La visita sorpresa del vicepresidente de EE.UU. a Afganistán

Mike Pence es el responsable de más alto rango de la administración Trump en viajar al país.

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, con el General Nick Nicholson, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán. AFP

El vicepresidente estadounidense Mike Pence llegó este jueves a Afganistán y se reunió con el presidente afgano Ashraf Ghani.

Pence es el responsable de más alto rango de la administración Trump en viajar al país. Llegó en un avión de la fuerza aérea a la base de Bagram, donde dio las gracias a los alrededor de 15.000 soldados acantonados en ella.

La visita se ha desarrollado en el más absoluto secreto.

(Le puede interesar: La historia no está a favor de Trump en Afganistán)

Estados Unidos está implicado desde hace 17 años en el conflicto afgano, por el que la opinión pública estadounidense se interesa cada vez menos.

La visita de Pence está destinada a proyectar los focos en las fuerzas estadounidenses antes de las fiestas de fin de año.
Mike Pence viajó en helicóptero de la base de Bagram a Kabul, donde mantuvo un encuentro con el presidente Ghani y con el jefe del gobierno Abdulá Abdulá. Washington cuenta con ellos para ayudarle a reconstruir el país tras años de guerra.

"Hemos recorrido juntos un largo camino (...) Hicimos muchos sacrificios" pero "estamos aquí para llegar hasta el final", afirmó Pence.

En noviembre, el general John Nicholson, a la cabeza de las tropas de Estados Unidos y de la OTAN en Afganistán, abogó por el envío de más tropas estadounidenses al frente para apoyar a las afganas en su lucha contra los talibanes.

La nueva estrategia del presidente estadounidense Donald Trump para Afganistán, revelada en agosto, condujo a un aumento de los bombardeos aéreos y al envío de alrededor de 3.000 militares como refuerzo.