La UE se dispone a rechazar la prórroga del Brexit hasta el 30 de junio

Cansados de la polémica que ha desatado el Brexit, los socios de la Unión Europea se disponen a votar este jueves la solicitud para extender el límite de la salida del Reino Unido de la comunidad, a ocho días de cumplirse el plazo inicial.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, defenderá ante los socios de la Unión Europea un aplazamiento para el Brexit, pues al acercarse la fecha límite, todavía no ha conseguido la aprobación del Parlamento británico a su plan.AFP

A ocho días del plazo límite del Brexit, la primera ministra británica, Theresa May, defiende este jueves ante la Unión Europea su pedido de aplazar tres meses la marcha de Reino Unido de una a comunidad. Se rumora que los 27 socios europeos, entre tanto, se disponen a rechazar su pedido de prorrogar el Brexit hasta el 30 de junio, abogando por limitarlo al inicio de las elecciones europeas de finales de mayo, indicaron este jueves fuentes diplomáticas.

“Una mayoría dijo no al 30 de junio”, ya que el objetivo es “no crear un conflicto con las elecciones europeas”, dijo una fuente diplomática, sobre el resultado de una reunión de embajadores de los 27 países europeos en Bruselas.

El miércoles, la primera ministra británica, Theresa May, había solicitado por carta a sus socios una extensión del divorcio, previsto dentro de ocho días, hasta el 30 de junio, con el objetivo de que su Parlamento apruebe el acuerdo del Brexit. Pero, como reconoció horas después el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que condicionó acordar una prórroga corta a la aprobación del acuerdo del Brexit, esa fecha "plantea preguntas de carácter jurídico y político".

“Una prórroga corta sí es posible”, aseguró la víspera Tusk.

Más explícita, la Comisión Europea, en un documento interno, recomendó que la prórroga corta debería terminar el 23 de mayo, al inicio de las elecciones europeas, al advertir de “graves riesgos jurídicos y políticos”. Los europeos quieren evitar las dudas sobre qué pasaría si Reino Unido sigue siendo miembro del bloque el 2 de julio, cuando arranque la próxima legislatura en la Eurocámara, y no ha escogido a sus eurodiputados.

Aunque los servicios jurídicos de la Eurocámara consideran que, en ese escenario, su constitución y sus decisiones serían "válidas", la Unión Europea prefiere limitar la incertidumbre, máxime cuando la Cámara de los Comunes ya rechazó dos veces el acuerdo.

“La cuestión de la fecha será una decisión de los jefes de Estado y de gobierno, pero la orientación es de limitar la prórroga solicitada, en caso de aprobación del acuerdo de salida, al 22 de mayo”, según un diplomático.

Otra fuente diplomática aseguró que algunos embajadores querían “una extensión muy corta hasta abril”, pero “una gran mayoría coincidió en las fechas del 22 o el 23 de mayo, porque legalmente es más clara”.

Los mandatarios europeos deben discutir sobre la solicitud en una cumbre de dos días a partir de este jueves en Bruselas, si bien la canciller alemana, Angela Merkel, no descartó este jueves una nueva cumbre la próxima semana.

"Si la próxima semana no hay votación, o un voto positivo del parlamento británico, habrá que ver si se reúne otra vez el Consejo europeo antes del 29 de marzo" declaró este jueves por la mañana Merkel ante el Bundestag.

El tiempo apremia cada vez más. Reino Unido debe convertirse el 29 de marzo en el primer país en abandonar el bloque en seis décadas de proyecto europeo, tal y como decidieron los británicos en un referéndum en junio de 2016. En los últimos días, sin embargo, apareció un nuevo escollo. El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, indicó que la primera ministra británica no podía proponer de nuevo la “misma propuesta” de acuerdo de divorcio sin cambios “sustanciales”, y la Unión Europea no ha dado muestras de querer negociar como busca el Parlamento británico. Le recomendamos: Los que están detrás del infierno de Theresa May

Los europeos, en este contexto, esperan de May garantías de que “una mayoría democrática en el Reino Unido” apoya el contenido de su carta, según un diplomático europeo, antes de decidir sobre la prórroga y su eventual duración.

Una petición al Gobierno británico que pide revocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa y que el Reino Unido permanezca en la Unión Europea alcanzó este jueves las 739.675 firmas. La solicitud, que pueden firmar ciudadanos británicos y personas residentes en el Reino Unido, está disponible en la página web del Parlamento británico.

“El Gobierno afirma repetidamente que salir de la UE es la voluntad del pueblo”, escribió la organizadora de la petición, Margaret Anne Georgiadou. “Necesitamos poner fin a esta afirmación demostrando la fuerza que tiene ahora el apoyo público a permanecer en la Unión Europea. Puede ser que no se dé un voto popular, así que vote ahora”, agrega el texto.

Según el reglamento de peticiones públicas al Gobierno y al Parlamento a través de Internet, las que alcancen más de 10.000 firmas recibirán una respuesta del Ejecutivo, mientras que aquellas que superen las 100.000 serán consideradas para ser debatidas.

Francia, uno de los países más exigentes con Londres, advirtió que rechazará su petición si la primera ministra no presenta “garantías suficientes sobre la credibilidad de su estrategia”, según el canciller Jean-Yves Le Drian. Le puede interesar: ¿Por qué el afán de la UE para resolver el Brexit? 

En un aparente intento de conciliar posiciones entre los países del bloque, el presidente del Consejo Europeo dijo esperar que los mandatarios adopten en la cumbre en Bruselas su plan con condiciones, que podría formalizarse más tarde por escrito.

“Aunque la esperanza de éxito final pueda parecer frágil, incluso ilusoria, y aunque la fatiga del Brexit sea cada vez más visible y justificada, no podemos abandonar la búsqueda -hasta el último momento- de una solución positiva”, dijo Tusk.

Las fuentes diplomáticas consultadas en Bruselas descartan sin embargo una “decisión” clara en la cumbre, y hablan más bien de "indicaciones sobre lo que los 27 están dispuestos a acordar en caso de voto positivo", según un diplomático europeo.

¿30 de junio?

La Unión Europea reduce el abanico de opciones de prórroga a dos: el 23 de mayo o una más larga al 30 de junio y “al menos hasta finales de 2019”, que implique la convocatoria de las elecciones europeas en el Reino Unido.

Pero el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, ya advirtió el martes que una prórroga "larga" también debe estar justificada y debería estar vinculada a "un acontecimiento o un proceso político nuevos" en el Reino Unido.

Barnier recibe este jueves en Bruselas al jefe de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, cuyo partido ha defendido la permanencia de Reino Unido en una unión aduanera con la UE, contra la opinión de los Conservadores de May.

 

846089

2019-03-21T08:42:51-05:00

article

2019-03-21T08:42:51-05:00

cgomez_250775

none

Redacción agencias

El Mundo

La UE se dispone a rechazar la prórroga del Brexit hasta el 30 de junio

72

8544

8616