El Espectador le explica

Las claves de la crisis que viven más de 3.000 venezolanos en la frontera colombo-venezolana

Noticias destacadas de El Mundo

Los operativos militares en Venezuela contra disidencias de las FARC dejan hasta el momento miles de personas desplazadas. Colombia ha estado ofreciendo albergues frente a una nueva crisis para los venezolanos. Esto es lo que debe saber del caso.

Más de 3.000 personas han llegado a Colombia huyendo de los combates que libran desde el fin de semana la Fuerza Armada de Venezuela y una facción disidente de la extinta guerrilla de las FARC, según un nuevo balance oficial difundido el miércoles por las autoridades colombianas. Estas son las clave del caso.

¿Qué pasó?

El pasado fin de semana las autoridades colombianas alertaron sobre enfrentamientos en la frontera colombo-venezolana. El alcalde del municipio de Arauquita, Etelivar Torres aseguró: “Según información de la población, hay diversas detonaciones por parte de la Fuerza Aérea Venezolana y esto ha generado mucha zozobra y miedo en la población colombiana y venezolana”.

Puede leer: Oposición venezolana acusa a Gobierno de usar la FANB para defender guerrilla

A través de un comunicado, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) afirmó que “se sostuvieron enfrentamientos con grupos irregulares armados colombianos en el sector La Coromoto, parroquia Rafael Urdaneta del municipio José Antonio Páez, estado Apure. Fue neutralizado uno de los líderes conocido como alias el Nando”. El tema no es de poca monta, teniendo en cuenta que el combate dejó 32 capturados, seis campamentos destruidos y dos oficiales fallecidos, además de 11 militares heridos.

Una crisis para cientos de familias

Los hechos desembocaron en el desplazamiento de más de 3.000 personas que vivían en territorio venezolano hacia Colombia, específicamente hacia Arauquita, en el estado de Arauca. “Desde el domingo en la madrugada hemos empezado a presenciar en el municipio de Arauquita un desplazamiento masivo de población huyendo (...) de los bombardeos que se han dado al otro lado de la frontera”, dijo Lucas Gómez, delegado presidencial para el control de las fronteras.

“El día lunes festivo ya teníamos alrededor de unas mil personas y ayer se incrementó y llegamos a una cifra de 3.100”, añadió a Blu Radio. De acuerdo al funcionario, el éxodo podría aumentar, pues en la noche del martes “hubo grandes enfrentamientos entre lo que puede ser un batallón de la guardia venezolana y disidencias de las FARC” que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016.

Además, Migración Colombia afirmó en un comunicado: “De acuerdo con la Directora de la Regional Orinoquía de Migración Colombia, Loida Nieves, los extranjeros, que harían parte de más de 780 núcleos familiares, habrían ingresado al país, pese al cierre de frontera, por los sectores conocidos como Barrio Santo, la Finca Don Ramón, El Troncal, el barrio Carretero, Bocas del Juju, el Alcaraván y la vereda Campo Alegre”.

Reacciones en Venezuela

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, aprovechó para culpar al gobierno de Nicolás Maduro no solo por la muerte de los dos militares, sino por las miles de personas desplazadas. “Mientras Maduro siga usurpando el poder, junto a una estructura criminal que encabeza, lamentablemente, habrá más dolor y venezolanos huyendo, como los 3.100 de estas horas”, escribió Guaidó en su cuenta de Twitter.

Le recomendamos: El plan de Maduro contra grupos irregulares de Colombia en Venezuela

En opinión de Guaidó, “lo que ocurre en Apure es la mayor evidencia” de una denuncia que ha repetido en varias ocasiones, que Maduro ha hecho del territorio venezolano “un santuario para grupos irregulares armados que actúan ante la mirada cómplice de parte de la Fuerza Armada”.

Por eso, subrayó que los venezolanos no quieren en su país a miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), ni de las disidencias de las FARC. “Los venezolanos no queremos a las FARC ni al ELN en Venezuela. Colombia puede contar con el Gobierno Legítimo para colaborar en su expulsión del territorio y que se presenten ante la justicia. Somos naciones hermanas unidas contra el terrorismo”, subrayó .

Llamado internacional

El Comité Internacional de la Cruz Roja se pronunció y aseguró que la pandemia empeoró la situación humanitaria en varios puntos de Colombia donde grupos armados mantienen vivo el conflicto tras el pacto de paz con la extinta guerrilla de las FARC en 2016.

La principal preocupación del organismo internacional “es el crecimiento de las consecuencias humanitarias ligadas a los conflictos armados que afectan al país”, dijo Lorenzo Caraffi, jefe de la delegación local del CICR. En declaraciones a la AFP en el marco de la presentación del informe de 2020, el funcionario remarcó que después del acuerdo de paz Colombia enfrenta un “aumento de las consecuencias humanitarias” en los frentes que el gobierno tiene abiertos con guerrillas y cuerpos armados del narcotráfico.

Para el CICR, el país tiene abiertos conflictos con cinco organizaciones irregulares que afectaron sensiblemente a la población civil en el año de la pandemia. A las disputas por los territorios se suman choques con fuerzas del Estado.

Comparte en redes: