Las claves del indulto a Fujimori, que divide a los peruanos

El presidente peruano Pedro Pablo Kucyinski justificó el indulto concedido al expresidente Alberto Fujimori alegando que ayudará a reconciliar al país, pero el objetivo parece ser salvar su propio mandato. Las siguientes son algunas claves del contexto del indulto:

Manifestantes participan con banderas y pancartas durante una marcha contra el indulto otorgado al expresidente Alberto Fujimori.EFE

Legado con puntos blancos y negros

Alberto Fujimori, un profesor universitario elegido democráticamente presidente de Perú en 1990, dio un "autogolpe" en abril de 1992 con apoyo de las fuerzas armadas, clausurando el Congreso y la Corte Suprema. Fue reelegido sin sobresaltos en 1995.

Seis meses después de una cuestionada segunda reelección en 2000, Fujimori se marchó a Japón -la tierra de sus padres-, desde donde envió un fax con su renuncia, el 19 de noviembre. Dos días después, el Congreso aprobó su destitución por "incapacidad moral". Sus últimos meses en el poder habían sido muy complicados por el escándalo del espionaje de su asesor Vladimiro Montesinos.

Sin embargo, hasta hoy muchos peruanos valoran su gestión y destacan que logró la estabilización económica después de la crisis bajo el primer gobierno de Alan García (1985-1990) y derrotó a las guerrillas de Sendero Luminoso y del MRTA.

 

Condena por masacres y secuestros

 

Desde Japón Fumimori viajó en 2005 a Chile, desde donde fue extraditado a Perú en septiembre de 2007.

Fue juzgado y en abril de 2009 fue sentenciado a 25 años de cárcel por dos matanzas perpetradas por escuadrones de la muerte del ejército en "Barrios Altos" (15 muertos, incluido un niño) y "La Cantuta" (nueve muertos), así como por los secuestros de un periodista y un empresario.

 

Presidente débil, oposición fuerte

 

El presidente Kuczynski dijo que el indulto buscaba evitar que Fujimori muera en prisión, pero muchos dudan de su explicación.

Kuczynski ganó por corta distancia el balotaje de las elecciones de 2016 ante Keiko Fujimori, la hija de Alberto, cuyo partido Fuerza Popular consiguió mayoría absoluta en el Congreso y ha mantenido contra las cuerdas al presidente desde el mismo día en que asumió.

Fuerza Popular y partidos minoritarios izquierda lanzaron el procedimiento de destitución de Kuczynski, por mentir al declarar respecto a millonarias asesorías que había prestado a la cuestionada constructora brasileña Odebrecht.

Con reducido apoyo en el Congreso, se estimaba que la moción de destitución iba a ser aprobada, pero fue sorpresivamente rechazada y el mandatario retuvo su puesto. La abstención de 10 legisladores de Fuerza Popular, incluido Kenji Fujimori, el hijo menor del expresidente, fue crucial para que Kuczynski se salvara.

 

¿Miente Kuczynski?

 

La defensa de Fujimori venía pidiendo desde hacía tiempo el indulto por razones de salud, pero sin éxito.

Por ello, muchos peruanos creen que el indulto fue parte de una negociación reservada con el fujimorismo.

Además, el indulto reforzó la sensación de que Kuczynski miente a sus compatriotas, pues durante dos años negó todo lazo con Odebrecht hasta que fue desmentido por la propia empresa, y porque varias veces había dicho que no concedería el perdón a Fujimori.

"Kuczynski tiene sí una atenuante en las circunstancias en las que decidió violar su palabra y dar el  indulto: o aceptaba darlo u hoy no sería el presidente", dijo en su editorial el diario El Comercio, el más influyente de Perú, agregando que "tienen razón todos los que piensan que Kuczynski miente".

El indulto cosechó el rechazo no sólo de familiares de las víctimas y de organismos de derechos humanos, sino también de aliados del mandatario: tres legisladores renunciaron al partido gobernante y se anticipan más dimisiones en el seno del gobierno.

 

últimas noticias