Las claves del aumento de tensión entre Turquía y Rusia en el conflicto sirio

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió este miércoles que atacará a las tropas sirias en todo el país si sus posiciones militares, apostadas en la región de Idlib, son de nuevo agredidas. Rusia fue acusada por el mandatario de haber perpetrado múltiples masacres.

En los últimos días, Turquía reforzó significativamente su presencia militar en Idlib.EFE

Los enfrentamientos en Siria se han intensificado en las últimas semanas, aumentando la complejidad del conflicto con cada día que pasa. A pesar del acuerdo de distensión entre Ankara y Moscú, Damasco lleva a cabo una ofensiva allí desde hace varios meses, con apoyo aéreo ruso. En una semana han muerto 14 soldados turcos y lo único que ha generado esto son críticas mutuas entre Turquía y Rusia. 

En un ácido discurso este miércoles en Ankara, Erdogan amenazó con "atacar al régimen en toda" Siria si hay nuevas ofensivas contra sus fuerzas en Idlib. Asimismo, reiteró su ultimátum al gobierno instándolo a retirarse de ciertas posiciones en Idlib antes de fines de febrero, amenazando con hacer "todo lo necesario por tierra y aire" para lograrlo.

Le puede interesar: Por cada día de guerra en Siria hubo al menos 115 muertos durante los últimos nueve años

¿Qué ocurrió?

 

En los últimos días, Turquía reforzó significativamente su presencia militar en Idlib, donde en las últimas semanas el régimen y Rusia lograron éxitos militares ante grupos rebeldes y yihadistas.

Según la prensa turca, Ankara desplegó más de mil vehículos en esta provincia en dos días. Este miércoles, un reportero de la AFP vio un convoy de blindados turcos llegando a la ciudad de Binnish (al noroeste de Idlib).

Tensiones Ankara-Moscú 

 

La violencia le preocupa a Turquía por un motivo, y es el de los refugiados. Entre más se acerque el conflicto a la frontera, más personas intentarán huir de Siria hacia tierras turcas, que actualmente acoge a cerca de 3.700.000 refugiados. 

Así, el aumento de tensiones en Idlib erosiona el acuerdo Rusia-Turquía que, a pesar de sus intereses contrarios en Siria, han reforzado su cooperación desde 2016. Fruto de esta asociación y las buenas relaciones entre Erdogan y su par ruso, Vladimir Putin, fue que Ankara y Moscú apadrinasen en 2018 un acuerdo para el cese de la violencia en Idlib.

Rompiendo con su tradicional prudencia tratándose de Rusia, Erdogan la acusó de perpetrar "masacres" de civiles en Idlib junto a tropas del régimen, denunciando promesas que no son respetadas. "Los aviones que bombardean a la población civil en Idlib ya no podrán llevar a cabo las acciones tranquilamente como antes", afirmó Erdogan, sin precisar los medios que empleará con este fin.

Ver más: Diez datos para entender el origen de la guerra en Siria

Rusia responde

 

Por su parte, Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, acusó a Ankara de no hacer nada para neutralizar a los terroristas en Idlib, situación que considera "inaceptable". Último bastión de la oposición a Asad tras unos nueve años de conflicto con más de 380.000 muertos y millones de refugiados, Idlib está controlada por grupos yihadistas.

Damasco y Moscú afirman combatir a "terroristas", pero Erdogan las acusa de atacar "mayoritariamente a civiles" para empujarlos hacia la frontera turca. Aún así, Ankara enviará los próximos días una delegación a Moscú para tratar sobre Idlib.

904273

2020-02-12T11:14:07-05:00

article

2020-02-12T11:15:36-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional con información de agencias

El Mundo

Las claves del aumento de tensión entre Turquía y Rusia en el conflicto sirio

79

3781

3860