido para apoyar las carreras tanto por la presidencia como por el Congreso.

Le recomendamos: Las protestas que han cambiado elecciones en Estados Unidos

Comparte en redes: